Arte e Instagram: cuatro ilustradoras hablan sobre la red social

19 / 03 / 2018
POR Beatriz León

¿Nos vamos? ¿O nos quedamos? Instagram continúa con sus cambios de algoritmo, hasta tal punto que muchos se cuestionan el valor de estar en esta red social. Cuatro ilustradoras nos cuentan que harán ellas y cuál es su relación con las redes.

De un tiempo a esta parte, y con más fuerza en las últimas semanas, hay una palabra que se ha repetido en posts, InstaStories, reuniones de comunicación… y ésta es: algoritmo. Esa fórmula secreta casi imposible para que tus publicaciones escalen en el ranking de Instagram y lleguen a tus seguidores. Pero con los últimos cambios y esa cifra de visibilidad que ronda (solo) el 10%, muchos han puesto el grito en el cielo. Y es que el contenido cuenta, pero hay tantos otros puntos a valorar que la atención o inversión se plantea para muchos como un auténtico reto.

Por momentos se ha podido ver un rayito de luz entre las diferentes quejas, dudas y cambios de planes, con el nombre de Vero “la red social real”. Tras años dormitando junto a otras apps, aparece como la red orgánica y sin publicidad que todo el mundo anhela. Raudos y veloces han sido muchos los que se han creado un perfil. Pero, seguramente mientras esperaban a que cargase la aplicación, hayan podido leer sobre el dudoso futuro de ésta.

Las redes sociales, y en concreto Instagram, son plataformas de visibilidad, de conexión, una lanzadera para muchos perfiles profesionales, como pueden ser los artistas. Ya no solo usan esta aplicación como mero espacio expositivo de su trabajo, desde allí pueden generar sinergias, relacionarse con otras áreas creativas, tener un feedback rápido y constante, y también, tener una voz propia ante cualquier tema de interés. Respecto a este en concreto han sido muchos los artistas que se han pronunciado, dando valor a la dedicación a esta red, que ahora parece que pone trabas para llegar a sus seguidores y hace que se vea mermada la valía del trabajo realizado o en ocasiones les coloca en un perfil publicitario erróneo.

María, Carla, Nuria y Mercedes, artistas e ilustradoras de profesión, nos comentan cómo ven ellas su posición y relación respecto a esta red social, en la que (al menos hasta el momento) parece que nos quedaremos todos.

 

“Kalpana Chawla” de Maria Herreros

MARIA HERREROS @mariaherreros

La obra elegida no es la más importante para mi, pero la mando porque es una de las que más me gustan y no suele tener “buena acogida de likes”. Sin embargo, yo estoy orgullosa de ella. Es Kalpana Chawla, doctora y astronauta de la India que murió en la tragedia del Columbia en 2003. Además de la aeronáutica, sus pasiones eran la música, la poesía y el deporte. Es un ídolo de las niñas hindúes. Y sé que no gusta porque no es estéticamente agradable. Pero sé que a quien le gusta, es de manera más profunda, aunque sean menos.

¿Cómo era la vida antes de Instagram?
Antes había Facebook, y antes de eso blogs… Antes de internet vivía muy feliz y libre, pero también era una cría y no trabajaba, claro. Alguna información y personas que han llegado a mi vida habría sido imposible conseguirlas… También te digo que hacías cosas como leer todo lo que caía en tus manos o ir a la biblioteca… Yo de niña me leí la enciclopedia de mi casa, porque es lo que había si querías saber del mundo. A veces al estar la información tan al alcance de la mano, realmente no haces uso de ella. ¿De dónde he sacado más información: de la enciclopedia o de internet?

¿Qué puertas se han abierto para ti gracias a las redes? ¿Cuáles se han cerrado?
Yo estoy bastante satisfecha; se me han abierto proyectos, viajes y la oportunidad de conocer a artistas increíbles por el mundo… Las que se hayan cerrado, por algo sería, si no las echo en falta.

¿Qué porcentaje de ventas viene de las redes sociales?
Es muy difícil valorar, en mi caso serían ventas indirectas, porque no vendo productos en Instagram, pero supongo que mucha gente me conoce por ahí y después pueden comprar mis libros, interesarse por una pieza original o contratarme para un proyecto.

¿Has colaboradora con alguna marca? ¿Qué te ha motivado a hacerlo?
En principio las motivaciones para colaborar con marcas siempre son laborales. Colaboro con marcas siempre que sea a través de la contratación de mis servicios como ilustradora, la marca conecte conmigo y lo que quiero expresar, o sea algo solidario.

¿Cuánto tiempo de trabajo (o vida personal) “te roban” las redes sociales?
Es difícil decir cuando las usas para trabajo, pero mucho, seguro. Intento controlarlo, aunque todos estamos un poquito enganchados.

