‘Podría’ uno de los temas más experimentales de Mireia Vilar

15 / 09 / 2020
POR Nuria Miralles

La artista nos cuenta algunos detalles de su tema y el mensaje que hay detrás de la letra. No te pierdas nuestra entrevista a esta cantante que defiende la música de autora.

Mireia Vilar es una artista que creció entre el jazz, el género clásico y el popular. Desde bien pequeña decidió dedicarse a la música. Su paso por Barcelona le convirtió en lo que quería ser y, actualmente en Cataluña, reside y compagina su trabajo como compositora con la docencia en diferentes centros. Su primer álbum llegó en 2016: “Madre Salvaje“, un disco en el que las historias reales e imaginarias conviven sin contrastes. Después del realismo mágico se abrió paso su segundo trabajo: “La Plaga” (2019), un álbum en el que hace referencia a la cultura de masas y lo destructiva que puede llegar a ser. Su registro podría definirse como Avant Pop Luminoso de autora, pese que a Mireia le gusta fluir y no etiquetarse. Después de un año del lanzamiento de su último disco, la artista comparte con nosotros un directo de su canción “Podría“, un tema inspirado en un poema de Jandroche Ballester. En esta actuación cuenta con los diseños de Krizia Robustella, la firma barcelonesa que les ha vestido en esta ocasión tan especial. Hablamos con ella para conocer de cerca todos los detalles de su última propuesta.

Mireia Vilar x Krizia Robustella

¿Qué significa para ti “La Plaga”? 

Para mí ha significado tres cosas: el concepto, el equipo y el aprendizaje. 

El concepto porque da título a mi segundo disco y porque en prácticamente todas sus canciones se esconde una personificación del término “plaga”. Se manifiesta en forma de comportamiento o reacción humana que actúa en masa y es un tanto destructiva. Con una visión distópica, la plaga puede destruir cosas negativas como pasa en el tema “Podría”, donde se intenta eliminar los actos de odio. O de lo contrario, como se intuye en el tema homónimo, puede destruir cosas positivas, entre otras, la anulación de la personalidad individual. 

A pesar de ir creando estos proyectos a lo DIY (a lo Juan Palomo), suelo contar con algunas personas que me acompañan en el camino. Sobre todo me gusta compartir visiones e ideas con la artista Mercè Soler, que inspira mucho los textos de mis canciones. La mayor parte de canciones de “La Plaga” (2019) están inspiradas en los microrrelatos del libro de artista titulado “Foramen”, todos escritos por Mercè. En él, también aparecen ilustraciones de Paz Boïra. Desde mi primer disco (Madre Salvaje, 2016) está muy presente la esencia de Soler. 

Musicalmente hablando lo he compuesto y producido yo misma, en mi casa, con el ordenador y dos sintes. Participan algunos colaboradores (Vsse, Carlos el Loco Bedoya, Luís Martínez, Carlos Freitas) que le han acabado de dar brillo a mis temas. Pero me entregué entera a la producción y al trabajo de “La Plaga”. ¡Qué intenso fue! Ser artista 360º es duro. Me llenaría de felicidad poder tejer un equipo (discográfica, management…). 

Lo mejor del proceso sin duda ha sido la cantidad de cosas que aprendí y que me ayudan a ir creciendo como persona y como profesional. Me encantaría formar parte de otras bandas y abrir la puerta a la composición y a la producción no solo para mí, sino para otros.

¿Qué mensaje has querido lanzar? 

Quizás dejar caer ciertas reflexiones que a veces me invaden sobre el comportamiento en masa, el amor romántico, la convivencia social, la muerte, individuos curiosos… He querido destacar ese contraste entre la libre individualidad y la dependencia que crea la psicología masiva. Y la verdad, en estos tiempos de locura pandémica que nos toca vivir, casi ha sido una premonición je, je.

En este nuevo vídeo de “Podría” la música y la voz se graban en directo, ¿fue difícil crear el ambiente y el sonido para la canción? 

El espacio de Facundo (Novoestudios) es muy acogedor y no tardamos nada en darle al rec. El plano secuencia de Guillem Sampedro también fue rodado. Creo que ha quedado un vídeo fresquito y espontáneo, estoy contenta del resultado. Donde sí que estuvimos invirtiendo tiempo fue en los ensayos. No es fácil darle vida a la música producida con un ordenador. Menos mal que Pablo Barrios (teclista) y Patrick Cleland (baterista) lo han dado todo. Estoy enormemente agradecida. 

 

Mireia Vilar x Krizia Robustella

¿De qué manera los diseños de Krizia Robustella dialogan con tu música? 

Desde que descubrí sus diseños me he dejado caer por su tienda. ¡Es encantadora!! Y soy fan de sus creaciones claro. Su colección Gentlegang le encaja perfectamente a la imagen que busco, tiene ese toque elegante y urbano al mismo tiempo, pero sobre todo el diálogo aparece porque las prendas “destellan”. Busqué desde el principio que del vestuario surgieran destellos. En la portada y en el videoclip usamos mucho la purpurina y en las fotos del año pasado buscamos los reflejos del sol… 

El tema está inspirado en un POEMA de Jandroche Ballester, ¿qué fue lo que te sedujo? ¿te costó trasladar el mensaje del escritor a tu canción? 

Fue leer su poema y enseguida me salieron los acordes y la melodía. La temática describía el disco entero prácticamente con esa idea de “crear la masa que elimine las voces de odio para siempre”. A veces tardas muchos días en aunar letra y música. En cambio, otras veces, la trama emana mucho contenido súbitamente.

Tu música te define con la etiqueta de Avant Pop Luminoso, ¿podrías explicarle a los lectores algunas de las claves de este estilo? 

Cierto es que no me gustan mucho las etiquetas y cuando trabajas el género de creación de autora es complicado definirse. Además me encanta transformarme e ir cambiando de formatos y estéticas. Eso sí, no puedo escapar de pertenecer al saco de la música popular. Por otro lado, al estar en contacto con otras disciplinas de creación contemporánea puede aparecer un mini toque vanguardista. Luminoso porque la luz es energía, casi siempre positiva, y me encanta que me estalle en la cara, en el espíritu y en la mente.

Puedes seguir a Mireia Vilar en @mireiavilarsona