Dreamers Not Allowed: “Hay que actuar. Solo con soñar no es suficiente”

18 / 12 / 2017
POR Clara Méndez

De origen parisino, influencias californianas, pero ADN español, Dreamers Not Allowed elabora prendas de estilo urbano y desenfadado utilizando materiales orgánicos y sostenibles. Hablamos con Mónica Rodríguez, su creadora.

Bajo el lema #Doyourthing, Dreamers Not Allowed se propone un reto: alentarte para que dejes de soñar y empieces a actuar. A través de pequeñas frases o palabras impresas en su ropa y en algunos detalles, como las etiquetas o el packaging, nos hace reflexionar cuando abrimos el armario por la mañana, elegimos una de sus prendas y reparamos en uno de sus mensajes: Amour propre, Fear Not o Visionnaire.

No se permiten soñadores. ¿de dónde viene el nombre de tu marca?

Lo bonito de un sueño es la ilusión de la esperanza que te provoca. Pero lo que es aun mejor es vivirlo. Además hay que apostar por uno mismo. Me da rabia que las buenas ideas mueran por barreras que a veces nos auto construímos. Por eso Dreamers not allowed: Hay que actuar. Solo con soñar no es suficiente.

 ¿Cuáles son tus principales fuentes de inspiración a la hora de diseñar las prendas?

Las situaciones cotidianas y los momentos donde me daría un codazo y me diría algo a mi misma. Veo claro un mensaje que me hace pensar.   Y creo que es bueno compartirlo con los demás. De todas formas mi proceso creativo es largo y el diseño se construye poco a poco y sin prisas. Doy con una idea, pero luego la cambio y juego con ella hasta que doy con el diseño final. A la hora de inspirarme también me afecta el entorno y la situación que esté viviendo en ese momento.

‘Stop wishing, start doing’ es el lema principal de DNA. ¿De qué manera se refleja esta filosofía en las prendas ?

En el estilo desenfadado, pero sobre todo en los detalles que están presentes en pequeños mensajes o palabras que te puedes encontrar en la propia ropa o en la etiqueta o en una postal en la caja. A cada uno puede inspirarle una cosa. Pero lo que me apetece es que la persona se fije el día que está receptivo . La idea es impactar cuando no lo piensas. Que cojas una cami por la mañana aunque ya te la hayas puesto muchas veces y no te hayas fijado, pero justo ese día estás más receptivo y esa palabra te da qué pensar. Tenemos que pensar más en nosotros mismos. En lo que nos gusta y lo que no, pero también en el porqué. Ir más allá y perseguir lo que a uno le motiva.

Instagram es una de tus principales herramientas de comunicación. ¿qué importancia tiene hoy en día las redes sociales para DNA y para las firmas de moda en general?

Me sirven para conectar, establecer una relación con tu público. Mantenerles al tanto de lo que pasa en la marca, que te puedan acompañar en el proceso creativo, exponiendo así no solo el producto terminado sino la historia completa detrás del mismo. Y que tú conozcas mejor a tu público. Me parece guay porque realmente estás mostrándote cómo eres y la gente puede entender o apreciar realmente la personalidad de una marca. Puede sentirse más identificada o incluso compartir valores. Hoy en día con la cantidad de oferta que hay, me parece importante poder elegir una marca u otra por más factores. Elegir una marca porque compartes valores o te sientes identificado con su filosofía o simplemente porque transmite buen rollo o la ves divertida. En definitiva, elegir una marca porque te cae bien.

DNA se define como una marca sostenible que respeta el medio ambiente. ¿Qué materiales utilizas para la fabricación de tus prendas y como es el proceso de producción?

