MARIA SIOKE: «El mundo es una mierda, pero lo ‘kawaii’ y lo ‘cute’ lo arreglan casi todo»

16 / 01 / 2020
POR David Alarcón

Gracias a su atrevido imaginario y su irreverente actitud, la cantante almeriense ha conseguido hacerse un hueco en la escena emergente nacional. Hablamos con ella.

Maria lleva abrigo It Spain, top Dollskill y zapatos de Prada / Fotografía: Ana Marti

Música urbana, pop, R&B, trap… Son muchas las etiquetas que se han asignado a la artista MARIA SIOKE desde 2016, año en el que comenzó a utilizar de forma habitual su actual nombre artístico. Sin embargo, reconoce no sentirse representada al 100% por ningún estilo musical en concreto, prefiriendo definir el suyo propio como una fusión de géneros fruto de sus influencias, referentes y de su propia trayectoria. «Si dijera alguna siento que me estaría mintiendo» nos confiesa.

Desde sus múltiples colaboraciones con Pedro LaDroga, una de las figuras imprescindibles de la escena urbana en los últimos tiempos, hasta su hipnótico single ‘Ruleta Rusa’ estrenado hace tan solo unos meses, María se ha convertido en los últimos años en una de las voces más carismáticas y reconocibles del panorama nacional emergente; pero lo cierto es que su carrera musical comenzó mucho antes. Canciones como ‘Talvesi’, un tema con más de tres años de vida y uno de los primeros en ser subidos a Youtube por la cantante, estuvieron precedidas por una infancia y juventud marcada por la música, la composición y la creación: «Yo antes de eso subía música a SoundCloud pero sin mi nombre, la subía con el título de la canción y ya».

Con el tiempo, la artista andaluza fue configurando un imaginario propio, definido por los colores saturados, la irreverente estética japonesa impresa con un sólido sello urbano y la encarnación de la seguridad en sí misma. Ahora, coincidiendo con el lanzamiento de su último single ‘Convencerte’, la historia en primera persona de una diosa moderna que aunque sufre por amor sigue siendo reina de sus emociones, desvela unas imágenes inéditas capturadas por la fotógrafa Ana Martí, en un proyecto conjunto con el artista visual Ángel Virgilio. Una serie de instantáneas que recrean a la perfección el universo creado por MARIA SIOKE, donde el riesgo y la osadía conviven con la feminidad y la libertad.

Conversamos con María para conocer más acerca de esta iniciativa que acaba de ver la luz, preguntarle por su característico estilo e indagar en los mensajes que lanza a través de la música.

Maria lleva top vintage, pantalones It Spain y zapatos Dollskill / Fotografía: Ana Marti

El 30 de diciembre de 2016 publicabas en Instagram una imagen en la que se podía leer “MARIA SIOKE’, como si de un tatuaje se tratase, acompañada del título“No t das kuenta d ke no t das cuenta” ¿Cuándo y cómo nace MARIA SIOKE?

Ostras hahaha no me acordaba de esa foto. Es un dibujo que hice un día de una chica y lo subí. En algún momento de mi vida con 14 años o así empecé a poner MARIA SIOKE en mis libretas porque simplemente me gustaban las letras, la S y la K y esas cosas que haces de pequeña. Yo antes de esto pues subía música a SoundCloud pero sin mi nombre, la subía con el título de la canción y ya. Un día en 2016 decidí empezar a subir las cosas a YouTube y dar un poco la cara, hacer un vídeo también, y puse MARIA SIOKE porque era lo primero que pensé que me identificaba; en mi cabeza era como SIÓKE, sonaba un poco japo. Yo en los Ad-libs lo digo así hahah.

Tampoco pensaba que fuera a decirlo alguien en voz alta, pero la gente empezó a llamarme MARIA SIOKÉ, como si fuera ¿Si o qué? No sé, no es así, pero me hace gracia pueden decirlo como quieran hahaha.

“No necesito razones, pa’ mi es yo que hago canciones” entonas repetidamente en el estribillo de ‘Ruleta Rusa’, canción cuyo videoclip veía la luz en noviembre de 2019. ¿Qué quieres transmitir a través de tu música? ¿Qué te inspira a la hora de crear?

De pequeña hacía canciones en mi cuarto y supongo que me inspiraba mejorar, hacer algo que yo quisiera escuchar cien mil veces como me pasaba con las canciones de los artistas que me gustaban. Tampoco era capaz de enseñárselo a nadie. Ahora le añadiría que me inspira hacer algo con mis propios medios, yo sola en mi cuarto, y que pueda escucharlo cualquier persona donde sea; me parece una locura. Gente que no conoces que se siente como tú o que comprende por qué lo haces, me parece súper chuli. Me hacen sentir como Winnie The Pooh, honestly.

