Masculina, deportiva y colorista. Así es la nueva mujer de Thom Browne

14 / 06 / 2017
POR Carolina Romeu

En septiembre el Fashion Institute of Technology homenajeará al diseñador con un acto que será dará comienzo a la semana de la moda de Nueva York. Coincidiendo con el anuncio, el maestro del sastre ha presentado su última colección.

 

Foto: Joseph Maida

 
El FIT (Instituto de Tecnología de la Moda) homenajeará al diseñador Thom Browne el próximo 6 de septiembre en el Lincoln Center de Nueva York. El acto será en forma del tradicional almuerzo que desde hace unos años es el encargado de dar el pistoletazo de salida a la semana de la moda neoyorquina. Su creatividad, su visión, su espíritu imaginativo y su uso de técnicas de alta costura le han hecho merecedor de este premio que reconoce su labor en el mundo de la moda. Un reconocimiento que tal y como afirmó el propio Browne al conocer la noticia, “es un honor tan abrumador, un honor que es humillante, ver quién ha recibido el premio en el pasado. Sólo espero poder estar a la altura de las expectativas que viene con su aceptación”. Con él, el diseñador se sumará a una larga lista de homenajeados como Karl Lagerfeld, Valentino, Oscar de la Renta, Carolina Herrera o Manolo Blahnik.

Thom Browne es el responsable de haber dado una nueva vida a los clásicos trajes de chaqueta, llevando el vestuario masculino un paso más allá. Desde 2011, además, también diseña para mujer. Su última colección -Crucero 2018- la ha presentado en su tienda de Hudson Street en Nueva York. El maestro de la sastrería ha realizado un desfile en el que los tejidos eran los protagonistas en sus diseños y cada una de las modelos parecía la invitada perfecta para acudir a un partido de tenis en Wimbledon. Una colección con muchas influencias de su trabajo en colecciones masculinas. Un vestido camillero blanco con corbata gris y una chaqueta gris parecía algo esperado, pero el diseñador sorprendió añadiendo grandes notas de color a medida que avanzaba el desfile, aportando un toque más femenino y divertido. Toques de uniforme escolar japonés, tweeds llenos de color, abrigos de pieles, blazers bordadas con cuidados detalles y bermudas como protagonistas.
 

/