Las 7 caras de Isabella Rossellini: de Bruce Weber a David Lynch

16 / 06 / 2017
POR Jaime Martínez

Delicadas fotografías eróticas junto a Madonna, polémicas actuaciones a las ordenes de David Lynch o una serie documental sobre la sexualidad animal. Con motivo de su 65º aniversario, recordamos las múltiples facetas y los trabajos más significativos de Isabella Rossellini.

 

 

“Cuando eres joven hay mucha presión, el trabajo, la necesidad de dinero… Pero con el paso de los años el enfoque se vuelve cada vez más y más claro. Nadie habla de eso, de lo maravilloso que es envejecer”. Así contaba Isabella Rossellini en el periódico The Guardian hace tan solo unos meses lo cómoda que siente en su propia piel, “Soy mayor, así es como lucen los 65”.

Hija de la oscarizada Ingrid Bergman y del director de cine Roberto Rossellini, Isabella nacía en Roma junto a su hermana gemela Isotta un 18 de julio de 1952. Reportera, actriz, modelo, directora de cine o guionista, a sus espaldas lleva una excelsa carrera profesional plagada de éxitos y con no menos dificultades, a las que siempre ha sabido hacer frente con esa innata elegancia que tanto le caracteriza.

Animados por celebrar su 65º aniversario, repasamos en estos 7 puntos sus múltiples facetas y sus trabajos más significativos junto a otros artistas, fotógrafos y directores de cine de la talla de Madonna, Bruce Weber o David Lynch.

 

1. Traductora y reportera.

Después de crecer entre Roma y París, con 19 años Isabella se aleja de su Italia natal para estudiar en la academia Finch College de Nueva York.

Durante esta etapa compagina sus estudios con trabajos como traductora y reportera para la RAI – la televisión pública italiana – participando en programas como L’altra domenica, de Roberto Benigni. Junto a él y al resto de colaboradores del programa Rossellini rueda en 1980 Il pap’occhio, una comedia satírica sobre el Vaticano y entorno al Papa, que pese a su gran éxito, termina siendo confiscada por la justicia y retirada de la salas de cine tres semanas después de su estreno acusada de ofender a la iglesia.

 

(1) Retrato de Isabella Rossellini. (2) Fotografía de Rossellini junto a Martin Scorsese, su marido entre los años 1979 y 1982.

 

2. Carrera como modelo.

Durante su matrimonio con Scorsese, al que conoce cuando le encargan realizarle una entrevista para la RAI, Isabella se instala en Nueva York. Allí conoce al fotógrafo  estadounidense Bruce Weber, que impulsa su carrera como modelo tras tomarle una serie de fotografías que presenta a la edición británica de la revista Vogue.

Es el año 1980, con 28 años, ella comienza una imparable carrera como modelo. Tras el objetivo, a Weber le seguirá una larga lista de fotógrafos entre los que encontramos nombres como el de Richard Avedon, Bill King, Helmut Newton, Peter Lindberg, Herb Ritts, Annie Leibovitz o Robert Mapplethorpe, encargados de retratar la etérea y delicada belleza de Rossellini, que termina convertida en motivo de exposición con la muestra Portrait of a Woman de 1988 organizada en el Museo de Arte Moderno de París.

 

(1) Isabella Rossellini fotografiada por Robert Mapplethorpe, 1988. (2) Por Bruce Weber, 1982. (3) Por Steven Meisel para Dolce & Gabbana, 1989. (4) Por Helmut Newton. (5) Fotografiada por Michel Comte.

 

3. Actriz y musa de David Lynch.

En pleno auge de su carrera como modelo, y tras participar junto a Helen Mirren en la película White Nights, Isabella conoce al director de cine David Lynch, que le ofrece interpretar el papel de la atormentada Dorothy Vallens en su próxima película ‘Terciopelo Azul’.

Junto a Kyle MacLachlan – el agente Cooper de Twin Peaks -, Isabella realiza la que está considera como una de sus mejores interpretaciones como actriz y uno de sus papeles más complejos. Convertida ya en un clásico del séptimo arte, Rossellini contaba en la edición de Vogue Italia como “la película fue rechazada en el Festival de Cine de Venecia, y recuerdo que también hubo algunas críticas muy severas dirigidas hacia mí. Algunos llegaron a escribir ‘La hija de Bergman se ve obligada a hacer porno porque no sabe actuar’ ”.

Durante el rodaje de ‘Terciopelo Azul’, actriz y director iniciaban una relación sentimental que terminaba abruptamente pocos meses después de la grabación en 1990 de ‘Corazón Salvaje’, la segunda y última película en la que Rossellini trabajaría bajo la dirección de Lynch.

