Sumérgete en el mundo de Oliver&CO, la perfumería de autor más irreverente

08 / 01 / 2018
POR Natalia García

Hablamos con el perfumista español de vanguardia creador de Oliver&CO, con motivo de la apertura de su primera tienda en Madrid. Un templo de la perfumería que recoge su esencia basada en los contrastes, su pasado como Dj y amante del techno, y su vida al margen de las normas.

El perfumista en la presentación de su tienda en Madrid. Foto: Wag1Mag

Oliver Valverde es el cerebro de una marca que nació hace nueve años, para traernos creacione híbridas y anticonvencionales. El último paso de este perfumista autodidacta y fuera de las normas ha sido inaugurar su propio espacio en Madrid. En esta entrevista nos cuenta qué ha significado para él poder empezar a vender físicamente sus fragancias, cuáles son los primeros olores que recuerda, porqué el mundo de la perfumería debería dejar de diferenciar sus fragancias por sexos… y mucho más. Si aún no conoces su historia, descúbrela en #VEINMAGAZINE.

¿Cómo acaba un ingeniero de sonido y Dj, siendo perfumista?

Buena pregunta. Pues va con mi estilo de vida y mi personalidad. No me gusta encasillarme solo en una cosa. Tengo bastante tendencia a perder el interés por las cosas y, en general, a aburrirme con facilidad. Así que encontré en la perfumería y en la música algo que realmente me mantiene creativo y estimulado: la curiosidad. En la perfumería tengo miles de materias primas por explorar e infinidad de combinaciones posibles. Al igual que en la música electrónica hay infinidad de géneros, artistas y propuestas.

Oliver Valverde en su laboratorio. Foto: Jesus Ugalde

¿Se refleja en tus perfumes tu esencia nocturna y electrónica?

En cierto modo sí. Sobre todo en lo que se refiere a la contundencia y la pureza, lo rudo de la música techno. Mis fragrancias son bastante rotundas, directas y transparentes. Lo que hueles y lees (los ingredientes y las notas olfativas) es realmente lo que hay dentro del frasco. No hay un marketing detrás para pretender vender algo que no es.

¿Cuáles son tus olores preferidos? ¿Y aquellos que no soportas?

No tengo ningún olor preferido, todos tienen su momento y cualidad olfativa. Los uso todos por igual, pero siempre dependiendo lo que esté buscando y la fórmula en la que esté trabajando. En referencia a olores que no tengan que ver con perfumería, me interesa todo. Con el olor realmente puedes conocer cualidades en las cosas. El único olor que realmente no soporto es el del vómito y el de los perfumes femeninos que huelen a flores sintéticas que echa para atrás. Sabes el típico perfume de mujer que a mucha gente le marea? Pues ese. Todo lo demás me gusta, incluso aunque sea desagradable. Me interesa oler todo, aunque luego dirija mi atención hacía mis fantasias olfativas para aplicarlas a fórmulas que luego posiblemente se convertirán en perfumes comercializar bajo Oliver & Co.

 ¿Cuál es el primer olor que recuerdas?

Uno de los primeros olores fue el de la colonia Chispas, y los lápices Alpino. También las gomas de borrar Milan, la que olía a nata.

Colección Illustrated Series. Foto:Wag1Mag

Sus dos series de fragancias en la tienda. Foto: Wag1Mag

¿A quién o quiénes se refiere el &Co del nombre de tu marca?

&CO. son todas las personas, proveedores, artistas, etc… Que colaboran en mantener mi propuesta viva y con la calidad requerida para un mercado bastante competitivo. Yo soy el cerebro de todo, el que crea, dirige y toma las decisiones. Pero no podría existir sin ese & Co. El hecho de no ser una gran corporación hace que casi todos los procesos sean artesanales y en pequeña escala. Y eso no sería posible sin tener alrededor a personas que creen en mí.

¿Qué ha supuesto para tu carrera abrir el primer espacio de Oliver&Co en Madrid? ¿Y personalmente

Un sueño hecho realidad. Hace años que quería abrir una tienda. Creo que es el sueño de toda marca. A nivel personal ha sido un logro maravilloso. Superar muchos retos hasta llegar a un momento donde la conexión con el cliente es pura, directa, sin intermediarios. No ha sido nada fácil. Lo fácil igualmente me aburre bastante. Al principio tuve un poco de vértigo porque es bastante arriesgado. Pero se me pasó rápido y estoy encantado con el resultado.

