Hablamos con el elenco de ‘Vida perfecta’, la nueva serie de Leticia Dolera

23 / 10 / 2019
POR Julia Mico

La idea de éxito, la maternidad, la discapacidad o la sexulidad son tratados bajo una perspectiva femenina, divertida y cotidiana, haciendo que dialogues con todos y cada uno de sus personajes. 

Tras alcanzar el éxito internacional en la última edición de CANNESERIES con el galardón a la mejor serie, además de un Premio Especial de Interpretación creado para la ocasión como reconocimiento al trabajo interpretativo de las tres actrices protagonistas (Leticia Dolera, Aixa Villagrán y Celia Freijeiro), el pasado viernes 18 de Octubre ‘Vida Perfecta’ llegaba a las pequeñas pantallas de los abonados a Moviestar +.

La actriz, directora y escritora Leticia Dolera se encarga en esta ocasión de dirigir, protagonizar y coguionizar junto a Manuel Burque una serie de 8 capítulos en la que a través de un humor negro, inteligente y muy descarado, nos cuentan la historia de Cris (Celia Freijeiro), María (Leticia Dolera) y Esther (Aixa Villagrán). Tres mujeres adentradas en la treintena que se encuentran en situaciones personales y laborales distintas pero inmersas en una crisis existencial común. El trío de protagonistas va a ser el eje central de la trama de ‘Vida perfecta’, sin embargo entran en juego  personajes como Gari (Enric Auquer) que representa la figura de un joven discapacitado que se sumerje en la historia, así como Xoxé, el orientador social que acompaña a Gari en su día a día.

Estos personajes masculinos son una pieza clave en las peripecias de las tres amigas y son tratados desde el más profundo cariño, de modo que, ¿se ven frustradas las expectativas de todo aquel que esperaba de esta serie un alegato feminista acorde con la trayectoria de la actriz? Ante esta cuestión, Leticia nos confiesa que “ese alegato o mensaje feminista lo plasmé en un libro que era un ensayo que se llama ‘Morder la manzana’ (Planeta, 2018) y ahí es donde realmente yo quise volcar todo lo aprendido de las mujeres feministas a las que admiro y que me han enseñado muchas cosas. En la serie he querido hablar de lo humano, de todo lo que gira en torno a las relaciones humanas“.

‘Vida perfecta’ deja de lado los tabúes, los absurdos pudores y los eufemismos para establecer un diálogo sincero y directo con el espectador. Tal y como nos confiesa la directora “lo que pretendo es compartir preguntas… preguntas que a veces nos da miedo hacernos porque nos da pudor o vergüenza, o incluso nos da palo la respuesta que puedas recibir. Tenderle una mano al espectador y decirle: oye me pasa esto, ¿a ti que te pasa algo parecido?, ¿qué hacemos? Además son preguntas que tienen que ver mucho con las ideas con las que crecemos de lo que es la familia, lo que es la pareja, el amor, el lugar que ocupa el sexo en nuestras vidas, el éxito, el fracaso y cómo lo gestionamos, cómo bajamos todas estas ideas a la tierra y qué pasa cuando esas idealizaciones no cumplen con las expectativas”.

Sentimiento de frustración que se convierte en uno de los puntos definitorios de la serie ya que, tal y como nos contaba Manuel Burque, “Nos hemos dado cuenta de que mucha gente está en crisis porque de repente se ve en una vida que no es la que esperaba, o está en una vida que sí esperaba pero con la que no es feliz. Hay como una infelicidad constante en nuestro alrededor. A veces te tienes que parar, aceptar lo que tienes y buscar otras vías de felicidad”.

