Laura Caldarola: “la maternidad ha sido el trampolín para mi carrera laboral”

25 / 06 / 2019
POR Daniela Calderón

Hablamos con la bloggera y escritora sobre su novela, ‘En marzo se peinan las brujas’, su segunda maternidad y la reinvención de su carrera profesional. 

Laura fotografiada junto a sus pequeños, vía Mamma Mía

 

Siendo muy joven, Laura comenzó a trabajar en el mundo de la moda en Milán. A pesar de ser una apasionada del sector, su sed de cambio la impulsó a reinventarse y se decantó por volver a sus orígenes: se convirtió en decoradora de repostería en la pastelería familiar.

Tras el nacimiento de su primer hijo, Leonardo, decidió mudarse a España por amor. No conocía a ninguna persona y además tampoco hablaba el idioma. Laura consiguió superar el reto y tuvo la idea de compartir su experiencia como mamá en forma de blog. Ahora, tras dos años de duro trabajo, nos presenta su primera novela: ‘En marzo se peinan las brujas’

Hablamos con Laura Caldarola para saber más sobre cómo evolucionar a través de la maternidad y hacer de ello un estilo de vida.

Laura Caldarola, vía Mamma Mía.

 

Durante 6 años trabajaste en el mundo de la moda en Milán, ¿Qué te hizo abandonar este sector para aventurarte en la decoración de repostería?

Soy una persona inquieta y creo que esta es la principal razón que me ha llevado a probar diferentes caminos, me gusta experimentar y disfrutar de lo que hago, cuando esto no pasa o se acaba, entonces es el momento de cambiar.

La moda es una pasión, lo es desde hace años, trabajar como estilista me gustó muchísimo. Sin embargo, llegó un momento en el que no me sentía satisfecha personalmente y tuve una especie de “rechazo” hacia ese mundo en aquel momento. La decisión de dedicarme a la decoración de repostería vino del deseo de pasar más tiempo cerca de mi familia. Yo vivía en Milán, ellos en Novara, a una hora de distancia, donde tenemos una empresa familiar de repostería. Mi creatividad encontró su expresión en la decoración más que en la creación y me especialicé en ello.

 

Decides mudarte a España por amor, ¿Qué te ha aportado este país? ¿Qué es lo que más echas de menos de tu Italia natal?

Tuve a mi hijo Leonardo en Italia y cuando tenía un mes de vida, coincidió con la Navidad, me fui a España, donde actualmente vivo. Al principio fue muy duro, no hablaba castellano, era madre primeriza y mi pareja trabajaba todo el día. Pasé mucho tiempo sola con mi hijo, pero me esforcé por hacerme un hueco y la verdad es que los españoles me acogieron con los brazos abiertos. Este país me ha dado más oportunidades de las que hubiera tenido en Italia, además he tenido otro hijo, mi familia se ha alargado y estoy feliz aquí. Me siento realizada profesional y personalmente. Por supuesto, que no tener a mi familia natal cerca es algo a lo que cuesta acostumbrarse, sobre todo en mi caso, porque estamos muy unidos. Echo de menos ver a mis hijos jugar con sus primos, las comidas y las charlas familiares, los dulces de mi pastelería, los momentos únicos y divertidos con mis hermanos.

 

Teniendo una dilatada carrera profesional, tener hijos puede suponer un gran cambio en cómo percibes muchas cosas ¿Cómo cambió la maternidad de tu perspectiva laboral?

Como dije antes, cuando vine a España tenía un bebé de un mes. Los cambios en mi vida eran tan radicales que lo más lógico para mí era empezar de cero. Aprendí el español y a ser madre. Me dediqué solo a ello durante un año, necesitaba familiarizarme con mi nueva vida, luego empecé a pensar en lo que quería hacer y me di cuenta de que ser madre era lo que más me identificaba en aquel momento, así que tuve la idea de proponer a la revista Elle un blog de maternidad y la aceptaron. Mamma Mia, mi blog, lleva tres años y medio en la plataforma de Elle. y me da mucha satisfacción, a través de ello me he abierto un camino laboral y he podido hacerlo a mi manera, hablando honestamente sobre mi vida. Las redes sociales han venido como consecuencia y con el paso de los años me he organizado para compaginar maternidad y trabajo.

Puedo decir que en mi caso la maternidad ha sido el trampolín para mi carrera laboral.

 

Ahora mismo eres madre de dos niños. ¿De qué forma has enfrentado el ser mamá por segunda vez? ¿Ha cambiado mucho tu rutina el tener un hijo más?

El cambio de un hijo a dos, como cuento a mis amigas, ha sido para mí un atropello inesperado. Lo digo con todo el cariño del mundo, amo a mis hijos y tenía claro que quería un hermano para Leonardo, pero ha sido duro, he escrito mucho sobre ello en mi blog. Dos hijos no son solo más sacrificios, también genera frustración por no poder atender a ambos de la manera que te gustaría, crea más conflictos en la pareja y todo condimentado con cansancio y preocupaciones. ¡Pero se supera y vale la pena!

