‘Measuring Fashion’: la ciencia revela el impacto medioambiental de la industria de la moda

04 / 04 / 2018
POR Natalia García

La industria textil y del calzado aportan el 8 % de las emisiones de efecto invernadero, siendo la parte del teñido de fibras la más contaminante.

 

Stella McCarteny, campaña otoño-invierno 2017/2018


 
¿Te encanta renovar tu vestuario constantemente? ¿Tienes un pantalón diferente para cada día del año? Si has contestado en afirmativo a estas preguntas, este artículo te interesa. En VEIN Magazine apreciamos la moda, el diseño y la costura, pero hay algo que nos desalienta de esta industria, y es que a día de hoy el textil es el segundo sector que más contribuye a la contaminación mundial, después de la industria petrolífera, –incluyendo el impacto climático, el uso del agua y la producción de residuos en general-.

No lo decimos nosotros, los expertos han hablado y hemos abierto aún más los ojos. La ONG ClimateWorks Fundation, que lucha contra el cambio climático, junto con un grupo de expertos en sostenibilidad ambiental de Quantis, ha hecho público el estudio ‘Measuring Fashion: Insights from the Environmental Impact of the Global Apparel and Footwear’. El estudio es el primero de este tipo en evaluar los impactos ambientales de las industrias mundiales de indumentaria y calzado. Analiza la cadena de valor de la industria desde la producción de fibra, hasta la extracción de la misma o el fin de la vida del material. Además incluye cinco indicadores ambientales diferentes: cambio climático, recursos, extracción de agua dulce, calidad del ecosistema, salud humana.

“Hay una creciente presión sobre las marcas de moda para demostrar su sostenibilidad. Hemos visto muchas suposiciones sobre el desempeño ambiental real de la industria y su cadena de valor, dónde se encuentran los puntos conflictivos y cuáles podrían ser las principales soluciones “, explica Annabelle Stamm, consultora senior de sostenibilidad de Quantis. “sabíamos que el impacto de la moda sobre el medio ambiente era importante, pero no teníamos una visión métrica basada en datos científicos. El Measuring Fashion Report permite responder a estas preguntas, descartar algunas de nuestras suposiciones colectivas y proporcionar orientación a aquellos comprometidos a actuar”, añade.

Este estudio es fundamental para guiar a las empresas de moda a una producción sostenible, basada en la ciencia, –como teñir las fibras con bacterias, en lugar de químicos– y reducir considerablemente el impacto medioambiental que provoca.

Measuring Fashion es pionero por tres razones:

  1. Se basa en los datos de World Apparel and Footwear Lifecycle, una iniciativa global fundada por Quantis que consiste en una base de datos sólida y creíble para evaluar el impacto que genera la industria de la moda sobre el medio ambiente.
  2. Emplea el enfoque de varios indicadores para evaluar diferentes áreas de impacto, como el uso del agua y las huellas en el ecosistema, junto con las emisiones de gases de efecto invernadero para garantizar una evaluación equilibrada en múltiples frentes.
  3. Proporciona una perspectiva de la evolución de los impactos a lo largo del tiempo (pasado y futuro) y propone soluciones para minimizar la huella en cada uno de los niveles de la cadena de valor.

Las conclusiones del estudio en datos son:

– Las industrias mundiales de indumentaria y calzado representan conjuntamente el 8% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, casi tanto como el impacto total de carbono de la Unión Europea.

– La industria textil aporta el 6.7% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, más del 50% proviene de 3 fases: producción de fibra (15%), preparación del hilo (28%) y la fase de mayor impacto – teñido y acabado (36%).

– En un escenario sin cambios, se espera que el impacto climático de la indumentaria aumente en un 49%, lo que equivale a las emisiones anuales totales de gases de efecto invernadero en los Estados Unidos.

– Se identificaron tres vías para el cambio: replanteamiento de la energía, reducción disruptiva y diseño para el futuro– y el informe deja abierta una pregunta: “¿será suficiente con cambiar a una economía circular?”
 

 

www.quantis.com