El Hallowen en Tokyo – una jungla grotesca

01 / 11 / 2015
POR Julia Coma

lulia_coma-tokyo_halloween

A pesar de que ya no me giro cuando veo pasar una niña andando como una muñeca de trapo y vestida como un pastel, en la fiesta Halloween que se celebró ayer en Shibuya llegué a lo que denominaría “mi saturación freak”.

lulia_coma-tokyo_halloween_8

Por la tarde salí de casa vestida de negro con unas orejitas de gato, la cámara colgada del hombro y  tarareando la canción de The Nightmare Before Christmas una y otra vez. En la calle, lo primero que encontré fue un niño disfrazado de calabaza y un super-héroe no identificado corriendo detrás suyo gritando como un Samurái, algo fugaz y un tanto surrealista para empezar, pero estaba lista para más, o eso creía.

lulia_coma-tokyo_halloween_2

Cuando llegué al cruce de Shibuya me di cuenta que mis esfuerzos de integración estética no habían sido suficientes. Era un simple gato entre chicos travestidos al estilo manga, personajes de ficción, peluches gigantes y un sin fin de putones zoombie kawaii adornadas con mucho tul, mucho lycra y maquillaje imposible.

lulia_coma-tokyo_halloween_7

lulia_coma-tokyo_halloween_5

Me sumergí entre la masa durante horas, preguntádome si aquello era real, luego se hizo de noche y la cosa fue a más y aunque principalmente fui allí como una simple visitante del zoo, la verdad es que disfruté del grotesco carnaval del “terror”, que finalmente terminó con el cierre del metro.

lulia_coma-tokyo_halloween_3

lulia_coma-tokyo_halloween_4

Y así empieza mi noviembre, bebiendo melon soda a las doce de la noche, andando entre bares camino a casa, rodeada de gente, con mis orejas puntiagudas y algunas imágenes en la cámara.

lulia_coma-tokyo_halloween_6