Sprained Ankle: el debut de Julien Baker

19 / 11 / 2015
POR Marisa Fatás

Sprained Ankle (Tobillo torcido) suena bien desde la primera nota. Es el álbum debut de Julien Baker, una chica de 20 años que vive en Memphis, Tenesse, que compone melodías naïf y letras algo menos ingenuas.

Vas a salir corriendo cuando descubras quién soy. Sé que soy un montón de basura sucia que desearías no haber tocado.

Everyone Does

25PLAYLIST4-facebookJumbo

Cuando comenzó la universidad tuvo que dejar su banda punk, Forrister. En un intento de no perder el impuslo creativo,  comenzó a componer desde la soledad que le impuso el tener que comenzar en un nuevo lugar, sin amigos. El resultado fue un ejercicio de introspeción, confesional, en el que buceaba en la angustia, la depresión, la pérdida de fe y su pasada adicción a las drogas.

Comenzó a grabar demos y en seguida se puso a buscar productor. Un pequeño sello, 6131 Records, confió en ella y pronto se pusieron manos a la obra. Sprained Ankle lleva un mes en el aire y muchos lo comparan con el Bon Iver de los primeros tiempos, sobre todo por su registro triste.

Julien-Baker-640x426

Pero no es su intención invitar a su público a que se corten las venas. Para ella el disco no es triste:

Más bien es música ambiente. Ok, las letras son tristes pero trato de ofrcer toques de positividad en el sentimiento general, aunque no se encuentren explícitos en ellas. No quiero quemar a la gente con el tropo de “artista-rota-autocomplaciente”.

Vulture

Confiesa sentirse indecisa y frustrada pero admite que enfretarse a la “oscuridad de su pasado” le permite la posibilidad de “reinventarse eternamente”. Sabe que le queda mucho por delante y, como dice en una de sus canciones, se reconoce es una “sprinter aprendiendo a esperar”.

Todo el disco aquí:

Las letras en inglés aquí.

6131 RECORDS