Uzza: la primera firma de cosméticos Made in Spain en utilizar Ocean Waste Plastic

30 / 09 / 2019
POR Marta Hermosilla

Mitad marroquí mitad española, su producto estrella ‘Open Sesame’ elaborado con materias de cooperativas femeninas de Marruecos. Hablamos con su creadora, Salima Issaoui.

Fotografía de Maty Chevrière

Una charla entre amigas bebiendo té a la menta entre los jardines de narcisos de Marrakech… Así nace Uzza, una firma cuida la piel con productos naturales que se adapta a todo tipo de pieles. Además, se define como una marca natural y sostenible de cosmética personalizada. Su producto ‘Open Sesame’ es la muestra de ello con su fórmula water-responsible.

Hablamos con su fundadora Salima Issaoui, una mujer fuerte que siempre luchó contra los que la veían diferente por sus orígenes. Unos orígenes al norte de África, en Marruecos, que hoy le han permitido crear una firma de skincare única y especial, como ella.

Fotografía de Maty Chevrière

Marruecos ha sido esencial para la creación y consolidación de Uzza ¿cuánto y en qué ha influido el país?

En Marruecos están mis raíces. Me gusta verme como un árbol (un cedro para ser más concretos) que tiene sus raíces en África y sus ramas en Occidente. Desde pequeña he tenido muy presente de donde vengo, pero no ha sido hasta hace poco que me he dado cuenta del peso y la importancia que tienen mis orígenes. Crecer en España no es nada fácil para los hijos de inmigrantes marroquíes, así que durante mi infancia y adolescencia, a modo de supervivencia, estuve muy desconectada de mis raíces. Ha sido recientemente, después de vivir en otras ciudades europeas donde hay una mayor diversidad y apertura cultural que empecé a sanar mi relación con Marruecos. Uzza es un homenaje a mis orígenes, a la cultura de mis antepasados. Además, desde la perspectiva cosmética, Marruecos es un país interesantísimo no solo por los ingredientes que se encuentran, sino que también por cómo se vive la belleza. En Marruecos la cosmética es algo que se comparte y se vive acompañado/a, la sabiduría tradicional se sigue pasando de generación en generación. ¡Los mejores consejos beauty me los han dado desconocidas en hammams! Estas ganas de compartir con los demás y de crear comunidad son también parte del ADN de la marca.

La marca se define como ‘cosmética real para pieles de verdad’ ¿qué significa esto?

En nuestros boards de valores y mensajes que queremos transmitir la palabra “real” sale repetida varias veces a modo de mantra. Con cosmética real nos referimos a una cosmética trabajada y adaptada a las necesidades que tiene tu piel. Uzza es una marca que diagnostica el estado de tu piel y recomienda rutinas de skincare según las necesidades reales de tu piel. Si necesitas una rutina de dos productos, no intentaremos venderte cuatro. Queremos que la gente empiece a consumir cosmética sabiendo que lo que compran les conviene, me espantan los baños con decenas de productos de belleza, tanto como me preocupan las pieles que no reciben ningún tipo de cuidado.

Fotografía de Naty Creci

Hablando de cosmética natural… ¿cuáles son los ingredientes principales de los productos? ¿se han usado materias primas de Marruecos?

Una vez tuvimos claros los ingredientes con los que íbamos a trabajar intentamos que algunos de ellos provinieran de cooperativas femeninas en Marruecos. Al apoyar estas cooperativas, destinamos recursos económicos que van directamente a mujeres de aldeas marroquíes donde la mujer raramente tiene acceso a la educación o a una autonomía económica.

¿Dónde se produce Uzza?

Cuando empezamos a trabajar las formulaciones de Uzza junto a nuestro laboratorio y equipo técnico, teníamos muy claro que iba a ser una marca inspirada en cosmética tradicional marroquí y que iba a respetar los ingredientes estrella de cada tipo de producto, pero potenciando sus propiedades a través de procesos químicos en un laboratorio en Barcelona. Born in Morocco, made in Barcelona.

¿Cómo convertir una marca de cosmética en algo 100% inclusivo? ¿cómo se puede abarcar el cuidado de todo tipo de pieles?

