Amalia Ulman: excelencias y perfecciones

17 / 01 / 2017
POR Marisa Fatás

AMALIA ULMAN se ocupa del “aquí y ahora” y parece tener una capacidad especial para leer el presente. Con su trabajo es capaz de deconstruir las modas imperantes y servírnoslas bien precocinadas para su fácil digestión. Ella parece saber dar respuesta a muchas de las preguntas que ya están en el aire ¿Es posible escapar de la cultura de la autorrepresentación? ¿Qué rasgos estéticos definen a la clase media? Para tener éxito en redes ¿es imprescindible actuar según los estándares prescritos?

 
1
cuellos y pantalones DESIREE KLEIN, camisa KAHLE

 
EXCELENCIAS Y PERFECCIONES (EXCELLENCES AND PERFECTIONS), su proyecto más sonado hasta la fecha, ha sido definido como “la primera obra maestra de INSTAGRAM”. La minuciosa performance, que se valió de las redes como medio, estaba inspirada en algunos de los estereotipos femeninos más populares que conviven en internet y se dividió en tres actos guionizados. Durante la dramatización, AMALIA ULMAN se autorrepresentó de forma ficticia inventándose un personaje en el que se mezclaban sus propias inseguridades, elementos de su historia personal y, quizá, alguna fantasía “aspiracional”. Al finalizar la sátira, cinco meses después, su cuenta de INSTAGRAM sumó casi 100.000 seguidores y, tras ser destapada la fábula, la atención mediática fue instantánea. Al revuelo se unió la noticia de que su trabajo se expondría en una muestra colectiva en la TATE MODERN de LONDRES.

Pero en medio de ese afán por diseccionar la modernidad y cuestionar las “tecnologías del yo” como herramientas válidas, parece que ha conseguido lanzar su carrera en la “economía de la atención”. Ahora la pregunta suspendida en el aire es ¿será capaz de seguir manteniendo nuestro interés?
 
Con EXCELLENCES & PERFECTIONS estuviste un mes investigando. El proceso ¿se basó únicamente en la observación o también te documentaste a partir de bibliografía y performances previas?

Inconscientemente estuve investigando para el proyecto toda la vida porque crecí consumiendo mucha cultura pop y revistas femeninas. Después, conscientemente, desde hace aproximadamente tres años, he estado recopilando información sobre el comportamiento de las personas en el medio online. Entonces, durante el mes al que te refieres, justo antes de la performance, reorganicé una serie de escritos para poner mis ideas sobre el papel y poder enviar un documento a unos cuantos museos e instituciones con los que había trabajado. El objetivo era protegerme de comentarios machistas posteriores. Quería asegurarme de que había un texto en alguna parte que indicaba la duración y la naturaleza del trabajo.
 

Tu proyecto se inspiraba en algunos clichés sobre cómo las chicas se presentan a sí mismas en internet. ¿Cuál te define a ti actualmente?

Comencé siendo una caricatura de mí misma. Primero, explotando la idea de mi supuesto yo real, como una chica morena indie aficionada a los libros, pero retorciéndola y haciéndola pasar por una bibliotecaria, incluso una liberal y, finalmente, una libertina. El proceso fue, obviamente, alimentado por el clima preelectoral que se vivía en los EE. UU., en el que la derecha y la izquierda se han convertido en extremos cómicos y exagerados. Así que ahora mismo estoy buscando materiales antifeministas y muchos contenidos meninistas / pro-derechos del hombre propios de la derecha. De la misma forma, he estado usando muchos elementos del imaginario de la derecha española, por ejemplo, del PARTIDO POPULAR.
 

En otra entrevista afirmabas que la idea era autodestruirte creando un estereotipo que no fuese bienvenido en el mundo del arte ¿Cómo debe presentarse una chica para ser aceptada en ese ambiente?