 

Laura posa junto a sus dos hijos, Leonardo y Orlando. Cortesía de Mamma Mía

 

Como podemos ver tanto en tu blog como en tus redes sociales, la alimentación sana y el deporte son fundamentales para ti, ¿Cómo consigues transmitir estos valores a tus pequeños?

Los padres somos el ejemplo a seguir para los niños. Para mí una alimentación sana y la actividad física son imprescindibles y como consecuencia mis hijos también se han acostumbrado a comer bien (dentro de los límites, no soy una fanática) y a hacer deporte, que además de ser bueno por la salud es un perfecto entretenimiento y un buen ejercicio para la concentración y la coordinación.

 

Eres muy activa y constante en tu blog, publicando cada semana una entrada nueva. ¿Por qué decides lanzarte con un proyecto que exige tanta constancia? ¿Qué te aporta a ti el compartir tus experiencias con otras madres y futuras madres?

Publico dos posts a la semana y admito que no es fácil encontrar siempre un buen argumento. Al principio mi blog estaba más enfocado en lifestyle, pero notamos que las entradas que hablaban de temas más personales, eran los que mayor éxito tenían. También eran con los que más disfrutaba escribiendo, así que decidí darle un pequeño giro. Actualmente sigue siendo un blog de lifestyle pero su foco es la familia y la maternidad. Cada día recibo mensajes de lectoras que se identifican con lo que escribo, se sienten apoyadas, comprendidas y esto es exactamente lo que deseo. El propósito de ‘Mamma Mia’ es crear una contenedor donde cualquier mujer y madre (incluida yo) pudiese encontrar apoyo, consejos o compañía, distracción y donde sentirse involucrada, parte de ello. Personalmente creo que lo he logrado. Estoy muy feliz.

 

Los pequeños Orlando y Leonardo disfrutando de un día de playa junto a su madre. Cortesía de Mamma Mía. 

 

Acabas de presentar tu primera novela. ¿Podrías contarnos cómo ha sido el proceso creativo de ésta? ¿Cómo nace la idea?

En el mes de mayo ha salido mi primera novela escrita en castellano ‘En marzo se peinan las brujas’. Lo de escribir una novela es el sueño de toda una vida, uno de los que me daba vergüenza contar, porque nunca me he sentido a la altura de hacerlo. Sin embargo, alguien vio en mí una posibilidad y apostó por ello. Cuando me contactaron desde La esfera de los libros, me esperaba la propuesta de un libro sobre la maternidad, mientras que me ofrecieron escribir una novela. Lloré de felicidad y luego me “asusté”. ¿Cómo se escribe una novela? Me preguntaba, busqué respuestas en internet, pero no las encontré. El “clic” vino cuando mi editora me dijo que me relajara y disfrutara, la escuché y dejé fluir, encontré mi estilo y empecé a escribir. Trescientas y pico páginas bañadas de lágrimas, iluminadas por las sonrisas, animadas por los recuerdos. El resultado es una historia que se inspira en mi vida y que habla de cómo de repente pasa algo que puede cambiarlo todo.

Ser madre y escribir un libro parecen tareas difíciles de conciliar, ¿Cómo te organizas para tener tiempo para todo? ¿Sigues algún tipo de rutina que te permita dedicar tiempo a cada tarea?

Fue un reto largo de dos años, empecé cuando estaba embarazada de mi segundo hijo, Orlando, y me preocupaba el post parto, pero todo fue bien. Escribía cuando tenía un momento libre, aunque fueran solo cinco minutos. Seguir una rutina es muy difícil con dos niños, cada día puede surgir un imprevisto, lo único que suelo hacer es despertarme temprano y hacer las tareas de casa antes de que se despierten. Y ahora que van al colegio y a la escuela infantil, utilizo la mañana para trabajar y hacer las tareas, mientras que las tardes la paso con ellos.

 

Laura y su familia, mostrando la primera novela de ésta. Vía Mamma Mía.

 

Durante una época fuiste presentadora de televisión en Italia, ¿te planteas volver a trabajar en este medio?

La experiencia en la tele me encantó, si hubiera podido, hubiera seguido sin ninguna duda. De hecho, en España también fui copresentadora, junto con Pablo Vicari, un conocido chef, en un programa de Canal Cocina llamado ‘Cenas al aire libre’. Ojalá haya nuevas oportunidades en un futuro con este medio.

 

Has conseguido hacer de la maternidad, tu trabajo. ¿Qué ventajas te supone esto? ¿Y desventajas?

Principalmente son ventajas, tengo la suerte de dedicarme a algo que me apasiona y encima poder compaginarlo con mi vida de madre. La situación laboral de las mujeres con hijos es muy hostil desde mi punto de vista y poder construir mi trabajo alrededor de mi vida personal ha sido un privilegio del cual soy consciente. La única “desventaja” si así queremos llamarla es que a veces me gustaría proteger más la intimidad de mis hijos. De momento los disfrutamos juntos, si un día me diera cuenta de que se sienten incómodos, dejaría de involucrarles en mi trabajo.