La posverdad de SHOOP

29 / 01 / 2018
POR Anna Pardo

En la era de las noticias falsas, hablamos con Miriam Sanz y Yohei Oki, los diseñadores detrás esta firma española que tiene entre sus seguidores a Drake y que ya ha comenzado a conquistar las calles.

 

 
Miriam Sanz y Yohei Oki han desfilado por primera vez en la MBFWM presentando su colección primavera-verano 2018. La posverdad y las noticias falsas que inundan las redes sociales en la actualidad han sido los conceptos que han inspirado el diseño de la colección. Para representar ambas ideas, SHOOP propone la mezcla de streetwear y uniformes de trabajo. Siguiendo con la línea que ha caracterizado sus anteriores propuestas, observamos juegos de simetría y asimetría, prendas oversized, tejidos técnicos y nylon acolchado. La gama cromática está compuesta por pinceladas de negro, verde, beige y rojo, destacando la presencia del morado. Por último, recalcar que algunas prendas han sido realizadas en colaboración con MINUS, marca japonesa especializada en piel, y la tienda Sullen Tokyo, con quien presentaron la colección ‘Adult Player’ el verano pasado. Miriam y Yohei conceden a #VEINDIGITAL unos minutos tras la finalización del desfile.

Este año celebráis vuestro séptimo aniversario, ¿qué nos podéis contar del origen y la evolución de SHOOP a lo largo de este tiempo?

SHOOP empezó de una forma muy humilde, haciendo pequeñas colecciones. Poco a poco, gracias a las Redes Sociales, vimos que nuestro proyecto podría funcionar. Entonces, empezamos a tomárnoslo más en serio como nuestro negocio. Comenzamos haciendo un showroom en Japón, donde más puntos de venta tenemos. También vendemos en Corea y en París. Nos dimos cuenta que necesitábamos desfilar para que los buyers de los showrooms vieran nuestras propuestas. Gracias al cambio de fecha de la MBFW esta temporada, hemos podido cuadrar la producción de la colección para desfilar en Madrid.

¿Cómo ha cambiado el proceso creativo de la firma des de los inicios hasta la actualidad? ¿Notáis que el camino se ha agilizado gracias a la experiencia adquirida?

Las colecciones cada vez son más completas, ya que contamos con un presupuesto mayor para llevar a cabo nuestras ideas. Tenemos la presión de las fechas, pero no dejamos de ser una marca pequeña con un taller limitado, así que intentamos amoldarnos al ritmo del sector de la mejor manera posible. La experiencia es un grado, así que el proceso creativo es, a día de hoy, más ágil para nosotros.

¿Dónde soléis encontrar la inspiración para crear vuestras colecciones? ¿Seguís las tendencias que marca la industria de la moda o tenéis predilección por indagar en entornos más alternativos?

Intentamos no dejarnos llevar por lo que hace todo el mundo. Buscamos ir a contracorriente. Somos conscientes, también, de que todos estamos influenciados por las Redes Sociales, es difícil desvincularse de su sombra, aunque lo intentamos.

SHOOP estaba, inicialmente, formado por dos componentes, ¿lleváis toda la carga de trabajo de la firma o contáis con un equipo que os da soporte?

Más o menos seguimos llevando la carga nosotros dos. Puntualmente, recibimos la ayuda de amigos profesionales. Contamos con el soporte del equipo de Pelonio Press, sin el que esto no podría haber sido posible. Así que, en realidad, hemos formado un mini equipo de amigos con el que nos gusta trabajar.

Madrid y Tokyo son las dos ciudades que siempre nombráis cuando habláis de vuestro proyecto,  ¿qué os ofrece cada una de ellas?

Madrid está presente en nosotros, vivimos aquí. A nosotros nos inspira mucho la calle, y nuestra calle es la capital. Viajamos mucho a Tokyo, donde nació Yohei, una urbe que produce una estimulación absoluta. Es una ciudad que nos inspira para crear.

 

 
Oki, hemos descubierto que eres un gran amante de la música, ¿cómo logras combinar tus dos pasiones?

Ultimamente he dedicado más tiempo y energía a la marca. Pero también soy productor musical y hago remix. Produzco R’n’B, hip hop, música electrónica… Aunque, por ahora, vivo gracias a la moda. Pero me gustaría combinar ambas en un futuro.

Miriam, siempre has estado ligada al mundo de la moda. Nos gustaría saber cuáles son tus recomendaciones para los diseñadores más jóvenes del panorama nacional que deseen abrirse camino en este complejo mundo.

Inicié SHOOP cuando, después de estar trabajando y estudiando a la vez, creí tener el dinero suficiente para empezar. Para mí, la base es comenzar con una buena inversión inicial, aunque todo depende de la idea. Una colección es difícil y cara de ejecutar.

El nombre SHOOP empezó a correr como la pólvora cuando Drake vistió vuestras prendas. ¿Notasteis un antes y un después de este suceso?

No ha habido un antes y un después a raíz de Drake. Sí que es verdad que hay gente que lo comenta y que es un tema recurrente en las entrevistas. Para nosotros ha sido mucho más importante a nivel marca el impacto de la última colección de verano que hemos realizado. Ya que hemos visto las prendas por la calle y eso es lo que incrementa el movimiento.

La ‘Posverdad’ y las Fake News son el concepto principal de la colección. ¿De dónde proviene?

A Yohei le encanta indagar e investigar sobre estos temas. Un día de verano hablando con unos amigos en una terraza sobre esto, Alicia Parras, quien nos ayuda con las notas de prensa, nos dio la idea de estampar estos conceptos. Y así iniciamos el proyecto.

 

 
Siempre habéis defendido vuestra relación con la cultura urbana, por ese motivo vemos prendas oversidez, tejidos técnicos, nylon acolchado… ¿Creáis las siluetas y escogéis las materias primas de vuestras propuestas a partir de lo que percibís en las calles?

Tenemos una especie de obsesión con los señores mayores. Vemos al típico señor mayor con su gorra, su chaqueta guapísima y un pantalón de vestir y nos alucina. Nos inspiran ya que llevan chándal, americana, vaqueros… nos fijamos más en ellos que en otros sectores por estos motivos.

Si tuvieseis que escoger una firma internacional con la que realizar una colaboración en un futuro, ¿Cuál sería y por qué?

Nos encantaría realizar una colaboración de zapatillas deportivas con algunas marcas como Adidas, Nike y Asics.

Hablando de futuro, SHOOP se posiciona como una de las marcas nacionales con más proyección internacional, por esa razón imaginamos que tenéis mil planes y objetivos, ¿podéis hablarnos de alguno de ellos?

Nuestro objetivo, actualmente, es entrar en algún showroom potente en París. Y que se considere a la marca como nosotros creemos que debe ser. Vemos difícil consolidarnos en Madrid, ya que somos conscientes de que, aunque es una firma que gusta entre los jóvenes, puede resultar un poco cara. Recibimos mucho más apoyo fuera. Asia es un mercado mucho más arriesgado y abierto, nuestras experiencia con los clientes japoneses es muy buena, son un público muy fiel. Ellos crean una relación especial con la marca.

 

 

Fotos: Davit Ruiz

www.shoopclothing.com/