 

(1) Isabella Rossellini junto a David Lynch por Helmut Newton, 1988. (2) Isabella durante la grabación de ‘Corazón Salvaje’, 1990. (3) Interpretando a Dorothy Vallens en ‘Terciopelo Azul’, 1986.

 

4. SEX by Madonna.

En octubre de 1992 Rossellini volvía a ser objeto de crítica y centro de todas las miradas por su participación en la publicación de SEX, un libro ilustrado con fotográficas explícitas de Madonna junto a otros rostros conocidos como Naomi Campbell o Big Daddy.

La publicación del libro se hizo coincidir con el lanzamiento del primer sencillo de “Erotica”, el quinto álbum de estudio de la cantante, para cuyo videoclip -censurado por su alto contenido sexual- se utilizaron extractos y diferentes tomas de las sesiones fotográficas dirigidas por Fabien Baron como director artístico, y con Steven Meisel como fotógrafo.

 

Fotografías de Isabella Rossellini junto a Madonna tomadas por Steven Meisel para el libro ‘SEX’, 1992.

 

5. Imagen de Lancôme.

Ironizando con la desesperada necesidad de parar el proceso de envejecimiento de esta nuestra sociedad, Isabella participaba en 1992 junto a Meryl Streep, Goldie Hawn y Bruce Willis en la película de Robert Zemeckis “La muerte os sienta tan bien”.

Parece que la intervención de Rossellini en el papel de una libidinosa hechicera encargada de vender el elixir de la eterna juventud, no fue del agrado de los directivos de Lancôme, con quien la hija de Ingrid Bergman mantenía un contrato de exclusividad desde 1982. Alegando que había sobrepasado la edad límite con la que poder representar a la casa intentaron rescindir su contrato, comenzando un duro proceso al que Rossellini llegó a definir como su tercer divorcio. “Mi hija tenía 10 años, mi hijo uno, y yo era una madre soltera. Lloré y me deprimí, me preocupaba económicamente”, por lo que no dudó en pedir consejo a uno de los directivos de la compañía que, como contaba en declaraciones al periódico The Guardian en 2016, le respondía con un impasible “No soy tu niñera”.

Pero parece que las cosas en Lancôme han cambiado con el paso de los años, los nuevos directivos han constatado que las mujeres al llegar a cierta edad no desaparecen, y Rossellini volvía a ser embajadora de la casa francesa 25 años después.

 

(1) Isabella Rossellini por Jody Rogac. (2) Isabella Rossellini por Terry O’Neill, 1984.

 

6. Directora y guionista de Green Porno.

En 2008 y con 56 años Isabella comenzaba el único proyecto de toda su carrera que verdaderamente puede considerarse como pornográfico. Una serie de documentales sobre la vida sexual de los animales que ella misma se encargó de dirigir y presentar.

Fue tal el éxito, que de los ocho capítulos planteados en un principio, terminó grabando 40. Al “público le interesa siempre el sexo, y si hubiese hecho una serie sobre por ejemplo los sistemas digestivos, no creo que hubiese tenido tanto interés”, reconocía la actriz durante la clausura del XXXII Festival de Otoño a Primavera celebrado en Madrid en 2015.

 

Vídeo y fotografía de la serie de documentales ‘Green Porno’.

 

7. Guionista de ‘Mi papá tiene 100 años’.

Antes que con Green Porno, Isabella ya había probado suerte como guionista en uno de sus proyectos más íntimos, el corto conmemorativo con motivo del centenario del nacimiento de su padre ‘Mi papá tiene 100 años’.

Rodado en blanco y negro al más puro estilo de los clásicos del director de Roma città aperta, en ella aparece Isabella como la única interprete de una cinta en la que se encarga de dar vida a diferentes personajes, entre los que se encuentran el productor de cine David O. Selznick, Charles Chaplin, Alfred Hitchcok, su propia madre o a ella misma. “Pasé nueve meses escribiéndolo y un año rodándolo. Todo lo que pongo en boca de los personajes fue dicho por ellos en la vida real”, explicaba la actriz durante la presentación de la cinta en 2005. Un tributo personal con el que quiso recordar la figura del director italiano y del padre, que termina con su voz diciendo: “Yo no sé si eras o no un genio, pero te quiero”.

 

(1) Retrato de Isabella Rossellini. (2) Fotografía familiar junto a sus hermanos y sus padres Ingrid Bergman y Roberto Rossellini, 1953.