Belako y las ganas de bailar

10 / 05 / 2022
POR Juan Marti

El grupo nos habla de la nueva vida de “Plastic Drama” uno de sus trabajos más exitosos, ahora revisado por artistas y colegas de la banda.

El post-punk del grupo Belako lleva más de una década tronando en los oídos de sus fieles seguidores, que los siguen allá donde van, incluso al otro lado del Atlántico. Desde su primer disco, Eurie, la banda ha demostrado tener el suficiente coraje como para enfrentarse a situaciones tan complicadas como una pandemia y salir victoriosa. Porque su capacidad para reinventarse, dando conciertos en autocines o de resucitar uno de sus grandes trabajos, “Plastic Drama”, es digna de aplauso. Ahora, con ésta versión deluxe de su obra cumbre, Belako cuenta con la participación de artistas de la talla de Crystal Fighters o las Hinds, quienes han revisionado los temas de éste álbum para crear sus propias versiones. Belako no se rinde y el futuro es suyo. Porque la banda vizcaína no es como las golondrinas de Bécquer, no les hace falta volver, ellos nunca se han ido, siempre han estado ahí, dispuestos a hacernos bailar.

 

 

Belako, contadme. Acabáis de lanzar la versión delux de “Plastic Drama” un disco que lanzasteis en 2020, en plena pandemia. ¿Cómo os han cambiado estos dos años como cantantes y como personas? 

La pandemia nos ha dado un buen palo. Supongo que le ha pasado lo mismo al resto de gente del gremio. Te acostumbras a una rutina de trabajo, a una dinámica de girar y promocionar tu nuevo material y de repente cambia el paradigma. Te encuentras solo y no hay nada a lo que agarrarse.  Cuando se te pasa el cabreo empiezas a pensar en tu futuro y ves caminos y posibilidades que no te habías planteado nunca. Nosotras hemos tratado de adaptarnos a la situación y aunque no hayamos conseguido encontrarnos cómodas del todo con las nuevas formas de trabajar, nos ha servido para no rendirnos, salir del pozo y ponernos a maquinar nuevos proyectos.

 

Vosotros peleasteis contra las duras circunstancias que la pandemia nos impuso e ideasteis el Belako Pandemia Tour tocando en los autocines. ¿Qué lecciones habéis aprendido de toda esta situación tan extraña?

Supongo que en una situación así no hay muchas opciones. Nosotras decidimos no abandonar el proyecto. Buscamos diferentes formas de mantenernos ocupadas. Nos inventamos alternativas. Al final creo que salimos resilientes.

 

¿Podría decirse que esta reedición es como dar una segunda vida a un disco que se enfrentó a un momento muy duro?

Eso es. Sentimos que no hemos girado como es debido presentando el “Plastic Drama”. Es un disco que tiene una identidad de directo. Necesitamos proyectar ese mensaje como es debido y creo que la gente que ha estado encerrada en casa escuchándolo, merece la oportunidad de ver su versión más auténtica en un concierto como es debido.

 

 

Dicen que “Plastic Drama” es vuestra obra cumbre, el trabajo más relevante hasta ahora. ¿Estáis de acuerdo? 

Si. Nos encanta como suena. Siempre hemos tenido una espina clavada en este ámbito pero esta vez el resultado ha sido muy gratificante. Las letras tienen mucha fuerza. El equilibrio de temas y duración de éstas es perfecto. Aunque siga siendo un disco ecléctico hemos conseguido definir nuestro estilo un poco más. Vemos también que hemos evolucionado en muchos aspectos técnicos y a la hora de componer respecto a anteriores trabajos. Este disco ha fluido muy bien mientras lo cocinamos, estamos muy contentas con el resultado.

 

Éste disco se caracteriza por las versiones que han creado grupos como las Hinds o Crystal Fighters. ¿Qué relación os une con aquellos que habéis escogido para participar en el proyecto? 

