Entre ‘The Nanny’ y el post-punk. Así es lo nuevo de KLING

29 / 08 / 2018
POR Belén Rubiales

En #VEINDIGITAL presentamos en exclusiva los short films que el vídeo artista Héctor García ha creado para el otoño KLING. Así nos lo cuenta:


 
Dicen que el pasado siempre vuelve, y los looks que Fran Fine luciera en la exitosa serie de los 90, ‘The Nanny’ (La niñera), han inspirado la nueva colección otoñal de KLING. Héctor García, vídeo artista madrileño afincado en Holanda, ha creado una serie de tres vídeos que condensan precisamente las tendencias de la marca para la nueva estación: texturas, notas musicales, prints, o jerséis de estética peluche se funden bajo la técnica del collage, unificando conceptos y diseminándolos al mismo tiempo. El primer vídeo, estrenado en su web, roza lo naif y sigue el compás del tema de Ann Hampton Callaway, que abría la serie. El segundo film se salpica de dos de las prendas que aspiran al ‘agotado’ en esta colección, el vestido y la falda piano, y en el tercero la atmósfera se torna más oscura, reflejando la tendencia post-punk característica también de la nueva temporada, con sonidos e imágenes que alcanzan el surrealismo y lo experimental. Héctor se considera a sí mismo un apasionado de la distorsión, una persona que crea según lo que va sintiendo, sin ningún papel, sin ningún guión.
 

 
¿Quién es Héctor García? ¿A dónde vas, de dónde vienes?

Aries, 02-04-92, Madrid, 2 AM y esas cosas. Crecí en el barrio de La Prospe y ahora vivo como puedo del vídeo en Groningen, Holanda.

 ¿Cómo definirías tu trabajo?

Definirlo, la verdad, sería un poco jodido. Siempre hago las cosas sin pensar, tanto en el curro como en la vida. Soy un amante de la distorsión y por lo general no me controlo. Nunca he hecho un videoclip con guión o cosas escritas en un papel, siempre lo hago improvisando y estando con los ojos bien abiertos. Me fío mucho de mi instinto, tanto para lo bueno como para lo malo.

KLING se aleja de los convencionalismos y su estética es definida, particular y divertida. ¿Cómo de importante crees que es tener un estilo propio, expresarse a través de la ropa?

Yo creo que un estilo propio acaba siendo un conjunto de todo lo que te gusta y de lo que has querido mamar. Es muy importante definir el propio y hacerlo personal, y en el ejemplo de la ropa yo diría que es clave vestirla con orgullo.

La técnica del collage –que has utilizado para los vídeos- ¿disecciona ideas o unifica conceptos?

Ambas (ríe). Kling me pasó videos y fotos de la colección, por lo que todo me llegó como una especie de puzzle, que tuve que montar.

Parte de la colección y el primer vídeo están inspirados en la serie noventera ‘The Nanny’. ¿Cuál es el atractivo de lo retro y cómo te inspira a ti?

“Obras maestras se han hecho. Sí, es bien cierto, el hombre ha hecho cosas bellas”, decía Eskorbuto en su canción ‘No es fácil’. Todo lo pasado tiene su atractivo precisamente por eso, porque fue y no será. Hay millones de grandes artistas que ya no están entre nosotros y siguen siendo inspiración máxima para mí. Para ser sincero, con todo esto de las redes sociales puedo estar mucho mas atento de lo que se hace actualmente, así que diría que el presente es lo que más me inspira.

Parece que el vestido o la falda piano aparecen también en forma de música en el segundo vídeo. ¿Qué más puedes contarnos de esos sonidos?

A estas alturas creo que ya me podría considerar músico; no sé ni cuantos álbumes tengo. Empecé a tocar y grabar música hace cuatro años, cuando me mudé a Holanda. Estuve dos años tocando en la calle para sobrevivir, por lo que la música pasó a ser algo importantísimo en mi vida, por no decir necesario. Hice una FP de imagen, así que el medio audiovisual es el que mejor se ajusta a mis necesidades, por eso suelo currar haciendo videoclips. Sonido e imagen van de la mano para mí, y mi objetivo es que sean uno.

En el film número 3 vuelve a aparecer ‘The Nanny’, pero en clave más oscura, con ritmos y estética muy diferentes al primero. ¿A qué se debe ese cambio?

Quería hacer 3 videos diferentes porque me gusta enfocar las cosas de diferente manera y salirme un poco de la zona de confort. Me gusta la gente que no se estanca.

El post-punk es otra de las tendencias para el otoño KLING. ¿Cómo has reflejado tú este movimiento?

Pues la verdad es que todo me la suda un poco.

Los vídeos van aumentando progresivamente en intensidad y ritmo. ¿Algo que declarar?

Culpable.

¿Qué te ha aportado trabajar con KLING?

Una sonrisa muy grande y conocer a gente maravillosa. Shout out para Iria y Ángela.

 

 

www.kling.es