Así retrata Carlos Darder el nuevo erotismo

23 / 05 / 2018
POR Anna Pardo

Hablamos con el fotógrafo sobre Island Kids, una serie que nos traslada a la Isla de Palma para redescubrirnos el desnudo como símbolo de libertad.

 

 
Carlos Darder tiene una sensibilidad especial y sus fotografías transmite esa magia que siente hacia todo lo que le rodea. La influencia de su madre, de profesión fotógrafa, ha impactado con fuerza en su interior. Además, siempre ha estado vinculado al mundo del arte y sus estudios están relacionados con el diseño gráfico, por lo tanto, sabe de lo que habla. Captura momentos especiales, únicos, que tienen esencia propia. Sus imágenes suelen mostrar el ambiente nocturno que comparte con sus íntimas amistades, su principal motor de trabajo. El desnudo es una parte clave de su obra, considera la desnudez como el estado máximo de libertad y se niega a aceptar la censura que los cuerpos en su aspecto natural padecen en redes sociales. Así, presenta su nueva colección de imágenes, que ha titulado Island Kids y con ella nos traslada a la preciosa Isla de Palma para contarnos, a través de una estética limpia y muy cuidada, como sería pasar unos días en el paraíso con sus amigos. Déjate conquistar por la obra del fotógrafo que aboga por al liberación y la sensualidad.
 

 
Carlos eres fotógrafo y tienes gran inquietud artística, ¿de dónde proviene tu interés por este arte? ¿Es algo que ha vivido siempre contigo?

Es algo que desde muy pequeño he llevado conmigo, mi madre fue fotógrafa desde muy joven, solía hacer viajes por todo el mundo y siempre los documentaba. Recuerdo tener seis o siete años y siempre llevar a las excursiones de clase cámaras desechables, luego mi madre revelaba los carretes, ponía todas las fotos en un mural y nos hacía escoger las que más nos gustaran.

¿Tienes estudios relacionados con el ámbito de la fotografía o has aprendido de forma autónoma?

Diría que de manera autónoma, estoy acabando de estudiar diseño gráfico y no nos han enseñado prácticamente nada relacionado con la fotografía.

 

 
¿Cómo definirías tu estilo en tres palabras?

Espontáneo, fresco y alocado.

¿En qué sueles inspirarte para realizar tus fotografías?

Principalmente mis inspiraciones suelen ser mis amigos, transmitir cómo me siento mediante la fotografía y que la gente se sienta como si estuviera dentro de las imágenes. Muchas veces me gusta llegar al punto de que me digan que me he pasado de la ralla.

 

 
La fotografía es un arte que vive de la inspiración, ¿cuáles son tus fotógrafos más admirados?

¡Qué difícil pregunta! Me quedaría con Sandy kim, Chuck Grant, Ryan Mcginley, Vivian Fu, Ren Hang…

¿Tus imágenes son capturas estudiadas con anterioridad o son el resultado de la naturalidad de un instante especial?

De un instante especial, siempre suelo apuntar en las notas de móvil todas las ideas que me vienen a la cabeza pero luego no llevo ninguna a cabo. Me gusta disparar lo que veo y lo que siento en el momento.

 

 
El desnudo es una parte esencial de tu trabajo, ¿qué podrías contarnos sobre esto?

El desnudo para mi es un símbolo de libertad, de como me siento. A todo el mundo le gustan los cuerpos desnudos pero casi nadie se atreve a enseñar el suyo propio que es algo que me parece bastante sorprendente. Normalmente, cuándo me encuentro conocidos por la calle, lo primero que me dicen es “oh que raro, ¡llevas ropa”. Me parece algo tan estúpido, ¿tendría yo que preguntar el por qué ellos llevan? No sé, me suelo llevar sorpresas de mucha gente pero supongo que es lo común, la gente no está preparada para ver desnudos como algo normalizado.

¿Qué opinas de la opresión y la censura que vive el erotismo en las Redes Sociales? ¿Cómo llevas que tu trabajo se vea limitado para ser expuesto en estos medios?

Me parece fatal, pero lo que peor me parece es que haya gente denunciando este contenido. Yo personalmente lo llevo muy mal por que me borran hasta las fotos que censuro y creo que pronto me cerrarán la cuenta de tantas publicaciones que me han borrado. Mis trabajos se limitan mucho en Instagram por este motivo, lo que me parece muy triste. Pero siempre quedará Tumblr, allí no te borran nada y eres libre de compartir lo que quieras. Ojalá fueran así todas las redes sociales.

 

 
Tus imágenes hablan de erotismo con una delicadeza especial, ¿cómo consigues que una imagen que, a priori, habla de un tema tan polémico se convierta en una verdadera obra de arte?

Es algo que tengo muy claro, disparar las fotos sin pensar en nada más que el sentimiento que quiero conseguir y tener las amistades que tengo, eso es fundamental. Que casi todos piensen como yo es algo que me alivia y ayuda mucho. Sin ellos no podría retratar las fotos que muestro. Supongo que acabaría haciéndome self portraits si no me rodease de gente abierta.

Island Kids muestra el día a día de tus amigos y tu en la isla de Palma, ¿cómo surgió la idea para realizar este maravilloso proyecto?

Esta idea surgió como una necesidad de hacer algo que ya estaba realizando, pero mucho mejor producido. Día tras día estoy realizando un diario de fotos pero la mayoría de estas son estando de fiesta y lo que quería realmente era hacer un diario de fotografías mucho más limpio, sobrio y que no fueran capturas nocturnas.

 

 
Las imágenes hablan sobre un periodo de tiempo de desconexión y amor por la naturaleza. ¿Cómo crees que has podido transmitir esta sensación a través de las fotografías?

Gracias a los amigos que utilicé para hacer esas fotos y al spot que escogimos, hacía como dos años que quería usar esa playa y surgió una fiesta en la casa de una amiga que vivía a dos minutos de allí, así que lo aproveché. Compré muchos carretes y hablé con ellos de lo que quería llevar a cabo. Fueron varios factores que me ayudaron a conseguirlo.

¿Qué objetivo tenías cuando iniciaste el proyecto?

Como ya dije antes, quería conseguir transmitir ese mensaje mediante fotos bien hechas y que fueran sin estar de fiesta o ebrio, quería algo muy limpio para mostrar lo que siento al vivir en una isla.

 

 
Island kids transmite erotismo, libertad y la muestra del cuerpo sin tapujos, ¿crees que es un tema que la sociedad aún no está preparada para afrontar ya que vivimos bajo la sombra de la tradición en relación al sexo?

Sin duda alguna pienso que sí, que es un tema que la sociedad no está preparada para afrontar. Hay mucha gente que lo acepta, que lo ve como algo interesante, pero puedo decir, sin ninguna duda, que la gente a día de hoy se sigue escandalizando al ver un desnudo. A mí, personalmente, alguna amiga me ha llegado a preguntar que cómo me atrevo a enseñar mi cuerpo desnudo, suelo responder a eso que ¡cómo se atreven ellos a ir siempre con ropa! No saben lo que de pierden. Pero bueno, cada día se normalizará más o eso espero.

 

 

Carlos Darder