Para las camisetas y las sudaderas siempre utilizo algodón orgánico de proveedores con certificación de sostenibilidad. Para los detalles apuesto por la serigrafía y bordado artesanal. Y ahora mismo en la nueva colección que estoy produciendo en Barcelona estoy utilizando telas vintage. Y me encanta porque son tejidos de otras temporadas con colores y texturas auténticas que vuelven a estar en tendencia porque al final la moda es cíclica. Con lo cual estás dando una segunda vida a ese tejido, además estás aprovechando recursos y produciendo una colección exclusiva y limitada. Cuando se acaba la tela no se puede producir más prendas. Utilizar este tipo de tejidos es una manera de aprovechar recursos, reciclar y ofrecer al consumidor prendas que tienen una historia detrás.

Además de en la página web, la ropa de DNA se puede obtener en Asos Market Place y en Smart luxury. Pero recientemente estás apostando por las tiendas físicas. ¿Qué valor tiene este tipo de venta en la era de internet?

Lo perfecto es una combinación de las 2. El e-commerce de DNA es un reflejo de la marca. El punto de distribución más importante de Dreamers Not Allowed es la propia web y por lo tanto también el más importante para el funcionamiento del negocio. Es donde tendrá lugar el contacto más directo y más profundo del consumidor con la marca. Está claro que vivimos en la era de internet y el consumidor cada vez está más digitalizado, pero bueno, también es bonito ir a una tienda, ver, tocar, sentir y charlar con el dependiente. Creo que también es importante ofrecerle al consumidor la oportunidad de tener un contacto físico con la marca para así establecer una relación más especial.

Actualmente estás participando en El Salón, un Marketplace que Smart Luxury ha organizado en Madrid. Cuéntanos en qué consiste esta iniciativa y de qué manera DNA va a estar involucrada

El salón es un espacio destinado a la exposición y venta de las creaciones de diseñadores y artistas independientes. Un concepto donde arte, moda y arquitectura se fusionan. Smartluxury potencia las marcas nicho, el diseño emergente sostenible y local. Por eso ha querido acercar a la gente las marcas de una forma física. Coincide con época de navidad y estará abierto hasta el día 22 de diciembre. Es perfecto para comprar regalos de navidad originales.

Estás preparando una nueva colección que saldrá a finales de este año ¿Qué novedades incluirás respecto a las anteriores?

Sí, es algo totalmente nuevo. Nuevos tejidos y sobre todo mucho color y cortes muy especiales. La colección tiene mucha actitud y un punto más femenino que las colecciones anteriores pero manteniendo el espíritu rebelde y desenfadado característico de DNA. Estoy muy emocionada porque será la primera vez que DNA ofrece una propuesta de outfit completo. Incluyendo camiseta top, cazadora y faldas. Lo característico y diferencial respecto a otras colecciones yo creo que es el color, los cortes más arriesgados, las texturas y los pequeños detalles. Será un producto que te cuente una historia desde el interior al exterior.

DNA nació Madrid, fue tomando forma en París durante una estancia de intercambio. Después también viviste en California y actualmente estás en Barcelona. ¿Han influido de alguna manera estos lugares en los diseños de las prendas y en el espíritu de la marca?

Han influido muchísimo. Como he dicho antes, me inspiro en las situaciones cotidianas y lo que que esté viviendo en ese momento. En las experiencias. La marca en sí ha ido madurando conmigo. Hemos ido creciendo a la vez. Quizá mi experiencia en California ha potenciado el espíritu desenfadado y rebelde. Porque allí aprendí a llevar un estilo de vida más relajado.Y Barcelona me ha hecho apostar por los colores.

¿Tienes alguna prenda favorita o que esconda algún significado especial?

La sudadera de Where? Es un juego de palabras y colores bordado en la sudadera y me recuerda a un cartel de neon.

¿Qué te gustaría hacer con DNA en el futuro?

Me encantaría abrir una tienda. Crear un espacio donde la gente esté a gusto y pase un rato agradable escuchando música, viendo los nuevos diseños y tomandose un cafe, un lugar donde pueda hacer colaboraciones con artistas o músicos y crear una agenda. Aunque también talleres o traer a un guest speaker.

Imágenes de Claudia Maturana

Modelo: Gema Álvarez

Maquillaje: Marta Garzón

www.dreamersnotallowed.com