Minimalista, picassiana, poderosa. La expresión Intuitiva de Koketit

29 / 07 / 2019
POR Alegría Olmeda

Decir más con menos, como en la poesía. Hablamos con la artista capaz de revelar lo invisible a través de sus líneas.

De servir para el ejército israelí, al arte. Parece surrealista, pero es la verdadera historia de Shira Barzilay, la creadora tras Koketit. Con el mundo por lienzo, su interpretación del mismo en single line ha conquistado a marcas como Roberto Cavalli, Chanel o Desigual. Fan incondicional de Instagram, mediante sus líneas revela lo invisible. Te acercamos al mundo minimalista, expresivo y poderoso de Koketit en sus propias palabras.

 

Para los que no te conozcan. ¿Quién está detrás de Koketit y de qué trata tu trabajo?

Soy Shira Barzilay, una artista de 37 años viviendo en Tel Aviv. Creo mi arte desde un espacio profundo e intuitivo pero con una disposición alegre. Como artista digital, siento que no hay limitaciones a la hora de la creación más allá de mi propia mente. Es por eso que me esfuerzo constantemente para derribar esos muros. Como inconformista, creo que todos somos únicos y vemos las cosas como las vemos si dejamos de tener miedo. Agrego mi arte a las historias que ya están contadas y ofrezco un cambio en la narrativa según mi perspectiva. En ese sentido, el mundo es mi lienzo.

¿Qué significa Koketit? ¿Por qué elegiste ese nombre?

Koketit es la traducción hebrea de coqueto. Siento que abarca mi visión de la vida. Para ser light, no te tomes demasiado en serio, coquetea con la vida, con el arte, con las ideas. Rompe con las normas. Siempre reinvéntate y sé renovado. Se me ocurrió años atrás cuando comencé un blog de ilustración de moda. Hice un dibujo de moda y la llamé Koketit. Ella era la versión ilustrada de mí y todavía se manifiesta en todos los dibujos de mi cara. Hemos recorrido un largo camino.

 

Entramos a tu IG y vemos tus ilustraciones en enchufes, jeans, lonas, fotografías, accesorios … ¿Cuál fue el principio?

Mi background es la moda. Fui a la universidad de diseño de moda “Shenkar” en Tel-Aviv cuando tenía 17 años. Fui la estudiante más joven en ser aceptada, ya que la mayoría de los estudiantes comienzan sus estudios en Israel a los 21 años, porque primero tenemos que servir en el ejército.

Tuve que servir 2 años al ejército israelí, y después de eso, regresé para obtener mi título. Suena surrealista, pero la realidad de vivir en Israel es así, es una experiencia única.
Después de graduarme sentí la necesidad de separarme y me mudé a Los Ángeles por un año. Mientras estaba allí, me enamoré de la ilustración de moda y decidí cambiar mi enfoque a la ilustración, en lugar de hacer ropa. Fue mucho mejor para mí.

A través de los años, trabajé de manera independiente en Israel como ilustradora de moda e hice mi marca nivel local, pero también logré trabajar con Roberto Cavalli y H&M. Tuve que pasar por un proceso natural de madurar y creer en mí misma para pasar de ser ilustradora, a ser artista. Tuve que encontrar mi propia voz. Tomó años.

La mayoría de lo que ves en mi Instagram son creaciones de imágenes en lugar de productos de la vida real. Coqueteo con ideas y las traigo al mundo. Luego, a través de esas ideas, hago colaboraciones con diferentes marcas. Es un proceso súper gratificante.

Haces muchas colaboraciones con marcas de moda. ¿Cómo propones el paso del lienzo a la tela? ¿Fue difícil la adaptación?

Como dije, soy creadora de imágenes en Instagram y la mayoría de lo que ves es una explosión de la realidad. Este es mi punto de vista Koketit -siendo coqueta- de la vida. Siento que el mensaje es que vivimos en un mundo digital, nos hacemos photoshop al punto que somos irreconocibles. Tenemos una imagen digital, vivimos una vida digital, y yo soy diseñadora digital. Esto no significa que no llevo y no llevaré mi arte al mundo real, pero el aspecto de la producción es menos interesante para mí. Es por eso que las colaboraciones con las marcas son tan grandes. Yo proporciono el arte, ellos proveen la producción.

 

Tu lenguaje visual es poderoso y minimalista en partes iguales. ¿Siempre ha sido así o has tenido un proceso?

