Del boceto a la pasarela: singularidades y conexiones entre la moda de Barcelona y de Madrid

11 / 08 / 2021
POR Julia González

¿Qué tienen en común un recinto deportivo en el madrileño barrio de Chamberí y la primera obra maestra de Antoni Gaudí en el barrio barcelonés de Gràcia? Estos dos escenarios se transformaron durante un día al servicio del mismo objetivo: proyectar la mirada creativa, transformadora, humanista y sostenible de los jóvenes talentos de Moda del IED Madrid y del IED Barcelona.

Sergio Escurín · REDOX

El Estadio Vallehermoso y la Casa Vicens acogieron así la presentación de las colecciones finales de alumnos de ambas sedes. En formato de fashion film, lo que se vio sobre estas dos originales ‘pasarelas’ ha sido el resultado de un lago viaje y la carta de presentación de un nueva generación de diseñadores de moda, formados en una de las escuelas más prestigiosas del panorama nacional e internacional.

Para entender las particularidades y coincidencias de estos dos desfiles hay que destacar el respeto del IED al genius loci, término con el que los romanos se referían a los espíritus protectores de cada lugar, que, además de custodiarlo, le dotaban de unas características propias. Existe una estrecha conexión del IED con los lugares donde se asienta, desarrollando fuertes vínculos con la realidad sociocultural y enriqueciendo así la experiencia formativa y personal de sus alumnos. Esa fuerte identidad forma parte también de una visión común: formar a los diseñadores del mañana desde una mirada creativa, transformadora, humanista y sostenible.

Nos hemos acercado a ambas escuelas para conocer de primera mano cómo ha sido este último año de estudios, qué supone organizar un evento de estas características y todos los detalles que suceden en backstage.

Creatividad y riqueza sociocultural

El desfile Fashioners of the World 2021 presentó en Casa Vicens veinticinco colecciones de los alumnos de últimos curso del IED Barcelona. A modo de fashion film podemos ver las propuestas de los recién graduados que trataron de expresar de la mejor forma posible la capacidad de enfrentarse al desafío que les propongan, como en este caso, marcado por la experimentación y la creatividad.

Las colecciones son un reflejo del fuerte vínculo que tiene la escuela de Barcelona con la misma ciudad, ejemplo de gran urbe abierta al mundo y con una gran riqueza sociocultural y artística.

Si las meninas levantaran la cabeza_Carla R. Terrades

La directora científica de Moda del IED Barcelona, Pilar Pasamontes, nos cuenta el motivo de la elección de Casa Vicens como escenario para realizar el desfile. “Es algo muy nuestro, muy característico de esta maravillosa ciudad. Además, es la primera casa de Gaudí preludio de lo que sería su obra posterior. En ella volcó todas sus ideas, sentó los principios que marcarían su trayectoria posterior. De la misma forma que nuestros estudiantes pasearon por esa casa sus colecciones finales, que marcan las bases de lo que va a ser su futura carrera como diseñadores de moda.”

A partir de esa premisa, decidieron apostar por poner el foco en los looks con relación al entorno, donde tanto peluquería como maquillaje fueron muy cuidados y limpios ya que no querían que quedase nada recargado.

Inmigrante_Diego Martínez.

Todo estuvo cuidado al milímetro, tal y como señala Pasamontes, incluyendo guiños al trabajo del artista. “Un detalle divertido fueron las pecas que se pusieron a todos los modelos, un guiño al trecandís, la técnica de mosaico desarrollada por Gaudí a partir de fragmentos cerámicos”.

Cuando le preguntamos por cómo definiría ella esta nueva generación de diseñadores de moda nos contesta que “una característica común a todas las colecciones es, sin duda, la creatividad bien entendida. Cada estudiante proyecta en su colección todo un universo personal, rico en matices, en visiones del mundo, que es lo que los hace únicos, diferentes, pero sin perder de vista el saber hacer. Y esa particularidad es precisamente lo que demanda el mundo de la moda”.

Por último, el consejo que les da a sus estudiantes se resume en una palabra: ganas. “Que le pongan muchas ganas, mucha pasión, ¡que no se duerman en los laureles! Y que nunca, nunca, olviden que el glamour no es para quien diseña sino para quien lo viste”.

Distorted_Mariona Sardá

Tolerancia y respeto

Para los graduados de este curso, los cuatro años en IED Madrid han sido una carrera de obstáculos en la que se han preparado para ser la nueva generación de diseñadores. Por eso el escenario idóneo para celebrar el IED Madrid Graduation Fashion Show 2021 era el Estadio Vallehermoso en el barrio de Chamberí, donde grabaron el desfile de las veintitrés colecciones llevadas a cabo por los alumnos de último curso.

Una seña de identidad de esta escuela de moda es que de la misma forma que Madrid es una ciudad abierta, diversa y que ofrece muchas oportunidades; IED Madrid forma a los próximos profesionales creativos, respetando sus identidades ya que es el punto de partida y de llegada de todo pensamiento creativo.

Ana Letamendia

Moises Nieto, Project Manager Business Alliance en IED Madrid, nos cuenta que “trabajan bajo un criterio social y real. Tener un casting inclusivo es primordial para lanzar un mensaje y educar en la tolerancia, el respecto y la empatía.”

Fernando Sánchez

La colecciones del desfile siguieron esta premisa y resultaron ser prendas sin género “para dejar de lado las distinciones”.

Si Moisés Nieto tuviese que definir la colecciones de los estudiantes “sería con la palabra inclusividad. En ellas se aprecian lo concienciados que están y cómo lo reflexionan en sus proyectos. Abarcando temas tan importantes como la identidad de género, la igualdad y la ética“.

Nataly Guerreiro · PUPPY

Además, también le preguntamos a ambos directores sobre cómo había sido el proceso hasta llegar al resultado final, en lo que los dos coinciden que debido a las circunstancias ha sido un año duro.

Pilar Pasamontes comenta que “este siempre es un viaje cargado de muchas emociones y esfuerzo compartido. Han sido meses de trabajo duro que han culminado en un desfile magistral y en un entorno maravilloso con unas localizaciones excepcionales”.

A lo que Moisés Nieto añade que “trabajar con un equipo de más de 30 personas es siempre complicado, si a esto le sumamos las medidas de prevención contra la COVID, aún más”. Pero señala que la clave es rodearse siempre de profesionales para que todo salga bien.

En cuanto al formato fashion film, el director de IED Madrid opina que los desfiles se están repensando y “ofrecer una pieza audiovisual permite llegar a más usuarios, optimizar más recursos y, sobre todo, tener flexibilidad de poder rehacer planos”. Para la directora científica de Moda del IED Barcelona “un desfile virtual no puede alcanzar la calidez, la cercanía de uno presencial. Edición tras edición, hasta el año pasado, hemos vivido este evento todos juntos, físicamente, compartiendo, los nervios y la alegría de llegar hasta el final”, aunque añade que “se ha realizado un trabajo audiovisual excelente, sorteando las limitaciones con creces y estando muy cerca pese a las distancias físicas”.