#EDITORASMUSICALES: Alicia Álvarez

03 / 01 / 2018
POR Nadia Leal

Esta es la segunda parte de la serie de entrevistas #EDITORASMUSICALES que he hecho a mujeres conocidas en el sector musical por ser editoras/coordinadoras/jefas de música de distintos medios especializados. Tienen en común la pasión y amor por la música, la fuerza para seguir luchando en este sector y, curiosamente, todas ellas están enfocadas en medios más underground.

 

·ALICIA ÁLVAREZ·

 

 
Periodista musical y doctora en Comunicación -tesis sobre la historia de los programas musicales en televisión-. Desde 2011 ha colaborado en medios como Concepto Radio, DJ Mag, Playground, Broadly/Vice, Tentaciones El País o Beatburguer (web de la que fue editora durante el año 2015). En 2014 co-dirigió el documental “BCN, ¿sello discográfico?” y actualmente da clases de Estética y Comunicación de Masas en la Facultad Blanquerna de Barcelona.

¿Qué cambiarías de la industria actual si pudieses? ¿O cómo crees que podría cambiar?

;Hmmm… en lo no-material me encantaría que se acabara con los clasismos y los prejuicios. He sido muy technera y ahora mismo me da mucha pena la guerra que mantienen buena parte de los seguidores del estos sonidos en la actualidad con otros estilos como el reggaetón. Es arcaico y además tienen la misma esencia. Y en lo material supongo que el foco sigue estando en la figura de los intermediarios. ¿Cómo se puede monetizar la música como producto en sí? YouTube no te hace rico, Spotify tampoco… sí es verdad que se están haciendo movimientos alternativos, acciones con marcas, planes de merchandising, eventos… Quizá en unos años ni siquiera se baraje ganar dinero directamente del producto musical sino a través de todo lo que le rodea (conciertos, fiestas, otros productos…). Pasa algo parecido con el periodismo: si escribes para un medio (sería el papel del sello discográfico) puede que te recorten/cambien tu producto; si lo haces todo por ti mismo es complicado que ganes pasta o vas a tener que invertir de una forma u otra. Creo que hay que probar todo lo que se nos ocurra y que cambie la dinámica que era válida hasta ahora, tanto en la música en sí misma como en el periodismo musical.

¿Crees que están y estamos preparados en este sector para que haya mujeres con el mismo poder/status de trabajo que cualquier hombre?

Para mí es impensable incluso dudar de ello. Si hay alguien que no esté preparado vive en una cueva. Lo que hace falta es que seamos más y nos apoyemos más entre nosotras pero no solo de palabra o de likes (que también), sino en la práctica. Si organizas un festival oponte a que no haya paridad, si escribes en un medio habla de mujeres (no sobre el feminismo en la música de X mujer sino de su música), si tienes un proyecto busca mujeres colaboradoras, etc. Obviamente estamos ahí. Pero se nos ha escondido mucho.

¿Qué es lo más absurdo que te ha pasado y que te han dicho por ser mujer?

Supongo que me ha pasado lo que a todas en todos los campos laborales, nuestro trabajo se juzga continuamente y el de los hombres se valora mucho más. Los típicos comentarios machistas de abuso de poder: ven a cenar conmigo que te cuento sobre tal trabajo, te sigo explicando en la copa después de la cena y ya de paso te intento meter mano. Suena a siglo pasado pero sigue existiendo y entre gente no tan mayor. Siempre lo digo, cuando un tío es un experto en determinada música es un crack, “se nota que controla del tema”; pero una tía es una groupie y una “fan intensa”. Vomito. Hay cosas que pasan desapercibidas porque siempre han sido “lo normal”, te pongo un ejemplo: artículo publicado por una mujer y dice el artista en sus redes “gracias por la entrevista a [inserte nombre del medio]”; artículo publicado por un hombre y dice el artista “gracias por la entrevista a [inserte nombre y apellidos del periodista]”. Yo entiendo que muchos de estos comportamientos a veces se hacen sin pensarlo previamente, son adquiridos por imitación, pero eso es lo que creo que hay que cambiar. Esa mirada paleolítica.

¿Cómo nació tu pasión por la música? ¿Por qué sigues en el sector?

Siempre ha estado ahí, cuando era pequeña siempre quise aprender a cantar o a tocar la batería, pero a mis padres no les hacía ninguna gracia nada que tuviera que ver con la música. Quizá sea una música frustrada o algo (risas). Desde el colegio ya me empecé a flipar con la prensa musical, recuerdo irme a casa por escuchar Fan Club de Los 40 Principales, coleccionaba revistas, grababa los programas musicales de tv… Mi mayor obsesión con un medio creo que llegó cuando apareció la MTV. También fui mucho de Radio 3: Sonia Briz, El Rimadero… Sí es verdad que me trataron como la rarita en muchos ambientes, lo normal era estudiar periodismo para hablar de política. Quizá ahora ya no pase, pero bueno vengo de Valladolid, que es una ciudad pequeña y creo que también influye en cierta medida; sé que si me hubiera ido a estudiar a Madrid me hubiera sentido bastante más cómoda. Obviamente una vez que maduras un poquito te la suda todo totalmente. Supongo que sigo aquí por vocación. Me hace feliz, me quita las penas.

¿Qué consejo le darías a alguien joven que quisiera comenzar?