Pop, trap, música urbana… son muchas las categorías en las que se ha incluido tu estilo musical. ¿Con cuál te sientes más identificada? ¿Sientes que encajas en alguna de estas categorías, o, por el contrario, prefieres mantenerte alejada de este tipo de etiquetas limitadoras? 

Me gusta mucho componer, crear cosas, y en mi cabeza la verdad que nunca he pensado que estuviera haciendo un género determinado. En mi vida he sabido etiquetarme, ni musicalmente ni en muchos otros aspectos, pero bueno, sé que todo viene de algo, tiene una raíz. Por eso no me duelen las etiquetas y las categorías, porque realmente son algo que existe para que podamos intentar definir algo. Esas etiquetas no me parece que suenen mal, pero si dijera alguna siento que me estaría mintiendo y a ti también. No sé, sigo sin saber la mía, creo que dentro de mi música es más probable ver referencias en el R&B, reggaetón o el pop en las melodías. Pero realmente es que en cuanto a lo que escribo, las letras, siento que tengo también influencias de la música que se hace en Andalucía o del rock ‘dosmilero’, por ejemplo.

Maria lleva top vintage, falda ‘Padel Lobb’ y zapatos Dollskill / Fotografía: Ana Marti

En tus canciones se advierten influencias del flamenco, los ritmos orientales, el french house o el funk brasileño. ¿Cómo ha sido tu relación con la música a lo largo de tu vida? ¿Qué artistas marcaron tu infancia y juventud?

Me hace ilusión que veáis esas refeees hahah. Las melodías, cuanto más orgánicas suenen, más me suelen gustar. El falso analógico me sirve también hahaha. Supongo que me viene de familia, yo soy andaluza y parte de mi familia es de Brasil. Siempre he escuchado mucha variedad y no me da complejo, me parece mal que haya gente que piense que existen músicas de distintas categorías.

Al flamenco le tengo muchísimo respeto, creo que tiene la capacidad de maravillar a quien lo escucha, pero también lo tiene el funk. Los ritmos orientales me fascinan y creo que los andaluces tenemos mucha predilección por esos sonidos porque lo llevamos un poco en la sangre. Me gusta también la electrónica, sobre todo la que suena más analógica porque me gusta mucho fusionarla con cosas que hago. Le tengo mucho amor a artistas que han estado en el fango y han podido hacer algo lindo de eso.

Referencias al manga y al anime, filtros de carácter surrealista y onírico, dibujos animados, y neón combinado con colores pastel son algunos de los rasgos identitarios de tu estética única. ¿Cómo definirías tu estilo estéticamente hablando? ¿Qué papel juega la moda en tu proceso de creación?

Simplemente soy un poco ‘frikitona’ otaku, no lo puedo negar. Intento no serlo mucho y salir a la calle y esas cosas. Me encanta hacer la parte visual de lo que hago, le pongo mucho mimo y empeño. Me gustan los colorines, tengo muchísimas referencias en mi cabeza; desde que soy pequeña me gusta lo mismo, solo que ha ido evolucionando. Me impactó mucho de pequeña el Visual Kei y esas cosas. El mundo es una mierda, pero lo kawaii y lo cute lo arreglan casi todo, me gusta llevar cosas de colorines encima para alegrarme un poco y lo mismo conseguir alegrar a alguien.

Ahora, eres retratada por la fotógrafa Ana Martí, en un proyecto en colaboración con el artista 3D Ángel Virgilio. Unas imágenes futuristas dotadas de carácter, fuerza y seguridad en una misma. ¿Qué queréis transmitir a través de estas fotografías? ¿Habías colaborado anteriormente con ellos?

Ana es mi amiga, ha dirigido también un videoclip que saldrá pronto. A las dos nos gusta mucho la tecnología, el 3D, y todo este imaginario de retro futuro que podemos ver últimamente en redes. También tenemos muchas influencias de los 2000, y hemos querido plasmar todo eso en unas fotografías que tuvieran un añadido que no fuera solamente unas fotos de moda al uso. Buscábamos transmitir la imagen de una mujer que tiene seguridad en sí misma y una personalidad propia, una mujer que avanza. Con Ángel es la primera vez que trabajo, nos gustaba mucho su trabajo de 3D y contactamos con él. Fue todo muy orgánico y encajamos muy bien.

Maria lleva bikini Christian Dior y abrigo It Spain / Fotografía: Ana Marti

Créditos:

Fotografía: Ana Marti
3D Artist: Ángel Virgilio
Modelo: Maria Sioke