Lo mejor de la #MFW: bufones, total black y toques fluffy

02 / 03 / 2017
POR Laura Caufapé

De una potente bomba multicolor al más puro código black, del circo y los arlequines de los 40 al estilo lady de los años 50… En la pasarela de Milán todo ha tenido su momento, ayudando a crear una jornada llena de diversidad y buenas vibras. Te presentamos las mejores creaciones de la jornada italiana. ¿Las vemos?

· Prada·

La explosión de color más suave

El juego de Prada con las paletas de colores esta vez se ha superado, ofreciendo una colección de otoño-invierno con maravillosas combinaciones de tonalidades y el predominio de un material de lo más fluffy: las plumas de avestruz. Con mezcladas referencias a los años 50, 60 y 70 -en prendas como abrigos de piel de serpiente, bufandas tejidas a mano, las faldas de tubo o las siluetas de las faldas- la casa italiana mantiene su corazón y esencia en el pasado y la mirada en el futuro, jugando una vez más a viajar en el tiempo y traer lo mejor.

· Fendi·

La sobriedad más provocativa

Lejos de querer contar un onírico cuento de hadas y princesas, Karl Lagerfeld ha apostado por diseñar una colección sobria, muy funcional y con evidentes notas provocativas -con sus espectaculares botas de punta rojas en vinilo-. El clásico estampado de Príncipe de Gales, las pieles estampadas, los total looks en nude y en rojo o los bolsos lady son algunas de las propuestas del káiser para la próxima temporada de otoño-invierno, vistiendo a una working girl a la que también le gusta divertirse y destacar.

· Vivetta·

Bufones, arlequines y acrobacias 

La propuesta de Vivetta Ponti ha sido toda una masterclass de melodrama y acrobacias, inspirándose en el circo de los años 40. Mezclas imposibles pero ganadoras, mujeres enmascaradas, unicornios y caballos estampados, estampados recargados y arlequines. Todo, en su justa medida, fue adornado con apliques y detalles: desde los vestidos de tul, terciopelo y satén hasta los abrigos en tonos pastel. La nota de modernidad la pusieron las prendas brillantes de vinilo.

· Gucci·

Dulce y placentero exceso

Si tuviéramos que escoger una palabra para definir este trabajo de Alessandro Michele para Gucci probablemente seria exceso -pero en el buen sentido-. No solo en los colores, sino también en estampados, mezclas, tejidos y adornos. El cuidado por lo más mínimo ha hecho brillar una colección repleta de micro-detalles como los bordados de cristal, el interior de las suelas de los zapatos y el trabajo artesanal con hilos y perlas. Un “más es más” romántico y si vergüenza alguna.

· Diesel Black Gold·

El futuro viste de negro

En su línea rompedora y energética. Andreas Melbostad ha ideado para Diesel Black Gold una colección inspirada en los años 90, época en la que aún era estudiante en la Royal Academy of Arts de Londres. Bajo un dominante código black, desfilaron maxi jerséis y vestidos, corsés y faldas de cuero y zapatillas de gamuza pensadas para resistir al ritmo frenético de la ciudad. Jugando con la deconstrucción y la reutilización de prendas, el armario masculino invadió el femenino generando una potente aura andrógina, cómoda y moderna.

fotos: The Impression