Homenaje a Hubert de Givenchy en el Museo de Encaje y Moda de Calais

28 / 07 / 2017
POR Cristina Moreu

Audrey Hepburn, Jackie Kennedy o la Duquesa de Windsor, entre otras, lucieron los vestidos del maestro francés que este año ha cumplido 90 años. Ahora el museo francés rinde así tributo a su obra.

 

Ivy Nicholson, Sophie Malgat y Bettina Graziani con tops y faldas intercambiables de Givenchy en 1952, por Nat Farbman

 
 
Dentro de la fábrica de encajes del siglo XIX, donde se encuentra el Museo de Encaje y Moda de Calais, se exhibe la exposición Hubert de Givenchy que acogerá a miles de visitantes, amantes de la moda, hasta el día 31 de diciembre de 2017.

El museo rinde un bonito homenaje a la moda y al diseñador que marcó la cultura francesa con ochenta trajes y accesorios de colecciones privadas, de los archivos de la Casa de Givenchy y de colecciones de museos.

Entre la clientela de Givenchy se encuentran primeras damas de Estados Unidos como Jackie Kennedy, mujeres de la realeza como la Duquesa de Windsor y las mejores actrices de Hollywood como su musa y amiga Audrey Hepburn. Algunos de los trajes pertenecientes a estas mujeres forman parte de la exposición junto con fotografías de las mismas luciendo sus diseños.

Artistas como Miró, Delaunay y Rothko junto con la opulencia del siglo XVIII sirvieron de inspiración al diseñador para sus elegantes creaciones.

Fitting con Audrey Hepburn 1950

 

La Duquesa de Windsor y Alleen Plunket en 1966, por Patrick Lichfield

 
La exposición, que forma parte del programa cultural 2017 del museo, ha sido comisariada por el propio diseñador, Hubert de Givenchy, que ha escogido las piezas que marcaron su vida y su carrera. Gran parte de su éxito se vio impulsado por su amistad con la actriz de Hollywood, Audrey Hepburn, a la cual se han dedicado varias vitrinas en la exposición con todos los diseños que lució. Entre ellos, destaca el famoso vestido negro largo con collar de perlas que la actriz llevó a la gran pantalla en la película “Desayuno con diamantes”, concretamente, en la famosa escena en la que se encuentra frente al escaparate de Tiffany’s tomándose un croissant.

 

La modelo Bettina Graziani con camisa de Givenchy en 1952

 

Museo de Encaje y Moda de Calais