En la industria cosmética aún hay mucho camino por recorrer en este aspecto. Una marca de belleza no es inclusiva porque en su feed de Instagram se muestren diferentes tipos de belleza. Hay que deshuesar las marcas y ver si están comercializando con el concepto de inclusividad o si realmente lo son. Cuando una empresa crea “campañas inclusivas” colocando a cuatro personas de diferentes continentes en una misma foto, pero pide a la modelo nigeriana que se haga el pelo en casa porque no saben como tratar afros, no está siendo inclusiva. Cuando una firma bookea a modelos asiáticas, africanas y latinas para su desfile, pero el equipo es mayoritariamente caucásico, no está siendo inclusiva. En este momento donde el concepto de inclusividad está en boca de tantas marcas, debemos ser críticos y ver si dicho valor es real o es un oasis. La inclusividad se empieza desde dentro, con equipos multiculturales.

Fotografía de Naty Creci

Fotografía de Naty Crec

 

Habladnos de Open Sesame, vuestro producto estrella.

Con Open Sesame queríamos crear un producto que no solo desmaquillara, sino que también ofreciera una buena limpieza facial. Por eso decidimos que fuera un limpiador 2 en 1, formulado con aceite de sésamo como ingrediente estrella para beneficiarnos al máximo de sus propiedades calmantes y antiinflamatorias. El orientalismo y la magia de Las mil y una noches nos inspiraron con el cuento de Alí Babá y su famoso Ábrete Sésamo para el desarrollo de nuestro primer producto. Open Sesame destapa un universo de sueños donde la humildad, simplicidad y generosidad abundan rindiendo homenaje a los orígenes sin perder de vista el horizonte.

Fotografía de Maty Chevrière

Uzza se define como una marca sostenible y socialmente responsable.

Somos la primera marca made in Spain en utilizar Ocean Waste Plastic como alternativa sostenible al plástico virgen. Algo no va nada bien con la industria cosmética y el uso del plástico. Cada año, 8 millones de toneladas de plástico acaban en los océanos y un 13% proviene de productos de belleza y cuidado personal. Esto tiene que cambiar.

En Uzza todos nuestro packaging es Ocean Waste Plastic recogido principalmente del mar de Filipinas, del Caribe y del Océano Índico. Al sustituir el uso de plástico virgen por OWP contribuimos a la disminución de residuos plásticos y a la limpieza de océanos. Queremos limpiar los océanos, reducir los desechos, recuperar el plástico antes de que acabe en nuestros océanos y proporcionar una fuente alternativa de entrada a la resina virgen. Empleando OWP en vez de resinas vírgenes reducimos las emisiones de CO2 al 56%, además la producción de OWP conlleva un 85% menos de energía, y se emite un 75% menos de gases de efecto invernadero. El concepto de OWP no solo consiste en recoger plástico, sino también en trabajar para evitar que nuevos plásticos entren en los océanos. Apoyamos a la industria del reciclaje, apoyamos las iniciativas locales de creación de reciclaje en áreas donde el plástico normalmente no se recoge y se recicla. Si queremos cuidar de pieles humanas, ¿cómo no íbamos a cuidar de la piel de nuestro planeta?

Después de tu amplia experiencia dentro del mundo de la moda y la belleza ¿qué significa para ti crear tu propia línea de Skincare?

Me hace gracia recordar el momento en el que decidí dejar el mundo de la bioingeniería, por el mundo de la comunicación. ¡En casa no entendieron nada! “Hija, ¿pero que vas a hacer qué? ¿qué es esto de la comunicación? ¿pero ya no quieres ser ingeniera? ¡seguro que te iría mejor!” Ahora, me encanta ver cómo Uzza me está permitiendo fusionar mis conocimientos en botánica y sistemas sostenibles, con mi espíritu creativo y pasión por la belleza. Pero en realidad Uzza existe desde hace mucho más. Uzza es esta voz aterciopelada pero irrebatible que me decía “it’s all good” cada vez que por tener el cabello rizado y un nombre árabe me he sentido desplazada. Cada vez que por ser ‘demasiado’ me he sentido menos. Uzza es mi “it’s all good” y el de otras personas maravillosas que también se han sentido excluidas por ser ‘diferentes’. Por fin siento que en el eco resonamos todas juntas, dejando el vacío y aflorando en el presente con más fuerza que nunca.

Fotografía de Maty Chevrière

www.uzzaskincare.com