Women’s in March: 9 momentos que gritaron respeto y libertad

25 / 01 / 2017
POR Jaime Martínez

Con nuevas iniciativas ya en marcha, los organizadores avisan de que las muestras de apoyo y las acciones en defensa de los derechos de la mujer y las minorías no han hecho más que comenzar.

 

WOMENSMARCH-00-1

 

En un gesto sin precedentes en la historia de Estados Unidos, tan solo 24 horas después de la toma de posesión del recientemente elegido presidente Donald John Trump, la capital federal se llenaba de mensajes de protesta contra la nueva administración.

Personalidades representativas de diferentes minorías y colectivos de todo el país formaron parte de una marcha que traspasando fronteras, atravesando mares y cruzando océanos, recorrió sus principales ciudades y se extendió por rincones de los cinco continentes. Una jornada histórica con la que el mundo lanzaba un mensaje a favor de los derechos de la mujer y de las minorías con Washington D.C como el principal foco.

Pasada la gran marea de mensajes, discursos y diatribas, recopilamos en estos 9 momentos claves los hechos que convirtieron al pasado 21 de enero en un día para recordar.

 

1. El principio del camino.

Todo empezó la noche electoral del pasado 8 de noviembre. Tras una de las carreras presidenciales más reñidas de la historia de Norteamérica, cargada de filtraciones, investigaciones gubernamentales, declaraciones polémicas y sombras de manipulación, un inesperado Donald Trump salía elegido presidente de los Estados Unidos.

Los mensajes y las declaraciones de carácter misógino y contra las minorías que el candidato republicano había expresado a lo largo de toda la campaña, hicieron que Teresa Shook, una mujer de 60 años residente en el estado de Hawaii, se decidiera a pasar a la acción. Contrariada por los resultados, Shook creó un evento privado a través de Facebook al que rápidamente se sumaron 40 de sus amigos y conocidos más cercanos. Al día siguiente, y tras ser compartido por páginas como Pantsuit Nation, el evento contaba ya con más de 10.000 interesados.

 

WOMENSMARCH-01

Imagines de Women’s March Washington.

 

2. Los carteles.

Mensajes en defensa de la mujer, la libertad, la igualdad de derechos, a favor de la integración y en defensa de las minorías, son tan solo algunos de los que se pudieron escuchar desde una marcha que supo sumar a su adjetivo “madre” de feminista, todas aquellas causas y sensibilidades que se sienten amenazadas desde la victoria del actual presidente de Estados Unidos.

Para ayudar al éxito de la marcha, fueron numerosos los artistas que quisieron colaborar de manera desinteresada con su trabajo. Hayley Gilmore fue una de las más imaginativas, y con sus ilustraciones de la princesa Leia Organa convertía a la tristemente recién desaparecida Carrie Fisher en todo un icono feminista del siglo XXI.

Otros de los artistas que contribuyó con su trabajo fue Shepard Fairey. Quien diseñara aquella inolvidable ilustración de Obama bajo el lema “Hope”, quiso sumarse a la campaña “We The People” de la organización no lucrativa Amplifier Foundation. Para la ocasión, Fairey, junto a otros 18 artistas como Jessica Sabogal, Victoria Garcia o Ernesto Yerena, contribuyeron con una serie de atractivas ilustraciones que podían descargarse de manera online y gratuita. No contentos con donar sus trabajos, también contribuyeron recogiendo fondos a través de la plataforma Kickstarter para financiar la impresión de los carteles en periódicos nacionales como el Washington Post. Todo para favorecer a una campaña que se autodefinía como no partidista, “dedicada a encender un diálogo nacional sobre la identidad y los valores americanos a través del arte público y el compartir historias”.

 

WOMENSMARCH-02A

WOMENSMARCH-02B

Ilustraciones de Victor Garcia, Hayley Gilmore y Shepard Fairey creadas con motivo de Women’s March, junto a la imagen de una manifestante de la Women’s March de Berlín.

 

3. America Ferrera.

Una de las primeras voces en alzarse durante la marcha de Washington D.C. fue la de la actriz estadounidense America Ferrera.

Un inspirador discurso con el que la actriz abogaba por luchar contra el miedo y a favor de la esperanza y la integración, “Son momentos difíciles para ser mujer e inmigrante en este país. Nuestra dignidad, nuestra personalidad, nuestros derechos, todos están siendo atacados, y una plataforma de odio y división asumió ayer el poder. Pero el presidente no es América. Su gabinete no es América. El congreso no es América. Nosotros somos América”.

