NADADELAZOS: “pensamos en los niños y en el planeta por igual”

04 / 12 / 2018
POR Mariana Martinez

Hablamos con la firma de moda sostenible sobre la relación entre los niños y la ecología y su más reciente inspiración senegalesa.

 

“Moda sostenible para niños reales”, es el concepto que rige NADADELAZOS, una marca de ropa infantil que nació en el 2010 de la mano de Kristina Laux, diseñadora alemana afincada en Madrid. Quien nos asegura que es una firma para “niños y bebés felices, curiosos y traviesos, libres de convencionalismos inventados por los adultos”. En el 2013 se une al proyecto Roberto Visús, como CEO de la compañía. Desde entonces la firma continúa nutriéndose y las primeras colecciones florecen llenas de color y estampados diseñados a mano, elaborados principalmente con algodón ecológico.

Kristina y Roberto nos comentan que este proyecto se basa en “las necesidades reales de los niños: el juego permanente y la conquista de un mundo de emociones nuevas”. Con especial hincapié en la sostenibilidad, la cual “está en el corazón mismo de la marca desde el principio”. Y, es que la firma busca crear consciencia y agregar valor a su trabajo utilizando materia prima que sea “respetuosa con la tierra y con las personas que la trabajan”.

Su aporte ecológico está garantizado por el sello OEKO-TEX, que respalda la seguridad y confianza de todas los materiales utilizados en cada fase de producción, cuidándose además de los procesos que mayor impacto negativo tienen en el medio ambiente. Es por esto que han apostado por tecnologías y técnicas que eviten el daño al planeta, ya que a través del “gesto a gesto, se construye el éxito internacional de una firma de moda que piensa en los niños y en el planeta por igual”.

Su proceso sostenible se materializa nuevamente en su más reciente colección, Boubou from Senegal (Otoño/Invierno 2018), inspirado en el kaftán tradicional senegalés hecho de algodón que utilizan los hombres y mujeres. Su inspiración surge después de haberse documentado sobre esa cultura y descubrir un lugar con una identidad muy fuerte, lleno de colores maravillosos por todos lados: su autobús Touba, los puestos de café, los mercados de frutas y verduras, los trajes tradicionales… además, la naturaleza salvaje y la variedad de animales que allí viven es increíble”.

El boubou está representado en la colección a través de los wax prints, tan típicos allí: los estampados geométricos en colores vivos los hemos interpretado a nuestra manera, siempre con diseños dibujados a mano”. Al igual que tienen mucha presencia los animales típicos del Fathala (la reserva de vida salvaje en Senegal), en los estampados. “Son animales felices, que viven en libertad, por eso sonríen y hacen sonreír”.

En definitiva, el objetivo de la marca es cuidar y crear consciencia ecológica en las nuevas generaciones. “Poner cariño en lo que hacemos y entender muy bien los impactos de nuestro negocio. Tenemos claro que para cuidar a nuestros niños hay que cuidar el planeta, que será su casa muchos años.”

www.nadadelazos.com