FLOR VIOLETA

25 / 09 / 2015
POR Carlota Guerrero

florvioleta1

“Una tarde que pasé sentada en una silla del rastro dels Encants Vells, ayudando a mi amiga Olga a vender ropa, vi a una chica que despertó en mí infinita curiosidad. Pasó un par de veces por delante mío, y finalmente entró en mi paradita y se probó unos pantalones azules.

– Sólo valen 5 euros y te quedan muy bien, seguro que te los pones mucho, tienes una cara increíble, me gustaría mucho hacerte fotos. ¿Cómo te llamas?
– Flor Violeta.

florvioleta2

Flor Violeta vino a mi casa una semana después, para un proyecto en el que yo grababa a distintas chicas mientras miraban a cámara y se les iban mojando las camisetas. Antes de que llegara tuve miedo de que fuera menor de edad y de que estuviera fuera de lugar lo que íbamos a hacer. Al abrir la puerta le pregunté lo primero,

– ¿Cuántos años tienes?

-18 recién cumplidos.

Flor tiene 18 años pero habla como alguien que quiere tener muchos más, con prisa por hacerse mayor y conocer todas las cosas del mundo. En casa, sentados en los sofás, había amigos y amigas míos, todos mucho mayores que ella. Pero ella estaba muy tranquila y les hablaba de sus intenciones y de sus miedos, sin vergüenza y preguntaba consejos y escuchaba mucho. Cuando se fue, pasaron los días y pensé mucho en su cara y en su energía y en qué tenía esa chica que me obsesionaba tanto. Nunca me había pasado antes de una manera tan intensa, el quedarme prendada de una imagen tan concreta, sin entender porqué.

Así que le pedí si la podía volver a fotografíar, y vino a casa y estuvimos toda una tarde haciendo fotos con su ropa de ballet y con un traje que se había comprado meses atrás para disfrazarse de Elena Anaya en ‘La piel que habito’. Flor me contó que había estado en Japón con su madre y con el novio de su madre y que le había encantado, también que quería ser artista pero que no sabía muy bien cómo. Me dio las gracias por haberla parado aquel día en els Encants y me dijo que le había hecho sentir muy guapa y luego nos abrazamos. Ahora se ha ido a vivir a Londres, pero le dije que me gustaría fotografiarla durante toda mi vida y hacer un libro dentro de 40 años que plasme como ha crecido y ella me dijo que vale.

florvioleta3

florvioleta4

Carlota Guerrero para #VEINDIGITAL