Las tres protagonistas constituyen personajes muy distintos pero”conectan desde el cariño, se aceptan tal y como son y viven las experiencias juntas“, afirma Celia Freijeiro, de modo que cada una de ellas sufre su propia crisis y expone sus propios problemas. La directora nos cuenta que “con María me apetecía explorar lo que es la familia, cómo idealizamos esos conceptos y cuando los vivimos, cómo comprobamos que puede haber otros modelos de maternidad y otros modelos de familia. Así como con Cris quería hablar de la ‘super woman’, esa mujer perfecta, madre perfecta, profesional perfecta, amiga perfecta que además tiene una pareja que está a su altura pero que todo eso no la hace feliz… ¿qué pasa cuando no es así?, si no eres ‘super woman’, ¿qué eres?, ¿una ‘mierder woman’?. Como intérprete del personaje, Celia Freijeiro afirma que “se dejan temas sobre la mesa sin ejercer juicios como el de ser madre y poder decir con naturalidad cosas como ¡no soporto a mis hijas!, ¡hay días que no las aguanto!, ya que son otras facetas que no suelen mostrarse de la maternidad. También es interesante el hecho de que se hable de la infidelidad y a la mujer como un sujeto deseante y no como un objeto deseado sin tener que sentirte un monstruo por ello. Creo que todos estos temas son muy interesantes, ocurren día a día y muchas veces no se habla de ello”. Por último, el personaje de Esther explora la idea de éxito y fracaso, “gira en torno a esa presión que se nos ejerce sobre qué debemos ser, qué debemos hacer y a dónde queremos llegar. Ella es esa eterna adolescente que se pregunta continuamente: ¿qué es el éxito?, y esta es una pregunta que todos nos hacemos a diario y creo que la serie la plantea a los espectadores de una manera muy inteligente”, afirma Aixa Villagrán.

Otro punto fuerte y definitorio de ‘Vida perfecta’ es el tratamiento que se hace de la discapacidad a través del personaje de Gari. No es la primera vez que la directora incorpora este tema en sus trabajos, ya lo pudimos ver en ‘Requisitos para ser una persona normal’ya que “he crecido con la discapacidad en mi familia y en mi entorno más cercano. Sentía la necesidad de visibilizarla desde un punto de vista en que se muestren estas personas sin que esto las defina, como personas que tienen anhelos en lo personal, en lo laboral, que quieren independizarse y de hecho lo hacen, que tienen deseo sexual y que tienen hijos” nos confiesa la directora. Para huir de paternalismos y acercarse a este punto, preguntamos a los guionistas a cerca del proceso de documentación y aproximación a este tema: “Nos documentamos muchísimo durante meses, hablando con asociaciones, yendo a pisos tutelados, hablando con madres y padres con discapacidad funcional, de sus sueños, de sus miedos, de si follan, de si tienen novia, de como les trata la gente… nosotros queríamos, a través de Gari, dignificar a los personajes pero no ser condescendientes ni paternalistas, de modo que la mejor manera de hacer esto era tratarlo como un personaje más y a partir de ahí contar de la manera más profunda la realidad de la gente con diversidad  funcional”, nos cuenta Manuel Burque.

Pero, sin embargo, si de algo estamos seguros es de que la interpretación de Enric Auquer como Gari va a ser igual o más elogiada que la propia serie… es simplemente magistral. Según el actor ‘Gari escucha de una manera muy activa y con ayuda de personajes como Xoxé utiliza sus miedos para pedir ayuda. Unos miedos que son como los míos y los de todo el mundo. La evolución que tiene el personaje es para sentirse absolutamente identificado, tengas una discapacidad o no. Me centré en esto y me olvidé de la responsabilidad de tener que explicar que soy una persona con discapacidad porque eso me paralizaba”

Por último, preguntamos a Leticia Dolera si este proyecto ha supuesto un cambio a nivel personal, a lo que ella nos responde que “todas las experiencias que vives y todos los proyectos que haces te cambian, es el lujo de dedicarte a escribir o contar historias, haces el ejercicio de mirar hacia dentro, y cada vez que lo haces algo cambia…”. Pues bien, eso es precisamente lo que nos ha ocurrido con ‘Vida perfecta’, algo ha cambiado en nuestro interior, y a no ser que seas de piedra, algo cambiará también en el tuyo.