5 food hacks para platos increíbles sin saber freír un huevo

09 / 02 / 2018
POR Kike Adela

Si hay algo en lo que somos expertos es en comer, pero cocinar… ¡No es tarea fácil!

Menos mal que internet está repleto de sabiduría y alternativas, como estos 5 food hacks de la mano de Food or Mood. Recetas con las que, aunque no sepas freír ni un huevo, podrás llevarte algo a la boca, o incluso lucirte con una cenita.

UN PLATO CON HUEVO SIN SABER FREÍRLO

Quizás no sepas freír un huevo, pero seguro has de ser capaz de, al menos, hervirlo. Estos Huevos de Codorniz Encurtidos en Remolacha son más cute y rosa que cualquier horrendo y colorido plato de @alphafoodie. Tras un paso por la olla y un bañito en zumo de remolacha, sal y vinagre adquieren un color fucsia que los hace irresistibles.
¡Perfectos para un plato total-pink digno de un mundo de rosa!

PASTA FRESCA CASERA SIN TOCAR EL RODILLO

La pasta es, probablemente, el alimento más satisfactorio en relación al poco tiempo y precio necesarios para prepararlo. Venerada por Italianos y estudiantes, resulta perfecta en situaciones de vaguería total, como el domingo de resaca.

Pero hay una clase de pasta que se alza entre sus secas homólogas, la susodicha “fresca”. Tanto por si sola con una buena salsa o rellena en forma de Tortellini, Cappelletti o Panzotti, su textura suave, al dente e intenso sabor la hacen digna de cualquier menú gourmet.

Pero preparar esta sofisticada pasta no es tarea de inexpertos o vaguitis, se requiere de tiempo, técnica y esfruerzo para conseguir una masa homogénea con la textura correcta, bien estirada y uniforme, a no ser que uses el siguiente food hack: Pasta wonton.

Estas placas de harina y huevo típicas de Asia son comúnmente utilizadas en sopas y aperitivos, pero con su textura suave, fina y delicada, serán perfectas para hacer pasta rellena en casa sin que te haya enseñado una “nonna” italiana. Comprad un paquete en cualquier supermercado asiático y luciros con estos Raviolis de Wonton Rellenos de Calabaza Asada.

“EL IMPOSIBLE”: COCINAR SIN COCINAR

Este es el truco de los trucos, cocinar sin cocinar. Por imposible o redundante que suene, existe un tipo de cocina que no requiere de cocción, la crudivegana.

Pero tranquilos, no os voy a proponer comer melones 24/7 durante dos años como hace la artista Jeannette van Raaij. La siguiente receta hack es una Crema Cruda de Pepino y Aguacate con Nata de Anacardos, algo parecido a un “gazpacho alternativo”, pero verde y cremoso.

Para preparalo no hay que encender ni una chispa, batidora en mano y 15 minutos de reloj son todo lo necesario para esta sopa fría, que será tu plato preferido en los días calurosos de verano. Fresco, sano y #ofcourse, vegano.

HORENA Y VENCERÁS

Si por fácil y maravillosa que sea aún no te apetece sopa fría en Febrero, esta igualmente sencilla receta te servirá en mil y una ocasiones. Además es a base de horno, el mejor tipo de cocción para preparar grandes cantidades con mínima limpieza y máximo sabor.

Crujientes, sabrosas y ultra fáciles son estas Patatas Gajo al Horno con Especias y Hierbas. Como un snack para dipear en guacamole casero, o como acompañamiento de cualquier plato, estas patatas estilo “deluxe” son más sanas que las fritas y menos engorrosas de cocinar. Solo hay que cortarlas, mesajearlas con sal, aceite, especias, y un golpe de horno a 200ºC durante 20 minutos se encargarán del resto. Easy peasy.

REPOSTERÍA SIN MEDIDAS O TÉCNICAS

Para acabar tu menú, llega un postre que por tener, no tiene ni hack ¡ni de nada! Se trata de un Cigarro de Pasta Filo con Mango, Anacardos y Miel.

Este postre dulce carece de las típicas exigencias de la repostería, en la que ser preciso y conocedor de intrincadas técnicas es esencial, y si partimos de que no manejas la fritura de un huevo… poca suerte tendrás con un soufflé. Además no tiene azúcares refinados y puedes hacerlo apto para veganos.

Sírvelo tal cual o caliente con una bola de helado para acabar tu tramposo menú con buen sabor de boca. ¡Buen provecho!

#VeinFood