El arte y la historia trans tienen su propio museo móvil

21 / 05 / 2019
POR Daniela Calderón

El MOTHA (Museum of trans history and art) rescata los archivos y obras de artistas transexuales para reivindicar un espacio que dé cabida a este colectivo dentro de las instituciones culturales.

Museo MOTHA, cortesía de MOTHA

Chris Vargas, antiguo filmmaker convertido en conservador de arte, es el responsable de este proyecto que nació en 2013 con el objetivo de darle un lugar a la historia trans a la vez que denunciaba la inexistencia de un programa de conservación de esta cultura dentro de las instituciones públicas.

Todos los objetos e historias recogidos en MOTHA presentan una narrativa de la cultura del colectivo libre de prejuicios y desde una óptica neutra, que es, según Vargas, la única forma válida de adentrarse en el conocimiento del mundo trans. Según explica él mismo para AnOther Magazine: “No estoy prescindiendo de hechos para crear una narrativa definitiva. Lo que intento hacer es aproximarme a la historia de una forma diferente a la que habitualmente se suele hacer”.

 

Parte de la muestra ‘Queer California: Untold Stories’, fotografía de MOTH. 

 

Una de las exposiciones más recientes realizadas por el MOTHA es un archivo histórico y artístico de la cultura trans en la Bahía de San Francisco. Tras su éxito en el museo itinerante, ahora las piezas se exhiben en el Oakland Museum of California, dentro de su recién inaugurada muestra ‘Queer California: Untold Stories’ que explora la cultura LGBTQ+ más allá de las representaciones dentro del mainstream. 

 

‘Cockettes in Hot Greeks’ de Clay Geerdes, vía AnOther Magazine

 

A pesar de estas pequeñas victorias, Chris Vargas mantiene cierto escepticismo hacia las instituciones, pues no podemos olvidar que han sido estas las responsables de borrar todo rastro de esta subcultura de sus archivos para más tarde incluirlo de forma tímida y superficial. Es aquí donde radica la importancia de MOTHA: la forma en la que el proyecto busca aproximarse y profundizar en la vida transgénero aporta un valor incalculable para un colectivo que siempre se ha sentido excluido de la cultura popular.

 

Póster de MOTHA.

 

La iniciativa, que nació como una especie de broma entre amigos, se ha convertido en todo un referente dentro de la comunidad gracias a que siempre se ha apostado por representar a los artistas como individuos,  tratando de huir de los estereotipos que tanto daño han hecho al colectivo trans.

“Siempre hemos estado ahí. No nos vamos a ninguna parte, así que tendréis que aguantaros”, declara Vargas para AnOther Magazine, dejando claro que MOTHA es solo el comienzo de un movimiento que reclama el derecho a los espacios culturales que siempre se ha negado a las minorías.

 

Parte de la muestra ‘Queer California: Untold Stories’, fotografía de MOTH. 

 

‘Cockettes go shopping’ de Clay Geerdes, vía AnOther Magazine

 

‘Sylvester with rings and bracelets’ de Clay Geerdes, cortesía de AnOther Magazine.