Elsa: “Soy una niña trans y durante los últimos 4 años he vivido el camino de mi felicidad”

10 / 12 / 2019
POR Julia Mico

Con un mensaje de comprensión, integración y respeto, la extremeña de 8 años hace un llamamiento a los políticos desde la Asamblea para que defiendan a “las personas diversas”.

Exactamente un minuto y medio fue el tiempo que empleó Elsa, la niña de Arroyo de San Serván (Badajoz), para emocionar tanto a los políticos de la Asamblea extremeña, como a la conciencia del país entero. Y no es para menos, ya que con palabras firmes y sencillas, la pequeña ha lanzado un mensaje completamente necesario en favor de la comprensión, la integración y el respeto hacia todas aquellas personas, tanto niños como adultos, que se consideran “diversas”.

El discurso de Elsa tuvo lugar en la Cámara Extremeña de Mérida durante el IV Pleno Escolar contra el acoso por LGTBTIfobia que organiza la Fundación Triángulo (de la cual forman parte los padres de la niña) y el Instituto Santiago Apóstol de Almendralejo. Sin embargo, sus palabras no han quedado ahí, a los pocos días del Pleno, este mensaje había llegado a miles de personas tras viralizarse por redes sociales.

Soy una chica transexual, vivo en Arroyo de San Serván y durante los cuatro últimos años he vivido un camino muy importante, el camino de mi felicidad”. Así contaba Elsa su historia y su experiencia defendiendo a su vez que la tolerancia y el respeto a la diversidad no es algo exclusivo de las mentes más abiertas de las grandes ciudades. La niña asegura que ha tenido la suerte de nacer en su pueblo, ya que “ allí todo el mundo sabe que soy una chica diferente, una chica transexual, y me siento querida y respetada”.

A pesar de sentirse comprendida desde el primer día, Elsa afirma que “sigue siendo necesario recordar que tengo el derecho a ser llamada como yo me siento” y por ello recalca que el verdadero motivo de sus palabras es hacer un llamamiento a los políticos y dirigentes  para que “sigan, pese a las amenazas, haciendo leyes que reconozcan que las personas somos diversas”.

De este modo, una niña de 8 años daba toda una lección de respeto y razocinio a los dirigentes de su comunidad y a día de hoy, sus palabras están en boca de todo el país. Aunque realmente sea triste tener que recalcarlo, tal y como afirma la propia Elsa: “Por encima de todo, las personas transexuales tenemos el derecho a ser quienes somos. No permitan que nadie nos arrebate la felicidad”.