Colección Nebulosa. Foto: Wag1Mag

Han pasado siete años desde que pusiste a la venta tus primeras fragancias, ¿cuál es el proceso creativo y de producción que lleva lanzar un nuevo perfume?

El proceso creativo es con lo que más disfruto porque no sigo los estándares ni las reglas de la ide la perfumería. Voy a mi aire. A veces el descubrimiento de un nuevo ingrediente se convierte en el detonante para comenzar una fórmula. Otras veces puede ser un juego de palabras que suelen ser normalmente la fusión del nombre de dos ingredientes. Incluso una imagen puede darme todos los ingredientes y la energía para lanzar una colección, como sucedió con NEBULAE SERIES. Después entra en juego la imaginación que va marcando también qué dirección tomar. Y en todo ese proceso, a veces concluyo cuando considero que está bien, y  en cambio otras veces se produce una serendipia y me encuentro con un resultado que no buscaba pero que de alguna manera se conecta con la dirección tomada durante el proceso. Respecto a la producción, actualmente yo solo dirijo y superviso que todo esté bien. Exceptuando el diseño de la fórmula, que sale de mi laboratorio, todo se fabrica en Barcelona. Hay temas fáciles de resolver como el packaging, etc… y otros más complejos como las leyes sanitarias, certificaciones, etc… En general es un proceso bastante tedioso para una empresa pequeña como la mía, pero cuento con esa red de proveedores que me facilitan mucho las cosas.

¿Qué experiencias puede vivir aquel que entre en la tienda? A parte de poder comprar tu dos líneas de fragancias?

Visitar la tienda es entrar directamente en mi universo. Se puede escuchar música electrónica de vanguardia, oler ingredientes raros, moléculas sintéticas que no suelen conocerse si no estás dentro de este sector…

Viviendo experiencias olfativas durante el evento de presentación de la tienda. Foto: Wag1Mag

Misterio y transparencia, distancia y cercanía, luz y oscuridad, mente y olfato, son los elementos que definen tu marca, ¿los has incorporado también a tu primera tienda propia? ¿Qué significan para ti?

Significan todo. Estos elementos son la esencia de la marca y no podría haber creado la tienda sin ellos y sin la ayuda de Nacho Amago, un amigo que aceptó ayudarme en un momento en el que estaba bastante colapsado y bloqueado. Él vino a iluminarme con su oscuridad.

Qué frase tan bonita. La marca nació en 2009 con unas velas aromáticas. ¿Fue más fácil llegar al mundo de la perfumería a través de esta línea de productos?

Realmente al principio fue muy fácil, pero hubo un momento en la historia de la perfumería de autor en el que se empezaron a crear muchas marcas. Justo en esa fecha y hasta hace bastante poco. Fue difícil el hecho de continuar y mantenerse en línea de diferenciación, con un concepto y una estrategia bien definida. A día de hoy es más fácil llegar con perfumes que con velas. Pero mi comienzo fue así.

Te consideras fuera de las normas, ¿también en tu trabajo?

Totalmente. Como decía Frank Zappa, “sin desviarse de la normal, el progreso es imposible”.

Si tuvieras que regalar uno de tus perfumes a tu madre, a un amigo o a tu pareja, ¿cuál elegirías para cada uno?

Es muy complicado regalar perfumes que gusten al 100% a la persona a la que se lo regalas. El perfume es una de las cosas más personales que existen. Yo a todo el mundo le regalaría AMBERGREEN, porque es una de mis creaciones más versátiles y que suele gustar a casi todo el mundo.

Foto: Wag1Mag

¿Consideras que la perfumería debería ser unisex? Confieso haber dicho en más de una ocasión querer llevar puesta una colonia paras hombres.

Absolutamente sí. El sexismo en la perfumería, con sus campañas publicitarias y las diferenciación de ingredientes (mujer – flores, hombre – maderas), es terrible y cero original.

Yo también lo creo ¿Qué será lo nuevo de Oliver&Co? ¿Qué sueños te quedan por cumplir?

Estoy preparando el lanzamiento de una nueva fragancia para la colección NEBULAE SERIES en febrero, y también una nueva colección en septiembre. ¿Sueños? Muchos. Nunca hay que dejar soñar. Mi defecto/virtud es que sueño muchas cosas, y la vida no da para tanto. Pero hay novedades para los próximos años, aparte de la perfumería. Quizá vuelva a retomar mi trabajo como DJ. Estoy en ello. Ya se verá.

Oliver trabajando en su laboratorio. Foto: Jesús Ugalde

Foto: Wag1Mag

www.oliverandcoperfumes.com