Consejos para cultivar la creatividad, por Louise Bourgeois

17 / 05 / 2018
POR Mar García Zarco

La artista siempre manifestó que el arte y la vida eran uno, su arte en cuestión era como un diario de sus experiencias y traumas.

 

 
Louise Bourgeois (1911, París-2010, Nueva York), más conocida como la Mujer Araña, ha sido y es una de las artistas más importantes del arte contemporáneo. Sus obras hacen referencia a la figura humana, la ansiedad y la soledad. “Mi infancia nunca ha perdido su magia, nunca ha perdido su misterio, y nunca ha perdido su drama”, dijo una vez. Hoy os traemos algunas de las lecciones artísticas que se han podido extraer de los trabajos y los textos de Bourgeois.
 

Crea arte sobre tu vida

La artista siempre manifestó que el arte y la vida eran uno. Su arte en cuestión era como un diario de sus experiencias y traumas. Todas las obras que llegó a crear surgieron de los detalles de su vida, como por ejemplo “Las leyes de la naturaleza”, en la que las escenas de sadomasoquismo representan su experiencia sobre eel amor y el matrimonio, envuelto de placer, dolor y abuso.
 

 

Encuentra inspiración en la naturaleza

El amor que sentía Bourgeois por la naturaleza provino de una infancia rodeada de ella. Se crió en un hogar rodeado de ríos, árboles frutales, jardines y una gran variedad de animales. “Las metáforas en la naturaleza son muy fuertes … la naturaleza es un modo de comunicación”, dijo una vez. Posiblemente la araña fue la representación animal que más la representaba, ya que aparecían en sus dibujos a partir de la década de los 40 y en los 90. Pero la artista veía a las arañas como protectoras e ingeniosas, cualidades que las relacionaba con su madre.
 

 

Revisa los mismos temas una y otra vez, pero sigue experimentando

“Tienes que repetir y repetir; de lo contrario, las personas no entienden de qué estás hablando ” reflexionó una vez la artista. El uso de la repetición que Bourgeois habla es el reflejo de su vida y la necesidad de curarse a sí misma por traumas específicos de su infancia.
 

 

Nunca dejes de crear

El arte fue el invento que la mantuvo en vida, pero la muerte fue lo único que la detuvo su creación. Cuando Bourgeois tenía más de ochenta años siguió haciendo esculturas de arañas e instalaciones. Cuando su vista empezó a fallar, en lugar de darse por vencida siguió creando y más a lo grande, con aproximadamente metro y medio de alto y dos metros de ancho fue el resultado de una de sus obras en sus últimos años de vida.