Hablamos con The Stoat sobre su colección retrofuturista latina

28 / 09 / 2017
POR Macarena Bastida

Siluetas de los 50, ropa latina tradicional y conspiraciones alienígenas inspiran la colección primavera-verano 2018

Tejidos nobles en siluetas inspiradas en finales de los 50 dominadas por la decadencia de los 60 acapararon la escena en la presentación de We are not alone, la colección primavera-verano 2018 de The Stoat. Cortes típicos de la ropa latina tradicional, que a su vez tienen raíces en la moda europea clásica, se mezclaron con elementos gráficos inspirados en el arte precolombino en cada una de las propuestas. A todo esto se le suma una estética que va entre lo antiguo y lo moderno como sugieren las conspiraciones alienígenas que se desarrollaban en la cultura Maya. Renato y Carlos se han basado en todos estos elementos y en su saber hacer de la ropa clásica “para crear un balance estético entre lo clásico, lo actual y lo futuro. Para nosotros el pasado y el futuro siempre estarán unidos ya que, si no conoces tu pasado, no encuentras la mejor manera de avanzar, y si no tienes vistas puestas en el futuro, no se crean cosas que complementan y mejoran el pasado” nos cuentan.

Para esta temporada The Stoat también apuestan por lo natural sin renunciar al estilo contemporáneo dando toques y acabados metálicos a sus diseños. “Realmente los tejidos sintéticos dan una estructura, se planchan y lavan más fácil y las prendas finales no se arrugan tanto, y los tejidos naturales tienen una textura increíble, transpiran mucho mejor y visualmente son más atractivos, por esto consideramos que los mejores son los tejidos mezclados” aclaran. Finalmente la unión de los elementos brillantes a cortes clásicos acaban conformando una especie de “Futurismo Tribal” que dota de personalidad y originalidad a toda la colección.  El concepto futurismo viene dado “por la mezcla de los tejidos mas modernos y colores metalizados y brillantes, y tribal por la influencia latina presente en el diseño y la utilización de elementos tradicionales de los indígenas como los gorros hechos a mano y algunos elementos bordados en las chaquetas”. Para acompañar este novedoso concepto, la música latina y Rocío Jurado ambientaron el desfile en el que no faltó la confección artesanal y el sabor de una América Clásica.

Fotos de Pepe Herreros

www.the-stoat.com