Horóscopo Febrero 2015

02 / 02 / 2015
POR Lucía Muñoz y María Herreros

horoscopo-text

aries

Vives tan enamorada del amor y tan pendiente de pescar un buen ejemplar que, además de piscis, pareces Ted Mosby en sus peores días. Por mucho empeño que le pongas, por muchas citas, por muchos números de teléfono que consigas, por muchos matches en tinder que acumules, el amor aparecerá cuando le salga del santísimo. Y cuando se digne a aparecer, haz el favor de no espantarlo con tus ansias. Quiérete tu misma, de quererse a los demás, se cuerpo. Diviértete, no pienses en cada persona que conozcas como madre de tus hijos y cuando tenga que ser será, agonías.

advertising


tauro

¿Te han dicho alguna vez que eres donante universal? ¿no? Pues ya te lo digo yo: lo eres. Los toritos bien servís tanto para un roto como para un descosido. Podéis tener la relación romántica más hermosa de la historia ya sea con un arquitecto de cuello vuelto, una profesora de fitness, o un funcionario del ministerio de Hacienda. Esa capacidad de adaptación y esa paciencia bendita te traerán grandes bendiciones en el plano amoroso. En tu infinita misericordia serás capaz de perdonar cuernos, meterte en un club de swingers porque tu pareja así lo desea, y hasta montarte en el Dragon Khan, con lo poco que te gusta a ti la aventura. Y luego además comprar la foto que te hacen en el paroxismo del pánico. Mi único consejo es que te andes con ojo, no sea que toda esa energía guay que reservas para tu significant other acabe convirtiéndote en un ser pisoteado y dependiente. Ponte firme cuando sea necesario y nunca te amoldes tanto como para olvidar quién eres, que eres capaz, que lo sé yo, que lo he visto.

geminis

Un horóscopo serio te diría que quizás febrero no sea el mes más propicio para ti en el amor. Pero, claro, ¿a qué llama “amor” esta gente y a qué llamas tú “amor”? Quieres a tanta gente… sobre todo a tus amigos, incluso eres capaz de llegar a desarrollar cierto afecto romántico con el tiempo, si encuentras a la persona indicada. No es que seas una desalmada, que podría parecer a veces, es que tienes muy claro lo que quieres. Las ataduras no son para ti. Tus caprichos, tus prontos y la facilidad con la que te acabas aburriendo hacen que seas muy difícil de querer. Es probable que tanto exes como personas a las que has rechazado (muchas, seguro, ¿alguna criatura más charming que una géminis en su plenitud? ¿alguien? ¿no? En efecto: no) vayan poniéndote verde por ahí. Sus convencionales estructuras mentales no pueden soportar el peso de tus infinitas inquietudes. Tú a tu rollo, y al que no te aguante, puerta.

cancer

¿Sabes qué? No pasa absolutamente nada por no ligar, por no tener pareja, por estar una temporada pensando sólo en ti y en tus cosas y en tus movidas. Ni el sexo, ni el amor ni la pareja son procesos obligatorios en la vida de un ser humano, aunque toda la cultura que nos rodea se empeñe en hacernos creer lo contrario. Me sabe mal que pienses que esos momentos meláncolicos y depresivos propios del cangrejillo que eres son responsables de que nadie quiera estar cerca de ti. Eres una persona chachi y si ahora estás como dicen por ahí “sola” es porque así es como estás bien. Ya veremos en el futuro. De momento centráte en controlar esa gran nube negra que parece perseguirte a todas partes. Y cuando te sientas con fuerzas de volver a perrear, acuérdate de no hacerlo cuando haya luna llena. En serio.

leo

La cabra tira al monte. Y el león… pues a la yugular. Tus técnicas de ligoteo cada día son más zafias y evidentes. Tienes que renovar el repertorio. ¿No ves cómo cada noche que sales de caza vuelves a la madriguera con el ego herido y preguntándote qué haces mal? Todo, haces mal todo. ¿Tú crees que a estas alturas se puede ir por la vida con el “morena, dos besos, ¿no?”. Aunque siempre es mejor que el “¿Tú o alguna de tus amigas quiere rollo conmigo?”, haz el favor de reeducarte. Baja los humos, Simba, sé un pelín más humilde, escucha más, pon atención, y sobre todo, olvida que en el bar hay espejos. No hay nada más molesto para la persona a la que quieres conquistar que comprobar que a quien más quieres es a ti mismo. Sugiere unas perspectivas de futuro poco halagüeñas… A no ser que os juntéis dos leos. Sí. Al final va a ser lo mejor. Hala, a buscarse entre ustedes.

horoscopo-text

virgo

Tanto los planetas como yo, reunidos, hemos convenido en que creemos que tu vida amorosa mejoraría muchísimo si intentaras dejar de hacer de madre de tus parejas. Por suerte madre solo hay una. Esa necesidad constante de apostillar, de cuestionar cualquier decisión, de aconsejar meter más ropa de abrigo en la maleta, de ponerse en plan condescendiente, es nefasta para una relación sana y duradera. Algún día tendrás unos hijos guapísimos (o no) y brillantes (o no) y exitosos (o tampoco) y podrás emplear toda esa energía de la madre tierra y las venus lactantes en sacarlos adelante (o que se te queden por el camino y se dediquen a la seducción científica profesionalmente). De momento piensa en tu pareja (o futura pareja) como en una compañera de viaje, como en un igual, en lugar de ir organizando agendas y salvando vidas por ahí.

