Las esculturas tejidas de Ruth Asawa

27 / 05 / 2021
POR Elisa Sanz

La artista, activista y educadora es conocida por sus esculturas suspendidas, de líneas simples y orgánicas, influjo de su vivencia en campos de trabajo.

Quizás es la primera vez en tu vida que escuchas el nombre de Ruth Asawa (California, 1926 – San Francisco, 2013), una de las máximas representantes del arte americano-japonés, y del arte moderno de posguerra. En VEIN vamos a repasar su vida y su obra, ambas correlativas, sinérgicas fruto de los momentos de más oscuridad de Asawa, donde pudo ver la luz gracias al arte. Nos remontaremos a los primeros años de vida, cuando se vio obligada junto con su familia a trasladarse a un campo de trabajo. O, cuando entró en la vanguardista Black Mountain College. Sin olvidar su viaje a México, punto clave en su obra. Allí la artista encontró la técnica del alambre con la que daría forma a sus reconocibles loop scultures.

Asawa nació en el seno de una familia de inmigrantes japoneses. Ya desde muy pequeña se vio enfrentada a diferentes situaciones adversas que influyeron posteriormente en su educación y su obra. Cuando contaba con solo 18 años, estalló la Segunda Guerra Mundial y toda la histeria que esta acompañó. El Gobierno de los Estados Unidos temía que los nipo-estadounidenses cometieran algún sabotaje. Por ello, trasladaron a miles y miles de inmigrantes japoneses a campos de internamiento. Entre ellos, la familia de Asawa.

Su estancia en aquellos campos de trabajo duró casi dos años. Posteriormente, separada de su padre, la familia fue alojada durante cinco meses en unos establos. Sin embargo, esta sombría etapa fue iluminada por la pasión que despertó la joven Asawa por el arte. Su obra parte del dibujo, influenciada por las líneas y la naturaleza que había en aquellos campos. Por puro azar, Asawa coincidió en aquellas cuadras con dibujantes de Walt Disney Studios. La instruyeron y la inspiraron para comenzar lo que sería su mundo de líneas enrevesadas unas con otras, viva imagen de su vida.

En 1946, la artista adentró en la rompedora y vanguardista Black Mountain College. Esta escuela no era como las demás. No se otorgaban títulos, había diversidad y todo el trabajo artístico estaba enfocado desde el sentimiento de comunidad y compromiso. Por allí desfilaron nombres como la fotógrafa Imogen Cunnigham, Joseph Albers o el arquitecto Albert Lanier, posterior marido de Asawa. La escuela dio forma al arte de la artista californiana. Era el contexto idóneo para exprimir su potencial, libre de discriminación y situado en un entorno natural – del que ella ya procedía. De esta manera se enfocó en la experimentación de los materiales de una forma más austera.

Un año después, topó con la artesanía local de Tolupa (México) y quedó fascinada por sus cestas de alambre. Desde entonces, empezó a utilizar esta técnica para dar forma a sus obras más populares. Tejía el alambre, lo retorcía, lo anudaba, consiguiendo linternas livianas suspendidas en el aire con formas inspiradas en la naturaleza. Lo interesante de estas loop scultures son que cuando se les rociaba un poco de luz, proyectaban la sombra en la pared, creando efectos realmente sorprendentes. Además, algunas de estas obras recuerdan al útero femenino. Hay un claro mensaje. Asawa fue madre de seis hijos, y esto se convirtió en parte de su proceso artístico. Creó una perfecta armonía entre su lugar de trabajo y la maternidad.

Ruth Asawa junto con sus hijos en su casa

 

A pesar de todo el esfuerzo, dedicación y pasión que la artista manifestaba, la prensa apenas puso énfasis en su obra. La catalogaban como decoración doméstica por el trato del material y la técnica que empleaba. Además, la desprestigiaron porque “poseía un enfoque femenino”.

Ruth Asawa dio su vida al arte y a la enseñanza de este. Su trabajo comunitario es digno de mención. Creó programas libres de racismo, en las que niños más desfavorecidos podían acceder a una educación artística de calidad. Y por si no fuera poco, en 1982 fue la precursora para crear la escuela pública de arte de San Francisco. Llamada actualmente: The Ruth Asawa San Francisco School of the Arts.

Estampas que diseñó el Gobierno de Estados Unidos para homenajear a la artista