La transparencia o la asignatura pendiente de la belleza

20 / 07 / 2018
POR Paula Martíns

El porqué, el dónde y el qué son los datos que más preocupan y que, según un estudio, no se están disponibles al consumidor.

 

foto: drebru.com


 
¿Es suficiente la información existente sobre los productos de belleza?¿Son conocidos los ingredientes que componen los productos? ¿Qué es la belleza limpia? En una sociedad cada día más consciente y preocupada por los daños ecológicos y medioambientales, los estudiantes Fashion Institute of Technology (FIT) han creado una iniciativa que pretende cambiar el mundo de la belleza.

Pertenecientes al máster de marketing y dirección de cosméticos y fragancias, los alumnos identificaron a través de una encuesta la necesidad de crear un sistema transparente sobre esta industria. Para ello, encuestaron a 1,500 personas y recopilaron los datos en la Capstone Research Presentation. En este documento, extrajeron 3 conclusiones claras. La primera manifiesta que el 30% de los consumidores de belleza no están informados de los ingredientes de sus compras. Además, el 42% reconocieron no tener acceso a esa información de las marcas y, a un 60% de ellos le gustaría poder tenerlo.

Como resultado de estos datos, crearon la aplicación Clearbeauty.  Su intención es garantizar al usuario estar informado de los ingredientes que componen los cosméticos. Del mismo modo, también estará disponible al público la información relacionada con los posibles efectos secundarios así como el impacto medioambiental que genera su producción.

La iniciativa toma como modelo otra plataforma coreana llamada Hwahae que ya existía con fines similares. Aún así, Clearbeauty incorpora novedades. Consta de 2 opciones. Por un lado, en su superficie, es puramente visual y permite a los usuarios compartir fotografías de sus productos. En cambio, en su interior, mediante enlaces y comentarios de los consumidores, alberga toda la información necesaria relativa a los componentes. Así todos los datos de elaboración y extracción de los mismos estarán al alcance de quien los necesite.

No obstante, esta creación nada tiene que ver con la “green beauty” (belleza verde). La tendencia actual de comprar materiales orgánicos cultivados de manera sostenible está cada vez más en entredicho. Es por ello por lo que ClearBeauty no se vende como “belleza verde” ni cosmética natural. Solamente pretende ofrecer un servicio público de información para crear conciencia y conseguir transformar el sector 360 grados. Eso sí, siempre bajo la apuesta segura por la información para hacer generar confianza y seguridad en los consumidores.

 –