Lieke Martens, sueños de campeona

11 / 06 / 2018
POR Estel Vilaseca

Hablamos con la jugadora del FC Barcelona Lieke Martens mientras Alba Yruela le hace retratos con la nueva colección de Nike x Virgil Abloh en exclusiva para #VEINDIGITAL

 

“Yo tengo un sueño” es el nombre del discurso más famoso de Martin Luther King. Y es que la mayoría de grandes historias empiezan con eso, un sueño: grande, pequeño, particular o singular; los anhelos son el motor del mundo. La holandesa Lieke Martens tenía el suyo: “Desde los cinco años tenía claro que quería ser jugadora de fútbol profesional. Pero la gente me decía que no podía porque era una chica. Se reían de mí, decían que sólo los chicos podían ser jugadores de fútbol profesionales”. Veinte años después, Martens, que actualmente juega en primera división en el FC Barcelona, fue nombrada en 2017 la mejor jugadora femenina de la FIFA: “Ahora he demostrado que sí, que puedo vivir de ello. Y así otras chicas pueden ver que esto es posible. Tenía un sueño que no existía. Y ahora existe, y me encanta inspirar a las chicas jóvenes a jugar fútbol” explica.

 

La conocemos en esta sesión de fotos liderada por Alba Yruela con la nueva colección de Nike con Virgil Abloh, de Off-White, el diseñador del momento, que ahora también diseñará la línea masculina de Louis Vuitton. Virgil es el responsable de haber introducido la fiebre del streetwear encima de la pasarela. De hecho Virgil, como Lieke, está viendo como sus sueños se hacen realidad. Sin ir más lejos, en el desfile de su línea masculina a principios de año en París, sonaba la canción “Only in Dreams” de Weezer, música que escuchaba cuando iba al instituto. Ahora, en esta sesión, por unas horas los caminos de estos dos soñadores se cruzan.

 

 

“Me gusta vestir cosas bonitas. Ya sean vestidos, o prendas diferentes como esta colaboración de Nike con Off-White. Me parece muy guay que la ropa sport esté cada vez más alineada con las tendencias. Además de poder vestir prendas de estética deportiva en mi día a día, me gusta que la moda entre en el terreno de juego. Es obvio que si tengo que entrenar no me pondré tacones, pero con este tipo de piezas me siento bonita, y eso está genial” explica la futbolista mientras examina las prendas que lucirá en las fotos. No hay duda, que una nueva generación de deportistas está empujando un cambio, que a última instancia también tiene consecuencias en el terreno estético. Relegadas siempre en un segundo plano en el mundo del deporte, parecía que las chicas no tenían potestad para opinar. Pero luchadoras como Lieke o Serena Williams están dibujando nuevos caminos en lo que la indumentaria femenina se refiere.

Aunque Lieke reconoce que el futbol femenino está en auge: “Creo que es algo que está mejorando, cada vez es mayor el reconocimiento y la atención, algo que me alegra muchísimo”, todavía queda mucho camino para llegar a una igualdad: “Es verdad que aunque en mi país soy bastante conocida, en Europa o a nivel global, no mucha gente me conoce, como en cambio si se conoce a Ronaldo o Messi.”. No hay que olvidar que este premio de la FIFA, el de la mejor jugadora, es exactamente el mismo que recibió Cristiano Ronaldo, este mismo año. Pero mientras todo el mundo se entera de las hazañas, logros y fracasos del famoso futbolista portugués, la historia de superación personal de Lieke se sitúa en otro plano.

 

 

 

La gran diferencia entre la atención mediática que genera la liga masculina y la liga femenina – un informe de la Universidad Carlos III señalaba que la presencia del deporte femenino en los medios es de un 5% – provoca una brecha salarial enorme. Algo que se pone en evidencia cuando hablamos de la madurez y la fortaleza que Lieke ha adquirido después de pasar su adolescencia lejos de los suyos: “Echo de menos a mi familia, y si pudiera traérmelos lo haría ahora mismo”. Y es que mientras deportistas como Neymar pueden traer a su familia y séquito gracias a sus fichajes multimillonarios, las jugadoras de futbol femenino viajan solas. En su caso, Lieke dejó su casa a los quince años para perseguir su sueño: “Esa es otra de las diferencias entre el fútbol entre mujeres y hombres, los salarios son muy diferentes, y por lo tanto no te puedes traer a toda tu familia. Por supuesto, siento su apoyo, por FaceTime, pero no es lo mismo”

 

Pero la pasión por su profesión compensa esos momentos de añoranza y soledad. Con rotundidad la holandesa afirma: “El fútbol es mi vida”, y añade: “Lo más importante es sobreponerte y nunca rendirte. Siempre puedes mejorar, y si ayer no fue un buen día, siempre puede ser mejor el día después. Yo soy muy peleona, es algo muy natural para mí. Si tienes un sueño, tienes que luchar por él y no rendirte”. También mira con optimismo el futuro del fútbol femenino: “El gap entre el fútbol de hombres y mujeres es grande, pero creo que paso a paso nos estamos acercando. No podemos estar al mismo nivel de repente, pero pienso que estamos creciendo, el nivel está subiendo y el interés está mejorando. Así que poco a poco vamos haciendo avances, y me siento muy orgullosa de ser parte de este cambio. En diez años, no se si lograremos estar al mismo nivel, pero puede que mucho más cerca”. Al final, concluye: “Creo que la clave está en pasarlo bien, si te gusta lo que haces, eso te hace suficientemente fuerte para seguir luchando por tus sueños”.

 

Créditos
Fotografía de Alba Yruela
Estilismo de Angela Esteban Librero
Peluquería y maquillaje de Ana Sanchez Peña & Iria Salgado @ Kasteel Agent
Producción: O Creative Studio
Asistente de fotografía: Fran Ríos.
Asistente de estilismo: Aina Nogue