Gucci rinde homenaje al caballo

15 / 01 / 2020
POR Peña Fernández

De la mano del director Yorgos Lanthimos, la firma nos presenta una colección que, según su director creativo, marca el inicio de una nueva era para la casa italiana. 

 

“Everybody’s talking” de Harry Nilsson pone la banda sonora a este particular paseo por diferentes puntos de la ciudad de Los Ángeles en donde pasos, trotes y galopes marcan el ritmo de la campaña Primavera Verano 2020 de Gucci.

Desde que Alessandro Michele tomara las riendas de la dirección artística de Gucci, la casa de moda florentina ha aderezado su mundo de excentricidad y de creatividad ilimitada, dando como resultado unas llamativas campañas que nos han acercado hasta el espacio exterior, los musicales holliwoodenses de los años 40, Disneyland o la ciudad griega de Selinunte. Para su perfecta ideación y ejecución, Michele se ha rodeado de un equipo en sintonía con el espíritu que la marca ha ido forjando, estrechando relaciones laborales con celebridades como Harry Styles, Courtney Love o Iggy Pop, confiando en las dotes artísticas de fotógrafos como Glen Lunchord y Bruce Gilden, y en la visión de directores cinematográficos como Harmony Korine y del responsable de este último proyecto, Yorgos Lanthimos.

El director de Langosta (The Lobster) utiliza la ciudad de Los Ángeles como fondo de una campaña que gracias a la peculiar selección de sus protagonistas transforma acciones cotidianas en una visión hermosa y casi onírica. Modelos y caballos aparecen en diferentes espacios, presentados como iguales y disfrutando de la vida en la carretera, en una piscina de un hotel, en la intimidad del hogar, en un avión, en la playa…

El director griego ha conseguido transmitir la intensidad de una relación cercana entre el animal y el ser humano y manifestar un respeto y agradecimiento hacia el caballo, con el que la firma italiana ha mantenido una estrecha conexión desde sus inicios en los años 20. De hecho representa, el origen de su historia, ya que Guccio Gucci empezó produciendo talabartería de piel para los jinetes, que luego derivaría en equipaje, accesorios… hasta llegar a hoy.

Evocando a estos orígenes, se recuperó el broche “horsebit” que se ha ido empleando en diferentes artículos, llegando a cobrar especial importancia en esta colección que, para su director creativo, marca el inicio de una nueva era.