¿Cómo crees que repercutiría en tu trabajo si desaparecieses de las redes?
No creo que pueda permitirme hoy en día prescindir de esa herramienta…

Parece que Vero arroja esperanza sobre una manera orgánica y natural de usar una red social, aunque hay que esperar para ver si prospera. ¿Crees que existe alguna otra plataforma de promoción que pudiera sustituir a Instagram? (O al menos quitarle cierto poder)
De momento la he probado pero he leído cosas terribles sobre los dudosos principios morales de los dueños de Vero y no se si me quedaré. Estoy segura que todas las mega plataformas dejan mucho que desear moralmente, pero quiero estar más atenta a esto. Creo que hay que hacer siempre acciones IRL (in real life) y estar receptivo a personas y situaciones palpables. Pero como sustituto a RRSS no se si visualizo algo… Me gustaba Path, una que salió hace unos años pero no prosperó. Lo que me planteo yo es ir reciclando cuando haga falta… cuando decayó Facebook nos fuimos a Instagram. Y cuando decaiga ésta… pues al siguiente.

 

“Sin título” de Carla Fuentes

CARLA FUENTES @Carlafuentesart

Esta imagen representa lo que es Instagram para mi ahora mismo. Creo que habla por si sola 😉

¿Cómo era la vida antes de Instagram?
La vida antes de Instagram era una vida de Facebook, de Myspace, de Fotolog. Desde que tengo 18 años las redes sociales han estado presentes en mi vida y en la de mucha gente y a esas redes se les ha dado mucha atención también. No era mejor ni peor, era diferente, porque desde entonces las redes han ido evolucionando mucho.

¿Qué puertas se han abierto para ti gracias a las redes? ¿Cuáles se han cerrado?
Todas las puertas del universo se han abierto. Las redes sociales no son un problema, todo lo contrario, son una ventana para que tu trabajo se conozca en todo el mundo y puedas recibir ofertas de trabajo de sitios que antes de ellas hubiese sido imposible. El problema no son las redes, es el uso que se está haciendo de ellas, cómo están empezando a funcionar ahora a través de algoritmos, y en las que cada vez se ve menos contenido honesto.

¿Qué porcentaje de ventas viene de las redes sociales?
En mi caso yo no vendo a través de las redes, vendo desde otra plataforma de venta. Pero obviamente tú anuncias tu tienda a través de las redes o de tus canales para compartirlo. Todo pasa a través de ellas, por eso son tan importantes.

¿Has colaboradora con alguna marca? ¿Qué te ha motivado a hacerlo?
Me gusta mucho colaborar con marcas. Marcas o agencias que realmente conocen tu trabajo y quieren fusionarlo para darle visibilidad u otro lenguaje al producto. Cuando se mezcla marca o producto con ilustración creo que es genial y salen propuestas diferentes y muy interesantes, hacen que las marcas salgan de sus rutinas de siempre y de su manera de comunicar de siempre. EL PROBLEMA ahora está siendo que muchas marcas ya no te escriben para una propuesta en común, si no que directamente o lo único que quieren es usar tus redes como valla publicitaria. Un ejemplo de esto sería : Hola, nos encanta tu trabajo. ¿Te enviamos unos zapatos, te los pones y nos etiquetas? ¿Dónde está aquí la colaboración? ¿Dónde incluyes mi trabajo en esta acción? Parece que ahora lo único que interesa es englobarnos a todos como “influencers” olvidándose que detrás de los miles de seguidores hay una persona con un oficio, y con ganas de seguir dibujando y creando cosas, no de ponerse unos zapatos y hacerse una foto. Este tipo de colaboraciones las veo bien, y de hecho poder dar visibilidad a marcas que empiezan me parece bien, pero cuando la mayoría de las propuestas empiezan a ser así… ahí hay un problema. Creo que no nos podemos olvidar quien somos.

¿Cuánto tiempo de trabajo (o vida personal) “te roban” las redes sociales?
A nivel profesional las cuido mucho, a nivel personal intento alejarlas.

¿Cómo crees que repercutiría en tu trabajo si desaparecieses de las redes?
Nadie debe desaparecer de las redes. Pero sí usarlas de un modo más consciente.

¿Crees que existe alguna otra plataforma de promoción que pudiera sustituir a Instagram? (O al menos quitarle cierto poder)
Para mi VSCO, que se conoce más para retoque fotográfico, es una excelente red social. Inevitablemente en unos años, alguna será más importante que Instagram.

 

“El sueño” de Nuria Riaza

NURIA RIAZA @nuriariaza

He elegido justamente estas imágenes porque son proyectos personales. Para mí esos son los verdaderos, los que muestran tu visión del mundo; y no los encargos para terceras personas o grandes marcas.

¿Cómo era la vida antes de Instagram?
Cuando comías por ahí con amigos nadie decía “No te lo comas aún, que voy a hacerle una foto!” Jajaja. No, en realidad fotografiaba mis dibujos y publicaciones igual que ahora, para la web y la página de Facebook (en la que ahora mismo debe de haber una planta rodadora cruzando de un lado a otro de la pantalla). La diferencia es que con Instagram el feedback es más rápido y directo.

