El estreno (con polémica) del documental sobre M.I.A

26 / 02 / 2018
POR Natalia García

Lo que iba a ser una mirada al backstage, se ha convertido en una exploración íntima de su identidad personal y su personalidad artística, lo que a ella no parece hacerle muy feliz.

 

Mathangi “Maya” en el documental MATANGI / MAYA / M.I.A. by Steve Loveridge

 
Desde que comenzó a grabarse hasta que hemos podido ver las primeras imágenes en  su paso por Sundance, donde se hizo con el Premio Especial del Jurado, muchas han sido las especulaciones de los fans sobre cómo sería la historia sobre la cantante y artista Maya Arulpragasam (más conocida como M.I.A.). Ahora, la proyección del film ha recaído en el Festival Internacional de Cine de Berlín, o lo que es lo mismo, la Berlinale. El documental  se presentó con la presencia de la artista y el director, Stephen Loveridge, amigo de la cantante. Lo que en 2011 iba a ser una mirada al backstage de su última gira se ha convertido siete años después en una exploración íntima de su creación identitaria y una oportunidad excepcional de contextualizar su trabajo musical.

Maya conoció a Steve en Central Saint Martins en 1998. Ambos estudiaron bellas artes, cine y video y desarrollaron una amistad a través y más allá de su título. En 2011, Maya le dio a Steve 700 horas de filmación de su vida en su mayoría documentales, y acordaron que haría una película al respecto. Desde entonces  solo ha habido silencio e incertidumbre en cuanto a lo que la película sería alguna vez. Después de que Loveridge afirmara que “preferiría morir” que terminar la película a principios de 2013, antes de prometer un final en 2014 y luego solo anunciar el lanzamiento oficial en noviembre pasado, es un milagro que la película se haya realizado.

El pasado noviembre Loverdige pareció calmar sus ánimos: “Este documental definitivamente sucederá, lo he estado editando en Tottenham Court Road. No me he enojado con Maya. A menudo ella es una persona complicada con la cual trabajar y de vez en cuando nos peleamos pero para el documental ella lo ha hecho muy bien”, dijo en entrevista con NME. Por su parte, Maya dijo a FACT que no estaba “segura de lo que estaba pasando con su documental”, y que no había hablado con Loveridge en años. Finalmente, el documental vió la luz en Sundance.

Los espectadores que deseen conocer el caleidoscopio sónico y visual de la carrera de M.I.A. pueden sentirse decepcionados. Mientras que el video musical de ‘Borders’ cierra la película, la narrativa solo concede a los infecciosos e icónicos ‘Paper Planes’ 40 minutos, y lo hace de manera breve. En cambio, Loveridge recupera capas del maquillaje emocional de Maya, desde su relación distante con su padre, cofundador del Movimiento de Resistencia Tamil, hasta el incesante conflicto con la prensa estadounidense en torno a su abierta agenda política.

“No lo digerí por completo”, revela Maya en la conferencia de prensa en Berlín, “Lo he visto una vez y media y realmente no he hablado con Steve desde Sundance”. Ella admite esto mientras está sentada junto a él. Cuando se le preguntó por qué regaló su metraje a otra persona, a pesar de su propia experiencia como documentalista y realizadora experimental, dice, sin mirarlo: “No pensé que esta sería la película. Steve llegó e hizo lo que hizo en el documental”. Pero después de algunas preguntas, ella lo mira cuidadosamente y asiente: “Tengo que tratarlo como terapia gratuita. Estoy demasiado cansada para llevarte a un tribunal”.