Gucci y su exposición sobre la copia

24 / 04 / 2018
POR Irati González

¿La originalidad está sobrevalorada? Alessandro Michele, convencido de que sí, se alía con el artista Maurizio Cattelan en un homenaje a la imitación.
 

 
En un mundo en el que las imágenes nos rodean permanentemente, los límites entre la realidad y la ficción parecen estar difuminándose. Esta dualidad hace que empecemos a cuestionarnos todo y que no sepamos diferenciar algo original de su imitación. Tras esta idea se esconde The Artist is Present, una exposición en la que el director creativo de Gucci, Alessandro Michele y su cómplice, Maurizio Cattelan, reúnen el trabajo de artistas que proponen la copia como paradigma de la cultura global.

El proyecto explora la posibilidad de alcanzar la originalidad mediante el acto de la repetición y cómo las obras originales pueden perdurar en el tiempo a través de sus copias. Todo esto lleva a una inmersión física en el terreno de la imitación, donde han desaparecido los valores centrales que solían identificarse con una obra de arte en el mundo occidental, como la originalidad, la expresión, la intención, la expresión y la autoría.
 
 
The Artist is Present es la historia de un sueño. Uno lleno de antiguos retratos, cabezas de mármol romano, cofres dorados llenos de manos y corazones de zombis, alfombras de flores y tapices coloridos, dragones bebé y calaveras de criaturas desconocidas. Todo esto podría ser fácilmente uno de los desfiles de Gucci, pero realmente es el sueño de su director creativo. Dentro del mismo, conoce a Cattelan. Que sueña que deambula por Shanghái en busca de inspiración.

Ciudad que precisamente es bautizada como la cuna de la copia y la imitación, y que resulta el escenario perfecto para inaugurar la exposición el próximo 10 de octubre. Y es que, ¿qué es un sueño, sino una realidad?
 




www.gucci.com