Las tendencias que debes conocer para el próximo otoño

12 / 08 / 2021
POR África Poveda

Volúmenes, viveza de colores y sostenibilidad: así son los “fashion trend immersion” que popone Fashion Snoops con el fin de expresar emociones a través de la ropa. 

Kenzo

Después de un año de confinamientos, se puede sentir la libertad cada vez más cerca. Es momento de recuperar el tiempo perdido, de volver a disfrutar con nuestra gente, de volver a la vida que queremos. Pero todo ello requiere un proceso que afecta a muchos ámbitos de nuestra vida, entre ellos, la moda. La gente se recupera de la crisis del coronavirus de diferentes maneras: una de ellas es expresando las emociones a través de la ropa. ¿Quién no quiere dejar de lado el chándal para plantarse un vestidazo y salir a comerse el mundo? Por eso, según el seminario ‘FW22/23 Digital Trend Immersion’ de la agencia de predicción de tendencias ‘Fashion Snoops’, las próximas colecciones de Otoño/Invierno 2022-2023 se centrarán en la recuperación.

Al igual que estamos en un proceso de cambios, la pandemia ha traído cosas que llegaron para quedarse. Más que recuperación, las tendencias se encuentran en un periodo de transición. La directora creativa y vicepresidenta de Fashion Snoops, Melissa Moylan, describió cómo la industria se está adaptando a su primer mundo digital. Nos hemos acostumbrado a que tanto salones, pasarelas, presentaciones de colecciones o reuniones sean virtuales o digitales, abriéndonos todo un mundo nuevo y lleno de ventajas. Por ejemplo, esto permite que los espectadores aporten sus opiniones después de haber visto una colección.

Otras de las grandes virtudes de esta nueva era es cómo la moda está tomando cada vez más conciencia con la sostenibilidad en las colecciones, o el espíritu pragmático a la hora de crear gracias a unos consumidores que son también más pragmáticos. Estamos en un momento en el que se valora sobre todo el confort y la protección. Por eso necesitamos que nuestras prendas reflejen esta mentalidad.

Desde VEIN Magazine, os ofrecemos una guía de las grandes tendencias que influirán en la temporada FW22/23, según ‘Fashion Snoops’.

Esperanza, reciprocidad y sostenibilidad

La esperanza es la clave para recuperarse de una crisis como la que hemos vivido. Llenarnos de optimismo, de darnos la oportunidad de vivir una nueva vida. Esto también se refleja en la moda: existe una creciente presencia de la sostenibilidad en las colecciones. Ahora muchos diseñadores incorporan materiales reciclados en sus creaciones. Aquí entra en juego la reciprocidad. Debemos mantener un equilibrio entre las personas y la tierra. La idea es que todas las “partes” se ayuden mutuamente a recuperarse de la pandemia, en lugar de que los humanos utilicen unilateralmente la naturaleza.

Entre los materiales que forman parte de esta tendencia se encuentran los tejidos de desecho a los que se les da una nueva vida, la plata reciclada en los accesorios y los materiales renovables y biodegradables. La clave es ser creativo con los materiales que ya tienes. 

‘Maison Margiela’ Otoño/Invierno 2020, look que ilustra la esperanza.

En cuanto a los colores, destacan los neutros mezclados con colores intensos y claros. Los neutros destacan la vulnerabilidad, mientras que los colores más brillantes representan el futuro prometedor. Además, desde ‘Fashion Snoops’, nos hablan de la nueva tonalidad: un gris menta neutro y mate llamado ‘Restore’, que se utilizará principalmente en tejidos de fieltro y en prendas de punto. También vamos a ver muchos “colores cargados de emoción” en la moda femenina. Un ejemplo de ello es ‘Morpho‘, un color azul medio que es una mezcla entre un neón y un metálico que se usará sobre todo como acento básico en los conjuntos de salón y como acento metálico en los accesorios y zapatos.

Asimismo, la gente quiere salir a la calle para enseñar al mundo quienes son, su esencia. Por ello, estarán muy presentes los detalles como mangas abullonadas, plumas, flecos y volantes. Las camisetas gráficas también forman parte de esta tendencia, con lemas que reflejan un determinado sentimiento o emoción. Estos prints pueden considerarse como expresiones de la propia identidad, o de la identidad de toda una comunidad.

Sacai

Además, el teñido formará parte de las técnicas desproporcionadas en los estampados y los hilos al contraste en el dobladillo simbolizan el proceso de curación y reconstrucción. Los dobladillos, a su vez, son preferiblemente no rectos o demasiado pulidos. Tampoco se puede olvidar las manchas aplicadas deliberadamente, los estampados jaspeados y las prendas con un aspecto desgastado e “inacabado“. Por no olvidarnos de los estampados florales románticos que reflejan la conexión con la naturaleza y el aire libre y, por supuesto, la moda utilitaria. Esta última se refiere principalmente a los elementos de fácil uso que se añaden a la ropa, como las capuchas extraíbles.