En absoluto. Pasé por un proceso tan largo para llegar a donde estoy ahora… Nada se creó en un día. Es muy interesante porque, como ilustradora de moda, mi estilo solía ser más figurativo. El trabajo es ilustrar literalmente la historia, la idea, la narrativa… Estás ilustrando el punto de alguien más. Con el tiempo, y mucho a través de Instagram, poco a poco comencé a desarrollar mi propia voz y no sentía la necesidad de exponer el punto de vista de nadie más que el mío. Instagram fue una herramienta increíble para este descubrimiento porque puedo practicar mi creatividad a diario. Desarrollé mi pensamiento creativo, mi habilidad, mi oficio, y gané exposición en el camino, asegurando el trabajo e inspirando a otros a crear también. Es realmente increíble. ¡Me encanta Instagram!

Con el tiempo, me desafié a mí misma a trabajar con menos líneas, llegar al punto más rápido y decir menos. Como la poesía, que coincidentemente es lo que significa mi nombre en hebreo.

Soy muy rápida y no tengo paciencia para meditar en una pieza durante demasiado tiempo. Es una expresión intuitiva en su forma más pura. Estudié cómo funciona Instagram mucho tiempo, porque entendí su poder pero me tomó un tiempo aprovechar mi propio poder. Realicé algunos trucos y los implementé religiosamente. El nombre del juego es constancia, como cualquier cosa en la vida.

Hace poco estuve en Barcelona y visité el museo Pablo Picasso. Escucho mucho que mi trabajo se parece al suyo y, por lo tanto, tenía curiosidad por profundizar. Lo que descubrí es que su estilo de arte evolucionó tanto a lo largo de su carrera, que el estilo famoso por el que es conocido, solo se desarrolló en un período muy posterior de su vida. Fue tan inspirador para mí ver que Picasso pasó por este proceso de “simplificar” su arte y hacerlo más puro… Esto me conmovió e inspiró mucho.

Hemos leído en alguna ocasión que dices que te gusta la línea única porque puedes decir mucho con muy poco. ¿De qué tratan tus ilustraciones?

Alguien me escribió que a través de mis líneas revelo lo invisible. Es sorprendente cómo a veces un extraño puede ofrecer una visión de tu trabajo que se alimenta directamente de tu alma. Yo estaba muy agradecida por ello. Tengo una imaginación muy desarrollada, digamos. Por ejemplo, veo caras por todas partes. En grietas de lado, baldosas de mi baño, cosas al azar. Tal vez eso me hace un bicho raro, pero oye, esa soy yo.

 

¿Qué hay en tu mesa cuando vas a trabajar? ¿Cuáles son las herramientas que nunca fallan?

Lo primero de todo, mi Ipad pro. Es la mejor herramienta que he tenido. También uso una pantalla táctil del escritorio, por Wacom cintiq 24HD. Además, siempre hay grandes hojas blancas sobre mi escritorio con lápices y bolígrafos para cuando siento la necesidad de garabatear. Todas mis notas y páginas de tareas están llenas de garabatos. Tanto es así, que hace unos dos años tuve una exposición de arte que mostraba todos estos garabatos en las páginas de trabajo para mostrar el lanzamiento creativo de la mente. El proceso creativo es algo fascinante, a veces no menos que el producto final.

Estás trabajando en la animación de tu trabajo. ¿Cómo es el resultado?

Recientemente he empezado a experimentar en la animación. Es un mundo nuevo y estoy explorándolo y viendo qué puedo hacer con él. El objetivo final es realizar la animación en vivo proyectado en superficies a gran escala, como edificios, frente a una multitud. Siento que este puede ser el futuro del arte.

 

Algún proyecto en mente que quieres compartir con nosotros …

Uno de mis objetivos de este año era poder exponer mi arte a un mercado internacional, y a través de Instagram, pude hacerlo. Tengo seguidores de México, Irán, Australia … en todo el mundo.

Disfruto trabajando en múltiples proyectos en un momento dado porque siento que mi atención funciona mejor cuando se divide: la energía se propaga mejor y hay menos presión y más creatividad. También me da un sentimiento de abundancia, una palabra en la que medito diariamente para aportar más a mi vida.

Así que ahora mismo estoy trabajando en diferentes colaboraciones con una marca de prendas de punto de Nueva York, una marca de fragancias en Australia, y camisetas y otros productos en marcas de ropa urbana. Tengo una colaboración que está disponible en este momento con la marca SUNCOO, con sede en París. Hicimos una colección de viajes juntos. También estoy diseñando un reloj para una marca masculina. Y, por supuesto, estoy todo el tiempo vendiendo mis impresiones en koketit.com e ilustrando en vivo en eventos y funciones.

www.koketit.com