Después de recitar parte de “The New Colossus”, el poema de Emma Lazarus que puede leerse cincelado en bronce al pie de la Estatua de la Libertad, Ferrera continuaba con su alegato, “Estamos juntos aquí, hemos cruzado el país y rodeado el mundo hoy para decir: Señor Trump, nosotros nos negamos. Rechazamos demonizar a nuestros hermanos y hermanas musulmanes. Nosotros exigimos y demandamos el fin del sistemático asesinato y encarcelamiento de nuestros hermanos y hermanas negros. No vamos a renunciar a nuestro derecho a un aborto seguro y legal. No vamos a pedirles a las familias LGTB que se vayan. No vamos a pasar de ser una nación de inmigrantes a ser una nación de ignorantes. No construiremos muros y no veremos lo peor del uno en el otro”, decía la actriz en la parte más dura de una intervención memorable.

 

America Ferrera durante su intervención en Women’s March Washington. 

 

4. Una manifestación global.

Además de la marcha que fluyó por las calles de Washington, otras 400 marchas se organizaron en diferentes ciudades de Estados Unidos como Los Ángeles, Nueva York, Philadelphia o Seattle. Todas rodeadas de un modélico clima de reivindicación pacífica por el que no se registraron altercados ni tumultos.

Las marchas supusieron las manifestaciones más multitudinarias en Estados Unidos desde las celebradas en contra de la guerra de Vietnam de los años 60 y 70. Haciendo muestra de que en estos tiempos no vale hablar ni de muros ni barreares, las marchas se extendieron por 81 países de los cinco continentes en forma de más de 670 manifestaciones. Se celebraron marchas en México y Canadá. En la India, Francia y Sud Africa. En Australia, Perú y en Macao.

Una de las más multitudinarias fuera de Estados Unidos fue la que recorrió las calles de Londres, enrarecido e irascibles tras el triunfo del “Brexit”. Entre las oradoras que participaron se encontraba la política Laboral Yvette Cooper, “Estamos marchando por la igualdad, estamos marchando contra el odio, estamos marchando contra la división y estamos marchando por el futuro de nuestros hijos. Y estamos marchando porque cuando el hombre más poderoso en el mundo dice que está bien asaltar sexualmente a las mujeres por que eres rico y poderos, nosotros nos tenemos que poner en pie y decir que de ninguna manera”, decía durante su intervención.

 

Yvette Cooper durante su intervención en Women’s March London. 

 

5. Madonna.

No estaba anunciado, y su nombre tampoco aparecía en la lista de oradores que se facilitó desde la organización, pero la cantante Madonna finalmente decidió contribuir de manera activa a la marcha pronunciando un estoico discurso, “ Bienvenidos a la revolución del amor. A la rebelión. A nuestra negativa como mujeres a aceptar esta nueva era de tiranía. Donde no únicamente las mujeres están en peligro, sino todas las personas marginadas. Donde ser una persona singular y diferente podría ser considerado un crimen. Nos llegó este tiempo de oscuridad para despertarnos de una puta vez”, comenzó diciendo la reina del Pop. “Hoy marca el comienzo, el comienzo de nuestra historia. La revolución comienza aquí. La lucha por el derecho a ser libres, a ser lo que somos y a la igualdad. Marchemos juntos a través de esta oscuridad. Saber que no debemos tener miedo. Que no estamos solos, que no vamos a dar marcha atrás, que hay poder en nuestra unidad y que ninguna otra fuerza tiene una oportunidad frente a la verdadera solidaridad”.

El tono del discurso aumentó, hasta que la cantante no pudo negar sus descontento en su parte final, “Sí, estoy enfadada. Sí, estoy indignada. Sí, he pensado una gran cantidad de veces en volar la Casa Blanca, pero sé que eso no cambiaría nada. No podemos caer en la desesperación. Como el poeta W. H. Auden escribió en vísperas de la Segunda Guerra Mundial: Debemos amarnos los unos a los otros o morir. Yo escojo el amor ¿Estáis conmigo?”.

 

Madonna durante su intervención en Women’s March Washington. 

 

6. ¿Dónde están las mujeres CNN?

La CNN dispuso de una gran cantidad de medios para cubrir tanto la marcha de Washington, como las de sus hermanas de los diferentes lugares de Estados Unidos y demás rincones del planeta. Pero eso no la dejó al margen de las críticas.

Junto a la MSNBC, la CNN censuró la retransmisión en directo de los actos durante el discurso de la cantante Madonna, por el que la cadena americana llegó a pedir disculpas a sus televidentes por las palabras y adjetivos “poco diplomáticos” que empleó la cantante en diferentes momentos de su intervención.

Pero esta no fue la única falta del canal de noticias. Para su especial en Prime Time, la cadena invitó a 9 analistas políticos con los que analizar esta jornada histórica, y desde las redes sociales empezó a destacarse un hecho realmente ilustrativo. De los 9 actores en escena, 8 hombres, y una mujer. “Where are the women CNN?” comenzaban a preguntarse unos aguerridos televidentes.

