Benetton y su nueva campaña sin ropa

09 / 08 / 2018
POR Paula Martíns

Modelos de diferentes etnias y ni una sola prenda. Así es como Oliviero Toscani vuelve a escena e invita a luchar contra el racismo.

 
benetton-campaña
 
Desde que Oliviero Toscani volvió como director creativo a Benetton todo el mundo habla de la firma. Como ya os anunciábamos el polémico fotógrafo volvió a la firma a finales del año pasado y, como dicen, fue llegar y besar el santo. Recuperó la esencia de la marca y una vez más hizo magia. Tras años de declive en ventas donde la línea de ropa se alejaba de la idea de “United Colors” y se centraba más en “Benetton“, ahora ha decidido no dar más tregua.

Su nueva campaña de otoño/invierno 2018, Nudicome, vuelve cargada de energía y de mensajes. De valores y de política.  De publicidad pero no de ropa. No se podía esperar menos de un fotógrafo como Toscani¿Cómo presentar una colección sin mostrar ni una sola prenda?  La respuesta es clara y Benetton la explica en su nuevo vídeo promocional.

Sin tregua y con 9 modelos de diferentes etnias  desnudos, abrazados, alineados y con el semblante serio y la mirada puesta en la cámara. Aunque la interpretación no es difícil, una voz en off de fondo explica cuál es la fábula que se esconde tras la producción: “Contra la guerra civil, contra la mafia y la violencia urbana de la identidad, contra el feroz conflicto étnico, contra las guerras religiosas y las guerras de línea de fractura, contra el terrorismo y contra todas las formas de racismo resurgente”. Termina el mensaje y un nuevo guiño llama la atención en el vídeo. Los modelos sonríen en el último segundo como muestra de superación, de logro, de igualdad.

La buena publicidad es la que se queda en la retina y estamos seguros de que Luciano Benetton sabe a la perfección que manteniendo la relación con Toscani su marca siempre llenará de contenido las redes sociales y los medios de comunicación. Porque así fue creada. Tras reavivar la relación con el fotógrafo, Nudicome nos transporta a aquéllas campañas de la firma italiana que mostraban realidades incómodas e imágenes impactantes sobre temas tan polémicos como el sida, la muerte, el racismo, la pobreza, la homosexualidad o la religión. “Gracias a estos modelos los colores volverán a ser inocentes: ya no habrá bruja negra que ofrezca la manzana roja envenenada a la niña blanca como la nieve. No más guerra racial, sino el milagro étnico con su riqueza de ecos familiares, ahora en paz” explican desde Benetton en un extracto de la declaración que acompaña a la fotografía de este otoño.

Pensar en Toscani es recordar campañas como la del beso de Obama y Chávez, el del papa Benedicto XVI con un imán egipcio o, la que fue causa de su despido, la fotografía de personas condenadas a muerte. Con él la marca fue pionera en marketing inclusivo y consiguió crear valor en la empatía basada en contrastes socioculturales. Ahora vuelve a la carga y viendo esta última campaña nos quedamos, sin duda alguna, con ganas de conocer la colección.

¿Ha conseguido Toscani su propósito?

 

 

benetton-campaña

benetton-campaña

benetton-campaña

benetton-campaña

benetton-campaña

 

www.benetton.com