Pues hay un popurrí. Muchas bandas que nos han remixado los temas son colegas. Gente muy diferente entre si en cuanto a estilos e ideas. Al mismo tiempo también hemos querido invitar a músicos de diferentes países que no conocíamos personalmente y han hecho un trabajo brillante. Ha quedado un disco muy diverso y muy chulo.

 

Más allá de “Plastic Drama”, ¿cuál es la colaboración soñada de Belako? 

Nunca hemos sido muy de colaboraciones. La edición Deluxe ha salido muy natural y nos ha gustado dar libertad absoluta a la gente en lo artístico. Supongo que si en el futuro hay colabo con alguien, será porque surge de forma natural también. Nos gusta encontrarnos cómodas con quién nos rodee.

 

Vuestro disco es una de las evidencias de que la experimentación vive un momento de auge en el panorama musical. ¿Cuál es la clave para salir triunfal de algo así?

Yo creo que nosotras no hemos pensado nunca en pertenecer a nada. Eso ha hecho que en lo musical no se nos atribuya a ninguna ola y va un poco con nuestra personalidad y forma de currar. Sabemos ser pacientes, ir poco a poco y entender la realidad de cada etapa para urdir un plan u otro.

 

Han pasado dos años desde que Plastic Drama vio la luz y ahora con ésta segunda vida. ¿Os habéis enfrentado con una mirada más crítica a éste trabajo? 

Siempre hay cosas que pulir y cosas que harías de diferente manera. La mirada crítica siempre está presente, es imprescindible para seguir creciendo artísticamente. No obstante, hemos aprendido a no frustrarnos y a aceptar decisiones pasadas. Creo que las cuatro estamos de acuerdo en que las canciones están vivas. Cuando quedan registradas en un álbum son solo una representación de su totalidad. Nuestros temas crecen con nosotras. Al igual que nuestro discurso evoluciona con el tiempo, las canciones suenan diferente pasada una etapa. Aunque los discos que grabemos queden como nuestro legado, el alma de nuestras canciones siempre caminará paralelamente junto a nosotras.

 

 

Sois una banda con gran proyección internacional, habéis tocado en grades eventos en Estados Unidos como en el festival South by Southwest en Texas. ¿Notáis diferencias en el público que os escucha y os siente en lugar u en otro? 

Si que notamos diferencias de un lugar a otro. Está claro que es difícil comparar, ya que en casa siempre tendremos un público más amplio y en algunos países estamos empezando y apenas nos conocen. Por poner un ejemplo, México no deja de sorprendernos. Siempre que vamos el feedback del público es maravilloso y así da gusto tocar. También disfrutamos tocando en lugares donde no nos conocen, recibiendo ese feedback que nos recuerda a los inicios de la banda, cuando no había nada que perder y no había más que ilusión por seguir adelante. Esa sensación es preciosa.

 

Vuestro grupo se ha establecido desde hace tiempo en la industria musical, ¿es difícil pelear contra agentes externos para mantener la autenticidad? 

Nuestra clave es no pensar mucho en agentes externos. Es difícil hacerlo, pero nos ha salido bien siempre que hemos apostado por nosotras mismas. Como decía Sergio, nuestro querido mánager, “ésto es una carrera de fondo”. Nuestra intención siempre ha sido y será hacer nuestra película. Salga bien o mal, lo importante es hacerla nosotras juntas. Juntas como una familia. Juntas como un tercio en mi vida. Juntas como una mancha y su lejía.

 

Ahora que el ciclo “Plastic Drama” parece completarse, ¿qué es lo próximo para Belako? 

Estamos pensando ya en componer. Aunque seamos las primeras que queremos darle cancha en directo al Plastic Drama, también somos las primeras en cansarnos de material viejo. Nos va a venir bien ponernos a pensar en otra etapa y salir por fin del agujero seco de estos últimos dos años.

 

Más en @belakoo

‘Plastic Drama’ ya disponible en todas las plataformas digitales