El viaje de la (super) heroína

15 / 12 / 2015
POR Marisa Fatás

El cómic y el feminismo viven actualmente un idilio propiciado por la industria y bendecido por lectoras y lectores ¿Es amor de un día? ¿Cómo son representadas hoy las superheroínas? Hablamos de esto y más con Elisa McCausland, estudiosa de la representación femenina en el cómic de superhéroes.

 
12359896_10153786463022603_3694163993955209507_n

 

¿Qué es ‘Más allá del cómic’?

Los críticos (y amigos) Roberto Bartual y Gerardo Vilches han propiciado en El Molar un espacio para la reflexión sobre el cómic y otras formas de expresión cultural. El pasado viernes 4 de diciembre fui invitada a hablar de feminismo superheroico, posibilidades del mito y sus derivas de mercado. Un honor y un placer.

El género vive una revitalización y las figuras femeninas están cobrando mayor protagonismo ¿Es un éxito del feminismo o una instrumentalización por parte de mercado?

Es muy pronto para poder responder de manera precisa a esa pregunta. Si al género nos referimos al cómic de superhéroes podría decirse que sí, hay una explosión interesante (e interesada). Esta última ola de cabeceras protagonizadas por superheroínas responde a una demanda que siempre ha estado ahí, solo que ahora sus lectoras y lectores hacen más ruido. No obstante, creo que no debemos perder la perspectiva. Que Marvel ofrezca más de quince cabeceras con superheroínas al frente da para preguntarse por qué antes no era así; asimismo, debemos esperar a ver si esta producción se sostiene en el tiempo.

Mi deseo es que el cambio sea permanente, desde luego, pero como esta no es la primera vez que se anuncia una revolución en el mercado mainstream del cómic de superhéroes (y estrenos recientes como Hulka o Tormenta han terminado cerrando), permíteme que dude. No debemos olvidar que si se puede detectar un público sin ningún tipo de problema, diseñarle el producto y envolvérselo para regalo, es porque el sistema de mercado lo está haciendo muy bien. El feminismo es una herramienta que puede y debe ayudar a hacer mejores ficciones, algo que en ningún caso ha de implicar agenda, lugares comunes, mero consumo o, incluso, censura de aquello que, de la noche a la mañana, ha pasado a ser políticamente incorrecto, con razón o sin ella.

¿Hay un cambio en la percepción del género femenino en los cómics de superhéroes? 

Si te refieres a cómo son representadas las mujeres en las cabeceras de superhéroes, ha habido y hay títulos, personajes, guionistas y dibujantes interesantes. Que haya habido públicos que no se han molestado en asomarse a ellos, en parte se ha debido a un tema de percepción. En el momento en el que incluyes autoras, editoras, divulgadoras en un espacio “gobernado” tradicionalmente por hombres, el panorama empieza a cambiar. A enriquecerse y a ser valorado de otra manera.

¿Contra qué estereotipos tienen que luchar esas superheroínas para transformar la realidad? 

Los estereotipos son reflejos del sistema. Contra lo que tiene que luchar la superheroína, como arquetipo, es contra sí misma; contra aquello que le da forma. Es decir, lo establecido. Proponer otras maneras de ver, de representar(se), de organizarse. Esa es la heroína feminista que puede cambiarlo todo.

¿Cómo son ahora? ¿Cómo eran antes?

En las actuales cabeceras abundan los momentos interesantes. Este es el caso de la serie Thor donde, desde hace más de un año, el dios del trueno es encarnado por una mujer. En esta viñeta, por ejemplo, la Madre de Todos señala dónde está el problema de todo un sistema de poder.

THOR

THOR

También encontramos villanos capaces de plantear uno de los grandes problemas contemporáneos: la gestión del yo, de la imagen de marca, en los tiempos de la hipervisibilidad. Como en el caso de la última Batgirl.

BATGIRL

BATGIRL

En la historia del cómic de superhéroes podemos encontrar ejemplos más que interesantes que evidencian una resistencia, un afán de revolución desde el mainstream, como es el caso de William Moulton Marston con Wonder Woman. Son excepciones, claro, pero la historia es larga y, aunque la norma en las décadas previas a la segunda ola feminista fue la de la heroína sumisa, reflejo de los valores de la época, recomiendo también echarle un ojo a los facsímiles de las heroínas pulp de los 30´y 40´. La historia ha enterrado personajes como Miss Fury, Brenda Starr o la propia Wonder Woman pre-code, representantes de épocas más optimistas de lo que a priori pudiera parecer.

¿Wonder Woman, Promethea o Glory?

¿Por qué elegir? En esencia, encarnan la misma idea.

WONDER WOMAN

WONDER WOMAN

PROMETHEA

PROMETHEA

GLORY

GLORY

Elisa McCausland

www.reinohueco.tumblr.com