libra

Ay, hija mía, ¿no puedes estar sola ni un ratito? Si no estás rodeada de gente continuamente (de gente que te haga la rosca, principalmente) te pones pochísima. Así no se puede vivir. Tu pareja (o parejas, muy probablemente) también necesita tiempo para su desarrollo personal, jolín, no pueden vivir para aplaudirte todas las gracias continuamente. Y ojo con las gracias: a no ser que hayáis estipulado bien las condiciones de la anarquía relacional en la que vivís, puedes llevarte algún sustito, cuando, en medio de todo el lío poliamoroso, metas la pata y confundas nombres, fechas de aniversarios y recuerdos varios. ¡Acuérdate de que no todo el mundo tiene la tolerancia digamos, “social”, de los nativos de este signo!

escorpio

No sé cómo ha ocurrido, pero estás aprendiendo a controlar los celos. Postura corporal perfecta, poker face perfecta, mirada penetrante perfecta, movimientos siempre cuidados. Eres un o una fucker nato (otan en español, matadme) o nata (montada, rematadme), pero AHAHA, siempre has tenido ahí ese gusanito interno indomable y picajoso. Si sabes que molas mazo y que puedes fundir a cualquier ser humano con tan solo quitarte las gafas de sol lenta y sensualmente, ¿de dónde vienen esas inseguridades tan tontas? ¿Ves? ¿A que tengo razón? ¿A que no tiene sentido que un ejemplar como tú tema al resto de simples mortales? ¿Lo ves? Ya tienes a los celos a raya. Si es que soy un hacha.

sagitario

Supongo que a estas alturas del campeonato lo sabrás, más que nada por haberlo vivido por desgracia en carne propia durante muchos años, pero te lo confirmo: la legendaria fama de torpes de las sagitario es bien merecida. No lo podéis evitar, como mucho podéis llegar a acuerdos con vuestra patosidad y convertir situaciones ridiculísimas en encantadores resbalones. Una caída en las escaleras del metro, pase. Derrapar con la boca mientras juegas al baloncesto y quedarte sin dos piños, meh, cosas peores he visto. Pero el mal ojo que tienes escogiendo parejas y compañeros sexuales, madre mía, míratelo. El punto bueno es que gracias a tu (casi siempre) habitual optimismo no hay quien te gane a superar rupturas. Así que, ya estés en pareja, o picando de flor en flor, preparate para algún hostión seguido de una renovada esperanza en el futuro. Algo es algo.

capricornio

Eres cursi. Quieres hacerte el respetable poniendo el trabajo duro, el honor y la familia, (valores un poco carcas, como tú, que en el fondo la cabra siempre tiene algunas cosillas muy de viejuno) por delante de todo, pero al final se te ve el plumerón de que lo que más te gusta en el mundo es el amor. No del romántico empalagoso, de fechas y regalos, sino ese de muchos mimos y de que te quieran un montón, de tener largas conversaciones sobre tus a veces tediosos intereses, como juegos de rol, literatura comparada y cómo hacer que no se peguen las lentejas. Si encuentras a la persona que te aguante esas peroratas, agárrala y no la dejes marchar. Es la elegida.

acuario

La habías analizado tan bien… Habías pasado horas en silencio estudiando sus gestos, el tono de su voz, su risa, sus metas de futuro, sus miedos, sus tics y sus manías. La estudiaste tan en profundidad que olvidaste que no era un fénomeno físico, sino una persona. Y de repente te fallan los cálculos y te vienes abajo. Si es que eres un caso, tron. Esa criatura con la que sales, o más bien, a la que desgranas en cada cita, come la nocilla a cucharadas directamente del bote cuando no la ves. Y luego vuelve a meter la cuchara chupada. Sirva este ejemplo para ilustrar que si estás continuamente buscando a un ser inmaculado porque ninguno te convence para pasar el resto de tu vida, déjalo ahora que todavía estás a tiempo. Adopta un gato y ahorrate divorcios y futuras rupturas traumáticas (para la otra parte, tú tan pichi, di que sí).

piscis

Es curioso. Febrero suele identificarse como mes del amor. Y a ti el amor te encanta: suspirar, soñar, darle una y otra oportunidad a las películas que te montas en la cabeza. Te gusta San Valentín, con sus cursiladas. Aunque lo disfraces de distancia irónica, estás deseando irte al Tiger a arrasar con cualquier item con forma de corazón. Sin embargo este febrero vas a tener que capricornizarte un poco y poner los pies en la tierra. Olvídate de romances épicos y amores furtivos. Febrero será propicio para el amor casero, el de doblar calcetines, limpiar el horno, hacer compra grande un viernes. Todo juntos, eso, sí. Un día entre dos. Amor en plena compañía. Si a tu pareja le va el rollo anuncio de KH7, qué suerte que ahora esté junto a ti.