El Origen, la colección de Peter Sposito sobre el devenir femenino

28 / 01 / 2019
POR Mariana Martinez
Una historia de amor con dramas y rescates que apela al romanticismo. Conversamos con el diseñador.

 

 
La mezcla de estilos, tejidos y deconstrucción de prendas son el pilar principal que sustenta el trabajo de Peter Sposito. Una marca que nace en 1991 como una forma de expresión artística. “La moda como disciplina, como medio, no como premisa”.

Ahora Sposito lanza su nueva colección “El Origen“, producida en su propia casa para sumergirse en el proceso creativo y aprovechar una oportunidad de introspección y meditación. Una propuesta íntima que busca “representar a las mujeres fuertes, decididas, que saben lo que quieren y han luchado por ello. Ese mundo onírico del romanticismo, libertad y amor, con tonos nostálgicos. Como si se viviese en el siglo XIX”.

El Origen se basa en dos conceptos; los años del romanticismo, en donde la sociedad (después de las revoluciones) estaba en búsqueda del individualismo. Y, por otro lado en nuestra sociedad, que se aleja cada vez más de la rigidez y está inmersa en un estilo de vida frenético. La colección se desarrolló a partir del estudio de la indumentaria de los siglos XVIII y XIX, recogiendo detalles y formas, en fusión con el streetwear actual y la inspiración urbana.
 
¿Cuál fue la inspiración principal de El Origen?
 

Fue la vuelta al Peter Sposito anterior. Con la colección Human, pretendía salir de mi circulo de confort, e intentar investigar otras formas, siluetas y conceptos. Y con esta, quería volver a mi concepto original del devenir histórico. Por ello llamarlo “El origen”. Durante ese momento de inspiración, lo que pretendía era empoderar a la mujer. Últimamente la sociedad necesita apoyar más el movimiento feminista. Y me inspiré en todas esas mujeres que en la historia han aportado mucho más de lo que parece o de lo que normalmente se cuenta. Como puede ser Juana de Arco, haciéndose pasar por hombre porque no la tomaban en serio como mujer para luchar, las primeras sufragistas luchando por los derechos, Isabel la Católica que tuvo mucho más poder en una sociedad gobernada siempre por hombres…

 


 

¿De qué forma esta nueva colección reafirma la individualidad y resalta la personalidad de quien la lleve?
 

Ahora mismo todos nos basamos en una funcionalidad de las prendas, para el día a día. Este punto en el que alguna de las prendas se pueda mezclar con cualquier cosa que tengas de fondo de armario, y te transporte a ese punto romántico del devenir histórico, hace un look mas idílico e irónico al mismo tiempo. A mayores, los gustos son muy personales, por lo que esa exageración de formas, reafirma más visiblemente esa personalidad.

 
¿Cómo se compenetra la indumentaria del siglo XVIII y XIX con el streetwear actual?
 

En la era actual, hay muchos estilos “vigentes”. Cada uno busca su propia individualidad, un estilo propio que sea característico suyo. En el siglo XIX sobre todo, la sociedad estaba en búsqueda constante de ese individualismo, su estudio sobre la sociedad y los sentimientos. Es una relación que para mi tiene sus similitudes pero en otro concepto socio político. Otra conexión es como el concepto de alta costura ahora mismo se está inspirando en la calle, en la estética más urbana. Esa unión de realidad e historicismo, como algo corriente se eleva en este concepto.

 


 

¿Qué materiales y tejidos se utilizaron en esta colección para representar esa fusión de estilos?
 

Buscaba esa conexión con la calle. Tejidos que fueran comunes, como la sarga de algodón, o el nylon de las chaquetas, el punto de algodón de las camisetas… La organza aporta feminidad, con el nylon acolchado quería transmitir la protección, que se asimilan a prendas tipo bombers o chaquetas de abrigo, o el tejido metálico en representación de las armaduras. Con estas uniones se intenta generar esa imagen de calle, que junto a los volúmenes y las formas, nos transporten a un mundo paralelo e idealizado. La fusión viene con las siluetas, o con la tipología de prendas. Para mi, que todo tenga un “porqué” me parece importante.

 

¿Crees que a través de la moda se puede escapar de la rigidez que la sociedad nos impone?
 

¡Claro! Queremos pensar que hoy en día tenemos mucha libertad, y sí, la tenemos. Pero también nos creemos muy libres de criticar y atacar. Esto último hace que sigamos en ese bucle de presión social. Jugar con la moda para sentirte más individual, tener más personalidad, poder ser un poco camaleónico.

 


¿Qué significa para Peter Sposito la necesidad de evasión marcada por el frenético modo de vida actual?
 

Creo que tenemos un ritmo de vida que nos influye mucho y tener ese momento de evasión hace desconectar. Para mi a través de la moda podemos expresarnos, y hacernos transmitir sensaciones hasta a nosotros mismos. Salir de la monotonía, y con las prendas sentirte un poco más tu mismo, que a veces nos olvidamos de ello.

 
En las imágenes de la campaña se pueden ver muchos elementos del dramatismo, como la muerte y la sangre (representada por el tul rojo). ¿Qué se quiere manifestar a través de esos elementos?
 

Realmente no era ese significado de sangre, sino como generar una imagen chocante, que impacte. El rojo representa la fuerza, aportando un toque de color que sobresale sobre el blanco y negro, que representa lo puro, tanto el conjunto de todos los colores, como la ausencia de todos ellos. Quería que se mostrara el cómo es Peter Sposito. Lo teatral, el dramatismo es algo con lo que me gusta jugar. La sociedad nos marca siempre la positividad, y tenemos que reconocer que lo opuesto existe, pero mejor aceptarlo y divertirse con ello. Utilizarlo para aprender, y en este caso para crear. Quería mostrar una mujer fuerte, un ser puro, que sabe que los momentos difíciles ocurren, pero sabe luchar contra ello. Y está preparada para ello.

 
¿De qué forma destaca esta nueva colección “lo que es y lo que ha sido”?
 

Es una colección más personal. El volver a lo que es Peter Sposito. Como decía antes, en la colección anterior salí de mi círculo para poder aprender, abrir la mente. En esta quería marcar ese “lo que es” la marca, volviendo a aquello que fue en un principio “ha sido”. Fue un aprendizaje enorme el descubrir ese camino en el que me siento bien trabajando. Una estética muy marcada por los colores, ese dramatismo, el historicismo y la calle al mismo tiempo.

 

 

¿Dónde se llevó a cabo la producción de El Origen?
 

Entera en mi propia casa. Pasé por un momento duro, y el trabajar en ese proceso creativo, generar los patrones directamente sobre la tela (no hay patrón en papel), y el confeccionarlas me ayudó. En cuestión de semanas tenía todo esto. En otras si he llevado a taller, pero aquí fue un momento de introspección, como una oportunidad de meditación y de encontrarme de nuevo conmigo mismo y coger fuerzas.

 
¿Cómo describirías el equipo de trabajo de Peter Sposito y cómo se complementan?
 

Por lo general soy yo solo. Pero siempre hay alguien que aporta y ayuda. Pero para eso tiene que haber una conexión especial. Que le guste lo que hago y lo entienda. Que crea en ello tanto como yo. De esa forma se puede generar ese vínculo importante para poder comunicar lo mismo, el mismo mensaje.


Fotos: Jose Señorán (@josesenoran)
Modelo: Rocío León (@rrocioleonn)
Asistente: Giovani Franco (@guovannifrancoviera)