Los espejismos de Amt. Studio

14 / 07 / 2017
POR Verónica Martín

La firma de Adriá Machado ha desfilado por primera vez en la pasarela 080 Barcelona Fashion con una colección inspirada en las ilusiones ópticas consecuencia de los cambios de temperatura y presión.

 

 
Creada por Adriá Machado, Amt. apuesta por la sostenibilidad, la responsabilidad y la moda local. Con Mirage (así es como se llama esta última colección) consolidan su evolución con una progresión algo más comercial sin perder su esencia. El tencel, el algodón, el cupro y la viscosa son los tejidos utilizados para representar los juegos visuales que producen el contraste de los diferentes parámetros atmosféricos.
 

 
“El calor se presenta en la colección con tejidos que hacen brillos o reflejan el sol como son los plisados nacarados o acolchados con plástico.También lo hemos representado mediante lentejuelas cosidas a mano en los cinturones con motivos redondeados y al azar” explica Adriá a Vein.

“La sensación de difusión de la realidad está simbolizada mediante fruncidos y volantes en algunas prendas. Las cuerdas en la colección significan algo a lo que aferrar-se, algo real”, cuenta el diseñador cuyas prendas están producidas en Barcelona siempre con proveedores europeos.
 

 
“Para el estampado he querido utilizar la confusión mediante un collage hecho a mano con fotos de Túnez, mientras que la joyería se han realizado en colaboración con Eduard Cabré“.  Todas las piezas están realizadas en metacrilato con cierres de plata y algunas de ellas con el logotipo de Amt. grabado en láser.
 

 
Aunque siguen las tendencias, las prendas se caracterizan por su caracter atemporal y un femenino minimalismo. “Quizá mi parte favorita de la colección son las prendas hechas con red de bañador. Nos encanta dar segundos usos a tejidos que se han quedado estancados en un solo uso. En esta colección hemos usado la típica red para forrar bañadores y un tejido de bañador de hombre que posteriormente hemos acolchado mediante ultrasonidos”.
 

 
El futuro se presenta prometedor para Amt. Se han mudado a Manresa donde tienen oficina y pequeños talleres de producción local y han ampliado su número de puntos de venta entre los que se encuentran Barcelona, Zaragoza, Londres o Nueva York.

Amt. Studio

 



Fotografías: Amir Kuckovic