“Idiotizadas, un cuento de empoderhadas”, por Moderna de Pueblo

07 / 12 / 2017
POR Marisa Fatás

Tras su personaje de cómic, Raquel Córcoles vuelve a seducirnos con este libro que enseña a desaprender las idiotizaciones que el patriarcado nunca debería habernos enseñado.

 

 
En plena crisis de los 30, Raquel Córcoles, conocida por su personaje Moderna de Pueblo, publica su cuarto libro, Idiotizadas (Zenith, 2017). Antes nos conquistó con otros títulos como Soy de Pueblo, con Marta Rabadán (Lumen, 2010); Los capullos no regalan flores (Lumen, 2013) y Cooltureta: la novela gráfica, junto con Carlos Carrero (Lumen, 2014). Ahora comparte con el mundo este relato en el que “Moderna de Pueblo”, que ya lleva unos años viviendo en la ciudad, emprende un largo camino que le llevará a despertar de las ensoñaciones propias de los cuentos de princesas. En su viaje, nuestra heroína se ve acompañada por tres mentoras que le muestran cómo cada una logró librarse de su propio hechizo: su madre, una mujer que ronda los 60 años y que tras una vida cumpliendo como esposa y madre, decide divorciarse; Zorricienta, “una chica abierta de piernas en una sociedad cerrada de mente” y Gordinieves, quien tiene como mantra “espejito, espejito, métete tu opinión por el culito”. A ellas se une La Sirenita Pescada, una chica que “renuncia a su voz a cambio del amor”. Entre todas nos invitan a descubrir una historia emocionante y divertida con un final felizmente abierto.

El paralelismo entre las idiotizadas y las princesas de Disney es casi perfecto ¿Cómo surgió esta analogía?

Hace años hice una viñeta para la revista Grazia titulada “princesas modernas” en las que parodiaba las protagonistas de Disney y siempre ha sido de mis viñetas favoritas. Cuando estaba trabajando en Idiotizadas se me ocurrió rescatar ese paralelismo con las historias que quería contar y rápidamente encajó todo. De hecho, se me quedaron algunos cuentos en el tintero como “Rapadunzel” o “La princesa no prometida”, que acabé descartando por falta de tiempo.

¿Con qué idiotización se enfrenta cada uno de tus personajes?

La Sirenita Pescada se enfrenta a la idiotización que llega cuando te enamoras y al clásico “lo dejaría todo por ti”. Zorricienta se ha desecho de la iditozación de sentirse una guarra por disfrutar de su vida sexual sin tapujos, como lo haría cualquier hombre. Gordinieves es la que lucha contra la idiotización definitiva, ser una auténtica señorita (buenos modales y una presencia perfecta) y Moderna se ve presionada por lo que se espera de ella como mujer, todo la empuja a casarse y ser madre.

¿Y cuál es la mejor forma de desaprender lo que nos han enseñado?

Replanteándote por qué haces las cosas o por qué tomas las decisiones que tomas. ¿Lo haces por ti o por que es lo que se espera de ti y te han inculcado?

¿Educar en feminismo puede ser divertido?

Claro, pero siempre se tiende a pensar que las feministas son unas amargadas que no saben disfrutar de nada. A mis amigas y a mí no nos falta sentido del humor y todas somos feministas (cada una su manera y con sus ideas, obvio). Con este libro era uno de mis objetivos. No quería que sonara a sermón o fuera un libro panfletario, mi intención era que te divirtieras con una historia que trataba problemáticas feministas con las que nos topamos en nuestra vida.

Cada vez se da más visibilidad a problemas que tú misma tratas en Idiotizadas, el body positive, el slut shaming a los que las mujeres nos enfrentamos de forma cotidiana. Como feministas del 2017 ¿Cuál es nuestra gran batalla?

Supongo que la desigualdad más bestia se produce a la hora de ser madres/padres. Nosotras seguimos renunciando y sacrificando a mucho más que ellos, cuando un hijo lo quieren ambos. Eso puede entorpecer nuestra relevancia en el mundo profesional y ahora, más que nunca, necesitamos que las mujeres no abandonen sus carreras. Solo así podrá haber referentes femeninos de éxito en todos los ámbitos y servirá para que las más jóvenes vean que es posible llegar a donde quieran.

Un tema central de Idiotizadas es la maternidad o la falta de ella. ¿Qué opinas de la vida en familia? ¿La sientes como una amenaza?

En parte sí por lo que te decía. Cuando les pregunto sobre el tema a mis amigas que ya son madres no lo edulcoran ni un pelo: “Te lo vas a comer tú, tenlo si realmente lo quieres porque es muy duro”. No estoy en contra de quién quiera formar una familia, solo aviso que a veces es una decisión a la que te empujan. Debes plantearte si es lo que realmente quieres o lo haces “porque toca”.

Los personajes de Idiotizadas están basado en tus amigas. ¿Qué les ha parecido a ellas? ¿Se sienten identificadas?

Sí, pero me conocen tanto que les sorprende muy poco el cómic. Hablo de cosas que hemos debatido mil veces de cañas. Normalmente las aviso y les digo “esta trama se parece un poco a tu historia”. Pero está muy trabajado, exagerado y alterado para poder contar una historia en la que encaje todo lo que quiero contar, no es 100% autobiográfico.

¿Estamos cerca de que un personaje como Gordinieves se convierta en nuestra nueva heroína?

Para mí lo es sin duda y me costó mucho tiempo darme cuenta de ello. El problema es que no sé si seré capaz de ser como ella algún día, ¡ojalá!

¿Qué opinas de tus viñetas de hace unos años? ¿Cómo ha evolucionado el mensaje?

He publicado un artículo que trata justamente de las viñetas de las que “reniego” o que, con el tiempo, me chirrían por ser algo tópicas e incluso machistas. Creo que hay que verlas y entenderlas en el contexto y momento en el que se hicieron. Las mujeres de mi edad hemos despertado de muchas idiotizaciones de los 20 a los 30 y creo que ha sido una evolución conjunta. El problema es que en la red, si encuentran una viñeta tuya no miran la fecha, pueden pensar que la hiciste ayer y te juzgan como si lo hubieras publicado ayer. Las viñetas de Maitena o Sexo en Nueva York han quedado desfasadas porque hoy en día nos resultan machistas en muchos aspectos. Pero en el momento en las que salió fue algo reivindicativo, feminista y que empoderó a muchas mujeres. Ojalá Idiotizadas también sea en algún momento un cómic desfasado y algo machista, significará que habremos evolucionado mucho en el terreno de la igualdad y que todas las problemáticas que trato habrán quedado atrás.

¿Cómo tratarías de seducir a aquellos no-lectores que te tachan de feminazi para que se animen a leer Idiotizadas?

Creo que reivindico cosas muy sensatas así que no entiendo a los que me tachan de feminazi. Es un cómic necesario y si lo lees vas a entender por qué nos estamos implicando tanto últimamente con la lucha feminista. Yo misma me siento un poco pesada a veces, pero no puedo evitar que me siga importando y me parece injusto tener que conformarme con el papel secundario al que aún nos tienen relegadas.

 



www.tantanfan.com/idiotizadas