A los estudiantes que conozco suelo insistirles mucho en que pongan en valor sus ideas y que cuestionen todo método dado por válido anteriormente, que creen el suyo propio. Sobre todo que hagan cosas sin necesidad de que nadie les financie, que pongan en marcha proyectos por sí mismos, que creen un blog, abran un canal de YouTube, monten un videoclip… También suelo decirles que no curren gratis para otros. O que si lo hacen sepan sacar otro tipo de beneficio, hay veces que hay que invertir, pero teniendo muy claro lo que te llevas tú. Es por salud mental.

¿Crees que elunderground sobrevivirá al mainstream? O, por el contrario, ¿el underground seguirá vigente y lo más comercial decaerá de tan obvio que es?

<p style=”padding-left: 30px”Creo que ninguna de las dos esferas va a ser suplantada por la otra o al menos no debería. Sí creo que cada vez se cruzan más pero obviamente siempre va a haber una música más alternativa por un lado, y una música que sea consumible para la mayoría por otro. Las dos son necesarias pero si te refieres al plano nacional yo creo que la batalla está en conseguir un mainstream de calidad que dialogue con el underground. Lo que pasa es que para que haya un mainstream de calidad necesitamos medios mainstream de calidad, sellos mainstream de calidad, clubs mainstream de calidad… Y nosotros no vamos muy avanzados en esto. En UK tienen unas radios underground buenísimas y una radio pública buenísima, la BBC emite documentales sobre estilos como el grime . Aquí Radio 3 (salvo dos excepciones contadas) sigue en los 90’ y Los 40 Principales tienen a C. Tangana & Alizzz y ya. Aquí no hay diálogo entre ambas esferas, no fluye. Hace algunas semanas The Fader hizo un artículo-homenaje al Blackout de Britney Spears, con declaraciones de Charli XCX O RobinCarolan de TriAngle. O sea que es una realidad que ambas “zonas” pueden confluir.

¿Hacia dónde van los géneros musicales?

Hacia su desaparición tal y como los conocíamos. Cada vez es más complicado catalogar un género, sobre todo si aparece en 2017. Lo hemos visto con el #trap. ¿Qué medios no han entendido nada y han catalogado como trap cosas que no eran? Los generalistas, los más oldies. Los nuevos o más especializados creo han sabido (en general) catalogar las influencias, o simplemente obviar una etiqueta en el titular porque no termina de definir al artista en cuestión. Tenemos que cargarnos los límites en ese sentido. Además esto me parece que va de la mano con el género sexual, que creo que sobre todo en el underground por fin parece que va en esta línea también. Últimamente cada vez que voy a un concierto oa un club veo menos la línea divisoria tradicional entre lo femenino y lo masculino, hay muchas más muestras de amor entre gente del mismo sexo que no tienen por qué ser pareja (o sí)… Les veo mucho más liberados y se agradece que estén rompiendo estereotipos.

¿Por qué crees que hay más editoras musicales en medios underground que en medios más generalistas?

Creo que en este sentido los medios generalistas siguen la misma filosofía que con los contenidos. Mejor sin innovar, mejor sin paridad. Pero bueno yo a esta generación (millennial o como la quieres llamar) también les veo cargándose esto; es indecente la cantidad de hombres que tienen un espacio en un medio ahora mismo (y algunos con poca idea de lo que hablan, hay mucho tertuliano). Lo del Congreso de columnistas de León con un cartel 100% hombres creo que refleja bien el drama.

¿Crees que los periodistas toman en serio a la gente que muestra su trabajo en redes sociales? ¿Crees que los medios lo están haciendo bien con estas herramientas? ¿Crees que un periodista musical debería mostrar todo o por el contrario, dejarlo a un lado? Y, si lo muestra, ¿no crees que todavía existen prejuicios sobre eso?

Creo que a los periodistas nos encanta stalkear a los artistas por RRSS (risas) y también nos encanta descubrir nuevos talentos en Internet. Creo que es necesario que tanto periodistas como artistas mostremos nuestro trabajo en redes sociales. De todas formas creo que nos quedan un montón de posibilidades por explorar en este ámbito. Estoy pensando en el sello de Gquom con “sede” en whatsapp o Dj Lag distribuyendo su EP a través de esta aplicación. Hablando solo de periodismo y llevando las teorías de la horizontalidad un poco más allá podríamos decir que cada periodista ahora mismo funciona como un medio de comunicación en sí mismo (si lo llevas al extremo casi cada persona es un medio de comunicación). Nosotros mismos pensamos la hora a la que postear nuestro último reportaje para que lo vea más gente o una simple foto en IG. Decidimos qué noticias retweetear y qué selfie poner en el stories, tenemos una agenda setting individual.

¿Cómo crees que se podrían incluir más mujeres en los festivales?

Googleando. Checkeando Soundcloud, YT, IG…Que en 2017 un festival siga manteniendo eso de “ES QUE NO HAY MUJERES”, es penoso. Lo que no hay es conciencia de que son ese tipo de cosas lo que debemos cambiar como sea. Pero ni en la música ni en ningún lado. Somos y estamos, sólo necesitamos más visibilidad.

 

Esta entrevista forma parte de la serie #EDITORASMUSICALES. Si quieres saber más sobre sus experiencias, hacia donde se dirige el negocio, la situación que viven las mujeres dentro de él…. Todo contado desde la pasión que sienten hacía la música, que es su motor de vida, no te pierdas la siguiente entrevista a Arantza Mozo. La próxima semana en #VEINDIGITAL.

 

@titadesustance