¿Qué puertas se han abierto para ti gracias a las redes? ¿Cuáles se han cerrado?
Se han abierto muchas puertas, internet es maravilloso y cualquier aplicación en la que puedas enseñar tu trabajo es una ayuda. Sería mucho más difícil llegar a conseguir trabajo para grandes marcas y cruzar barreras, nos dan visibilidad sin fronteras y eso ¡es la hostia! Hace unos meses estuve trabajando haciendo el diseño y el arte del nuevo disco del gran Jorge Drexler, y justamente me encontró por redes.
En mi caso, al usar aplicaciones como Instagram para enseñar dibujos y procesos, mis seguidores esperan que todas mis publicaciones sean SOLO sobre eso. Y resulta que yo estoy muy loca, y mis compañeras de estudio también. Los lunes hacemos un “ritual” en el que nos pintarrajeamos la cara con rotuladores, acuarelas y toda la morralla que tenemos por casa para hacernos maquillajes imposibles. Lo subimos a redes, hacemos direct… Pues debe de morir un gatito cada vez que lo hacemos porque deja de seguirme mogollón de gente. A mi personalmente me da igual, no voy a dejar de hacerlo, jajaja. ¡Viva la libertad de expresión!

¿Qué porcentaje de ventas viene de las redes sociales?
Tengo la shop cerrada como dos años porque no me da la vida, supongo que 0. Pero a la hora de contactarme para curro un 30-40% han visto lo que hago por redes.

 ¿Has colaboradora con alguna marca? ¿Qué te ha motivado a hacerlo?
He trabajado para marcas, pero colaborar en plan “te mandamos cosas bonitas” no, no molo tanto ni enseño mi bello rostro tanto. Todo son dibujos y bolígrafos. BIC, si me estáis leyendo mandadme cajas de bolígrafos azules Bic cristal, ¡me dejo la piel en comprarlas! Y si alguien me quiere mandar ropa y cosas bonitas también estoy receptiva, jajaja.

¿Cuánto tiempo de trabajo (o vida personal) “te roban” las redes sociales?
Tampoco considero que me roben vida, es un proceso que forma parte de mi trabajo.

¿Cómo crees que repercutiría en tu trabajo si desaparecieses de las redes?
Tendría que buscarme lo que mi madre llama: “Un trabajo de verdad”, porque no tendría tanta demanda como ilustradora por mi cuenta. Supongo que me buscaría alguna agencia de ilustración, o moriría de la desesperación… ¡espero que no desaparezcan!

¿Crees que existe alguna otra plataforma de promoción que pudiera sustituir a Instagram? (O al menos quitarle cierto poder)
Si te soy sincera descargué Vero porque me contaron que las primeras descargas de la app eran gratis, no había publicidad y era mucho más directa. Pero al usarla me siento como una señora mayor, tiene muchos fallos que arreglar y su política de privacidad es un poco sospechosa. Instagram volvería a ser la hostia si se dejasen de algoritmos y publicidad, una pena.

“Vanitas vanitatis” de Mercedes Bellido

MERCEDES BELLIDO @mercedesbellido

¿Cómo era la vida antes de Instagram?
Yo antes de Instagram estaba en la carrera, utilizaba Tumblr como plataforma para compartir y sobre todo “almacenar” las cosas que iba haciendo. Nunca me lo tomé como algo profesional, como Instagram cuando empecé.

¿Qué puertas se han abierto para ti gracias a las redes? ¿Cuáles se han cerrado?
Darme más visibilidad. Es un perfil abierto los 365 días al año 24h al día y accesible desde cualquier dispositivo móvil desde cualquier punto del planeta; las ventajas son más que obvias. Y cerrado, pues no sabría decirte, si que igual se te toma menos en serio en ciertos círculos, pero no me ha supuesto ningún drama.

¿Qué porcentaje de ventas viene de las redes sociales?
Pff ni idea, la plataforma por la que vendo es Bigcartel y no se cómo poder valorarlo, pero imagino que será a través de Instagram la mayoría de ventas

¿Has colaboradora con alguna marca? ¿Qué te ha motivado a hacerlo?
Sí, colaboro con marcas. Pues pagar el alquiler, el estudio, autónomos, vivir… Aunque procuro seleccionar aquellas que me despiertan algo de interés personal, ya sea por su propuesta o porque me gusta la marca.

¿Cuánto tiempo de trabajo (o vida personal) “te roban” las redes sociales?
Más del que me gustaría, y cada vez le dedico menos.

¿Cómo crees que repercutiría en tu trabajo si desaparecieses de las redes?
Pues por desgracia, ahora mismo, sería algo negativo para mi trabajo.

¿Crees que existe alguna otra plataforma de promoción que pudiera sustituir a Instagram? (O al menos quitarle cierto poder)
Soy bastante reticente a pensar que otra app va a desbancar a Instagram, que ya devoró a Snapchat, Facebook, Tumblr y todo lo que se le ha puesto por medio. Es una verdadera pena en lo que se ha convertido Instagram, con el algoritmo y con la publicidad constante. Yo me he hecho Vero con bastante poca esperanza, espero equivocarme.