Lo que quería decir es que, como chica joven, mi intención no era ser catalogada por mi presencia online ni tampoco monetizarla. De alguna forma me di cuenta del poco poder que tenía sobre ello y decidí intervenir al respecto de una manera lúdica. El comportamiento no fue en sí autodestructivo. Por ejemplo, no creo que la cirugía lo sea. Sí lo fue con respecto a mi anterior “yo en línea”, especialmente en relación con las expectativas de otras personas (sobre todo, hombres). Mucha gente se sintió estúpida y decepcionada por no obtener lo que quería. Eso, básicamente, sucede porque no deberían haber esperado nada en ningún momento.
 

La oleada feminista de los últimos años ¿es un avance real del movimiento o su visibilización se debe sólo a que la cultura neoliberal la manipula? ¿Hacia dónde caminamos?

No creo que exista tal progreso. Simplemente hay olas de pensamiento. No olvidemos que en ESPAÑA, por ejemplo, tuvimos una izquierda muy progresista durante
la REPÚBLICA, justo antes de la dictadura. La historia va y viene.
 

Fingiste una operación de pecho e, incluso, te llegaste a inyectar bótox. ¿Esas “pequeñas torturas” para moldear el cuerpo femenino según los cánones de belleza imperantes pasarán de moda?

Depende de cada mujer, por supuesto. Cada persona es diferente. Pero yo creo que la vanidad es un rasgo muy femenino. Los cánones de belleza cambian todo el tiempo. Como ahora, por ejemplo. Es muy normal hacerse los labios. No necesariamente porque se vean bien, si no porque es un look específico que se lleva ahora. Muchas chicas en TUMBLR comparten fotos en las que posan mostrando el vello de sus axilas y, al mismo tiempo, llevan inyecciones en los labios. Y así funciona. Todo es un accesorio y es por eso que la moda es un lenguaje.
 

img_0522
 

Actualmente trabajas desarrollando un personaje basado en las proyecciones que la gente tiene sobre ti. ¿Cuáles son esos prejuicios?

La atención que mi obra obtuvo de la prensa generalista generó un tipo de encasillamiento que asociaba mi trabajo con movimientos como #FREETHENIPPLE etc. O sugería que yo era, o quería ser, una it girl, algo que definitivamente no soy. Así que jugué con esas ideas y estereotipos y los he mezclado en mi proyecto más reciente con el feminismo blanco antiporno para utilizar las expectativas de la gente como si fueran un trozo de arcilla con el que jugar.
 

Tu performance ha sido un fake it until you make it (Fíngelo hasta que lo consigas) en toda regla, logrando, en cierto modo, que la ficción se convierta en realidad. Ahora eres un arquetipo, un modelo aspiracional que tiene muchos seguidores en INSTAGRAM, colabora con GUCCI, protagoniza editoriales de moda y concede entrevistas, etc.

Las entrevistas aparecidas en los medios mainstream sobre EXCELLENCES & PERFECTIONS fueron parte del trabajo. Pero también hay muchos escritos en prensa especializada en arte que hablan de mi práctica artística en general, desde la esculturas expuestas en la galería JAMES FUENTES hasta la serie de videoensayos como BUYER, WALKER, ROVER, THE FUTURE AHEAD Y ANNALS OF PRIVATE HISTORY, que se proyectó el año pasado en el festival FRIEZE PROJECTS de LONDRES.
 

¿Tienes miedo de haber sido un hype?

No, en absoluto. Probablemente me asusté por un momento, muy al principio, pero el hecho es que imparto a menudo conferencias universitarias sobre otros trabajos, mostrando mis videoensayos. Tengo muestras individuales contratadas para los próximos dos años. Todo eso me aporta mucha perspectiva. Siempre planeo mis trabajos con mucha antelación y ahora mismo estoy organizando el calendario de 2018, por lo que no dejo espacio mental para la preocupación.
 


Amalia Ulman

Fotos por David Gómez, texto por Marisa Fatás, edición de moda por Mar Peidro