Furious Monkey House, un juego de niños

10 / 02 / 2016
POR Marisa Fatás

Furious Monkey House son cinco niños y un mono furioso de Pontevedra. Juntos han montado una de las bandas de pop rock guitarrero que más está sonando en los últimos tiempos y su primer disco, Run, grabado en el mítico Abbey Road, se está colando en algunas de las listas más selectas.

 
fmh_web_3-600x399
 
Carlota toca la batería, Amaya las teclas y los sintes, Irene y Manu la guitarra, Mariña es la voz cantante y un Mono furioso se encarga del bajo. Precisamente este último, profesor de música de todos ellos, les animó hace ahora dos años a montar Furious Monkey House.

Cuando les preguntas por su historia, en seguida surgen palabras como voluntad, esfuerzo (físico y mental), agobio, miedo o nervios. Supone una gran dedicación ya que, a las clases del colegio se le suman las habituales de música y los ensayos durante las tardes de domingo. Y es con toda esa responsabilidad y entrega con las que tienen que lidiar cuando se suben al escenario a defender ante cientos de persona las 11 canciones de su disco Run (Esmerarte, 2015). Sin embargo, son el disfrute y la diversión las que acaban coronando todo un proceso de automotivación que siempre encuentra su recompensa.
 

 
Todos los componentes del grupo llevan bastante tiempo estudiando música. La que más, Carlota. Cuando comenzó, hace ya seis años, no llegaba a los platos y ahora toca la batería de un modo envidiable. Y, aunque para grabar el disco han debido centrarse en un solo instrumento, en las clases se iban rotando para desarrollar con cada uno de ellos diferentes habilidades. El mono (al que, para humanizarlo, llaman Gonzalo) nos explica que “para trabajar la armonía el piano es muy visual, para desarrollar el ritmo la batería es la jefa y la guitarra te permite practicar diferentes aspectos al mismo tiempo, como tocar y cantar”.

En cuanto a la parte creativa, Mariña cuenta que las canciones las componen entre todos “Hablamos de un tema o partimos de un título y mezclamos ficción y realidad. Por ejemplo, When I’m sleeping partió de una pesadilla de zombies que nos contó Carlota”. Escuchan música variada y sus referencias a bandas como Nirvana, Píxies, Cardigans o Smashing Pumpkins remiten a los 90, pero si les preguntas por su propia personalidad como grupo, Mariña no duda un momento en definirla como “Nuestra”. “Es pop guitarrero que tiene un pedacito de nosotros, todo nuestro esfuerzo”, afirma contundente.

Para grabar parte del disco viajaron al legendario estudio Abbey Road de Londres (la otra en Planta Sónica, Vigo). Ellos definen la experiencia como “increíble”. No solo porque pudieron pasar unos días juntos fuera de casa, sino porque Amaya pudo tocar un piano por el que pasaron las manos de John Lennon, por ejemplo. También una mesa de mezclas más grande que todos ellos juntos y a la que no pudieron evitar usar como fondo de algún selfie, como hizo Gonzalo.
 
PON2310P10F2
 
Y luego está el hecho de tocar en directo delante de tanta gente. Se generan muchos nervios, una mezcla de sentimientos. “Cada uno los expresa de una manera. Unos gritan y corren, otros se sientan y respiran. O pegan a Manu para desahogarse o a el Mono Furioso”, bromea Mariña. En cualquier caso, dicen que ver a todas esas personas les hace felices, les aporta satisfacción y les hace pensar: “Cuánto vamos a hacer disfrutar y qué bien que lo vamos a pasar encima del escenario”.

Todos destacan la disciplina y el autoconocimiento que se adquiere a través del trabajo constante. “Cuando no me sale algo me pongo nerviosa. No me gusta esa sensación, pero he aprendido que, cuanto más me agobio, más tengo que organizarme”, explica Irene y, como dice Mariña, “Las ganas de hacer algo, están ante todo. Es así como se consiguen las cosas y, además, la forma de encontrar la diversión continua”. El Mono Furioso, que por edad es el más sabio de todos, añade que “la mejor lección aprendida es la relación directa entre el esfuerzo y la recompensa. También el hecho de estar involucrado en un equipo. Y, sobre todo, que si te ves perdido, lo mejor es enfocarte, focalizarte e ir a por un objetivo.”

Y de tanto concentrarse en disfrutar y superarse a sí mismos casi no se han dado ni cuenta de que han vendido todas las entradas para el concierto de este sábado 13 en el Teatro Lara de Madrid. Lo bueno es que el 4 de marzo estarán tocando en el Teatro Colón de A Coruña.
 
 

+ info

www.furiousmonkeyhouse.com

www.promosinfronteras.es