Vuelta a la vida rural como refugio

Desde los vestidos Cottagecore hasta la avalancha de estampados de cuadros vichy, la moda femenina vuelve a un estilo inspirado en los lugares rurales desde el inicio de la pandemia. El campo ha resurgido como lugar de refugio. La crisis sanitaria fue mentalmente dura para muchas personas, por lo que empiezan a buscar un “hogar seguro”. Las necesidades primarias, como la seguridad, son lo primero, y la gente se adentra en la naturaleza en busca de inspiración.

Veronica Beard

Entre la paleta de colores encontraremos tonos helados que irradian seguridad, y al mismo tiempo calma, protección y fuerza. Otro de los colores principales será ‘Primal’, un tono marrón burdeos terroso que simboliza la necesidad de volver a los orígenes. Para FW22/23, se utilizará generalmente en las prendas de exterior y en combinación con materiales como las pieles biofabricadas a partir de residuos vegetales.

Aunque la tendencia rural adquiere un aspecto más elegante en mezclilla con camisas de mangas abullonadas y jeans rectos, la gente siente la necesidad de ser autosuficiente adentrándose en la naturaleza para volver a lo básico. No faltarán en tu armario las prendas cómodas, como las de punto drapeadas, alternadas con otras más llamativas. Todas ellas confeccionadas con materiales suaves, acolchados y acompañadas con mangas llamativas y dominantes.

Tejidos flexibles y pieles de animales de la paleta de colores ‘Refuge’ de ‘Sportmax Otoño/Invierno 2021’. Imagen: agencia de relaciones públicas ‘Loews’.

Armonía y confort 

Es el momento de buscar cualquier cosa que irradie paz. El objetivo es encontrar la armonía con uno mismo y con el entorno. Qué mejor que los tonos leche pastel para sentir esa tranquilidad plena. Estos serán unos de los grandes protagonistas alternados con neutros y, por ejemplo, con azules oscuros. La paleta de colores simboliza el equilibrio, por un lado, entre la luz y la sombra, y por otro, entre el cielo y la tierra. ‘Wondrous’ es el tono que representará la armonía en las próximas colecciones: un violeta-morado como mezcla sorprendente entre un pastel y un neón que levanta el ánimo a cualquiera. El color ideal para dar un toque juvenil a prendas clásicas como los trajes a medida. Además, en los accesorios de temporada, ‘Wondrous’ dará vida a muchas de las monturas de las gafas de sol. 

Miu Miu

Las prendas serán confeccionadas con materiales renovados que encajen con esta evolución social. Por ejemplo, los tejidos de fibras inservibles, listos para ser tirados a la basura. También reaparecen las prendas de quilt. En la ropa de mujer, vemos la esencia juvenil, lúdica e ingenua de vestir. Las mujeres optarán por tejidos suaves, como ropa de descanso y capas, para crear una sensación de confort, como si estuvieran sentadas en el sofá, acurrucadas en una manta.

 Christian Wijnants

El denim como protagonista del renacimiento de los 70

Como dijó Melissa Moylan de Fashion Snoops: “estamos en este mundo de comodidad y protección y tenemos que sacar eso de nuestros guardarropas”. Por ese motivo, el denim es el material perfecto para proporcionar una sensación de familiaridad, durabilidad y, si se hace bien, sostenibilidad.

Las influencias de los años 70 arrasaron en las pasarelas digitales. Destacó un denim con un tono algo informal en algunas exploraciones de patchwork, así como siluetas acampanadas, ya sea de longitud completa o recortada. Marcas como ‘Dsquared2’ abrazó el patchwork al máximo al agregar muestras de telas otoñales como franela y gamuza a su mezclilla. O la nueva colección de ‘Alanui’, donde los bordes deshilachados se suman a esta inclinación relajada y bohemia. Se anudan muy bien con los tejidos gruesos de la temporada y se hace eco de otra tendencia emergente: los flecos.

Alanui

Además, si bien las prendas deconstruidas han destacado en las colecciones de mujeres, la mayoría de los conceptos se inclinaban hacia diseños modernos y contemporáneos, más rebeldes. Hubo muchos elementos con roturas y cinturillas deshechas. La colección de jeans desgastados y faldas de mezclilla de Rokh’ resumía el look con dobladillos desgarrados y cinturas que se doblaban y envolvían al usuario. Mientras tanto, ‘Balenciaga’ expuso grandes parches de pierna en sus jeans rotos de pierna ancha.

Balenciaga

Puedes descubrir todas las novedades y tendencias de las próximas temporadas en www.fashionsnoops.com

_