‘Útero en flor’, de Catharina Suleiman

10 / 06 / 2021
POR Olaya García

Composiciones florales que homenajean las vidas de las mujeres que se llevó la pandemia.

«El primer caso de muerte por Covid-19 en Río de Janeiro, fue el de doña Cleonice Gonçalves, de 63 años. La empleada doméstica fue contagiada por su ama. El caso ya trajo una muestra de la desigualdad brasileña en la pandemia, y de cómo afectaría más a las mujeres, especialmente a las más pobres. Doña Cleonice fue ama de casa desde la adolescencia, la mayor de 9 hermanos, y comenzó a trabajar para mantener a sus hermanos tras la muerte de sus padres. A Doña Cleonice se le diagnosticó inicialmente una infección del tracto urinario, pero aunque se sentía mal, fue a trabajar. Al día siguiente llegó el resultado de su jefe, que ya se había hecho la prueba unos días antes, era positivo. Doña Cleonice volvió al hospital y murió al día siguiente» del Instagram de Catharina Suleiman.

Catharina Suleiman es una artista multidisciplinar, nacida en 1977 en São Paulo, donde vive y trabaja a día de hoy. Comenzó dedicándose a la fotografía experimental, pero en el proceso de aprendizaje, acabó descubriendo nuevas técnicas que composición, con los que realiza su trabajo.

Con sus fotografías y sus composiciones siempre trata de narrar una historia. Dice sobre su trabajo que “Cada obra se crea capa a capa, contando historias sobre sueños, recuerdos y arquetipos”.

Uno de sus proyectos más famosos se titula “Útero en flor“. Cada una de estas composiciones florales está dedicada a una mujer diferente, cuya historia se refleja en las fotografías. En un país donde el virus del Covid-19 está causando estragos y miles de muertes diarias, las desigualdades sociales marcan la realidad de muchas personas. Con este proyecto la artista pretende rendir homenaje a la historias de esas mujeres. En 2021, utiliza sus úteros en flor para compartir las historias de quienes han perdido la vida por culpa de la pandemia.

Ha participado en multitud de exposiciones, en diferentes partes del mundo. Entre ellas podríamos destacar la colección latinoamericana de la UNESCO con la obra “Breathless Silence”, y en la colección permanente del Museo de Arte Contemporáneo de Perú con la obra “Love each other”.

Fotografías: Catharina Suleiman