La perfección no existe en ‘All I want to be’

28 / 05 / 2019
POR Daniela Calderón

En su nuevo libro, Thomas de Kluyver, editor de belleza de Dazed, realiza mediante el maquillaje y la fotografía una tierna exploración de la identidad adolescente.

 

‘Lashes’ de Zoe Ghertner, vía Dazed.

 

Antes del reinado de internet, ser adolescente significaba estar en una búsqueda incansable de la identidad, tratando de expresar la individualidad por medio de la ropa, peinados y, por supuesto, el maquillaje.

Los jóvenes se atrevían con todo: párpados deslumbrantes llenos de purpurina multicolor, sombras fluorescentes y mejillas coloradas gracias al rubor más vibrante del mercado. La transición entre la niñez y la edad adulta era ese momento raro en el que, encontrar una manera de ser uno mismo se convertía en una oportunidad única para experimentar con la estética.

Para Thomas de Kluyver, esta etapa siempre le ha servido de inspiración para crear los looks con los que se está convirtiendo en una estrella del maquillaje. Además de ser editor de belleza en Dazed, Thomas es también un reputado maquillador que ha llegado a trabajar con Simone Rocha o Chanel.

Su estilo bebe directamente de este imaginario adolescente: pieles casi desnudas, poros visibles y mejillas coloridas son la base de su trabajo.

Es quizás por ello, que el maquillador añora lo que Youtube nos ha quitado. Los tutoriales de maquillaje y los influencers de belleza han creado una generación de adolescentes con looks deslumbrantes pero sin personalidad. “Para mí nunca fue nada de eso… quiero que la gente se divierta con el maquillaje  y que experimente con su identidad”, declara para Dazed. Así, como en señal de protesta, nace ‘All I want to be’ un foto libro donde, junto a sus colegas Harley Weir, Fumiko Imano y otros, crea una serie de fotografías que evocan esa pubertad inocente y curiosa.

El autor, resume en Dazed qué es lo que quiere transmitir con esta colección fotográfica: “Hay un poema precioso de Wilson Oryema al principio del libro que resume bastante bien lo que yo pienso. Habla sobre cómo nuestras identidades no son fijas, ni preestablecidas, y lo importante que es ser capaces de expresarnos de la manera que queramos. El punto de partida para ‘All I want to be’ fue asegurarnos de que capturábamos momentos en los que los sujetos se sintieran cómodos (…)”. De ahí que la mayoría de las fotos están localizadas en espacios como dormitorios o cuartos de baño, que son lugares donde la gente se siente lo suficientemente libre como para permitirse ser ellos mismos. Los looks son crudos, disruptivos y, sobretodo, personales.

Entre las fotografías podremos encontrar gran diversidad en las modelos, con imperfecciones cutáneas, dientes separados y cuerpos no normativos, ya que otra de las misiones del libro es recalcar la belleza de lo no común. Como parte de esta misión de aceptación de la identidad, Thomas de Kluyver, donará su parte de los beneficios del libro a la asociación Mermaids UK, cuya misión es dar apoyo a niños y adolescentes homosexuales y transexuales.

 

Fotografía de la serie ‘Shibuya’ de Harley Weir, vía Dazed

 

Fotografía de la serie ‘Shibuya’ de Harley Weir, cortesía de Dazed. 

 

‘Cheek to cheek’ de Fumiko Imano, vía Dazed

 

La primera edición del libro está producida por el grupo IDEA books y está ya disponible en Dover Street Market.