 

WOMENSMARCH-06

Especial de la CNN sobre Women’s March.

 

7. Las minorías.

Sybrina Fulton, madre de Trayvon Martin, Maria Hamilton, madre de Dontre Hamilton, y Gwen Carr, madre de Eric Garner, fueron junto a Ilyasah Shabazz, hija de Malcolm X, algunas de las responsables de dar voz al colectivo afroamericano. En cuanta a la minoría islámica, esta estuvo representada por Zahra Billoo o Linda Sarsour.

Sarsour, co-presidenta del movimiento a nivel nacional, fue responsable de uno de los discursos más combativos de cuantos se pronunciaron durante la marcha, “No voy a aceptar un gobierno que ganó unas elecciones sobre las espaldas de musulmanes, negros, sin papeles, mexicanos, personas discapacitadas y sobre las espaldas de las mujeres”. Un discurso en defensa de la multiculturalidad en el que remarcaba la situación por la que atraviesan diferentes minorías sociales del país, “Muchas de nuestras comunidades, incluyendo la comunidad musulmana, han estado sufriendo en silencio durante los últimos 15 años bajo la administración Bush y el gobierno de Obama”, añadiendo un llamamiento en defensa de los más vulnerables a los cambios que ya ha emprendido el gobierno Trump, “Hermanas y hermanos, si hoy habéis venido aquí a vuestra primera marcha, os doy la bienvenida y os pido que os pongáis en pie y que sigáis manteniendo vuestra voz en alto por las mujeres negras, por las mujeres nativas, por las mujeres indocumentadas, por las comunidades LGBTI, por las personas discapacitadas”. Para terminar dirigiéndose a los manifestantes para darles las gracias, “Vosotros habéis hecho que esto ocurra”.

 

Linda Sarsour durante su intervención en Women’s March Washington. 

 

8. Los “Pussy Hat”.

Un embravecido mar, reivindicativo, combativo, y rosa. Cualquiera que haya visto las imágenes de la marcha se habrá percatado de los llamativos y originales gorros de lana que portaban la mayoría de manifestantes.

Estos graciosos sombreros, bautizados como “Pussy Hat”, son fruto de una iniciativa colectiva creada por Krista Suh y Jayna Zweiman, dos amigas residentes en Los Ángeles, a quienes se les ocurrió convertirlos en un símbolo de solidaridad entre los asistentes a la marcha. Cualquiera que planeara acudir podía descargarse desde la página web de la iniciativa las instrucciones para tejer el suyo, mientras que diferentes colectivos y personas anónimas decidieron tejerlos para donarlos y contribuir de una manera desinteresada con la organización de la marcha.

Además de por su forma de orejas de gato, el nombre de “Pussy Hat” se inspiró en una expresión del ya presidente Donald Trump en referencia a los genitales femeninos, que pudo escucharse en una de las conversaciones filtradas durante la pasada campaña electoral.

 

WOMENSMARCH-08

El “Pussy Hat”, uno de los símbolos de las manifestaciones del pasado 21 de enero.

 

9. Aborto seguro y planificación familiar.

Está resultando un año especialmente combativo por parte de algunas estrellas de Hollywood, y quien fuera la protagonista de “Lost in Translation” o “La Dalia Negra” ofreció uno de los discursos más aplaudidos.

Un alegato a favor de las clínicas de planificación familiar, sobre las que comentó diferentes casos y propias experiencias, añadiendo que “Para los más de 2,5 millones de pacientes al año que dependen de los servicios de planificación familiar, para las pruebas del cáncer y exámenes de ETS, control de la natalidad, aborto seguro y la planificación del embarazo, estos son tiempos de incertidumbre y ansiedad. Los legisladores de 24 estados han tratado de bloquear que los pacientes reciban la atención de Planificación Familiar. El Congreso ha votado para limitar el acceso a los servicios reproductivos 9 veces”, decía la actriz entre los vítores de un excitado público, para añadir, “Hay consecuencias muy reales y devastadoras al limitar el acceso a lo que debe considerarse la atención básica de la salud. Para millones de estadounidenses la Planificación familiar es a menudo la única clínica fiable y asequible que proporciona una educación segura, educación sexual, aborto seguro y servicios que salvan vidas. Presidente Trump, yo no voté por usted. Dicho esto, yo respeto que usted sea nuestro presidente electo, y yo quiero ser capaz de apoyarle. Pero primero, le pido que usted me apoye a mi. Apoye a mi hermana. Apoye a mi madre. Apoye a mi mejor amigo y todas nuestras amigas. Apoye a los hombres y mujeres que están esperando angustiados por ver cómo sus próximos movimientos pueden afectar drásticamente sus vidas”.

 

Scarlett Johansson durante su intervención en Women’s March Washington.