Paola Molet: “me enfoco en la empatía con aquellos que no pueden hacer lo que realmente sienten”

04 / 05 / 2021
POR África Poveda

Hablamos con la diseñadora sobre ‘Oh, L´Amour’, la propuesta presentada en la 080 Barcelona Fashion que rompe con los estereotipos sobre el amor.

Paola Molet se subió el pasado 27 de abril a las pasarelas de la 080 Barcelona Fashion para presentar su primera colección. En esta entrevista nos habla sobre ‘Oh, L´Amour’, un proyecto que nace como reivindicación hacia la libertad de las relaciones de hoy en día para poder escoger a quién querer y hacer lo que sienten. Nos cuenta como ha sido debutar con su primera creación en La Pedrera y la historia que hay detrás de cada prenda inspirada en la constante presión que tenemos por el hecho de ser constantemente juzgados por los demás. Además, la diseñadora ha decidido apostar por el no gender con el fin de que todo el mundo pueda vestirla sin importar su género o identidad sexual. No te pierdas ningún detalle de esta colección tan especial que ha marcado un antes y un después en su carrera.

¿Cómo surge la firma Paola Molet?

Siempre ha sido un sueño poder crear una marca bajo mi dirección. Poder expresar mediante la moda todo aquello que siento o pienso es lo que me motiva para crecer cada día más. En noviembre de 2020 surgió la oportunidad de materializar todo aquello que tenía en la mente. Mi compañera de carrera, Judith Parejo, se unió al proyecto realizando los patrones de la colección, y entre las dos, en tan solo tres meses, pudimos sacar adelante ‘Oh, l’amour’ y presentarla en la edición de 080 Barcelona Fashion. Ahora mismo, contamos con un equipo mayor y el proyecto está creciendo rápidamente para poder llegar a un público mayor, ya que aún no se contaba con productos a la venta.

Te graduaste como diseñadora de moda en ‘LCI Barcelona Escuela de Diseño y Artes Visuales’. ¿Cuándo nace esa pasión por la moda? ¿cuál es el mayor objetivo en tu carrera profesional?

Esta pasión siempre ha estado. Desde muy pequeña todo el mundo artístico me ha llamado mucho la atención. Pintaba, tocaba el piano… por lo que el diseño tardó poco en llegar. Ese interés más intenso por la moda surgió a partir de los 14 años, cuando me ficharon en una agencia de modelos. En cada desfile tenía más claro que yo no quería enseñar las prendas, sino que quería diseñarlas y hacerlas. Cuando llegué a bachillerato escogí la rama social, porque pensé que tener nociones básicas sobre economía me ayudaría a abrir esa ansiada marca de ropa algún día.

Hoy agradezco esa decisión, porque haberme formado como diseñadora en la universidad contando con una idea básica del mundo empresarial me ha ayudado a entender mucho mejor todos los procesos. Mi objetivo es crecer como marca hasta asentarme como diseñadora de referencia a nivel nacional e internacional y tener un equipo de confianza que disfrute trabajando conmigo y que podamos crecer día a día. Me encantaría disfrutar cada día de mi trabajo, y ver cómo los demás disfrutan trabajando en la firma, además de todos aquellos que la compren.

‘Oh, L ́amour’ se inspira en una historia de un personaje que intenta romper con los cánones establecidos por la sociedad, especialmente en el amor, ¿te ves reflejada en esa figura o se basan en trocitos de muchas historias?

Yo siempre he tenido la gran suerte de tener una familia muy abierta de mente y que siempre me ha dejado experimentar, equivocarme y guiarme. Aún así, sí me he sentido juzgada por gente que me rodea en mis decisiones, pero creo que eso es algo que sentimos todos en algún momento de nuestra vida. Ha llegado un punto en el que la opinión de los demás ha dejado de importarme siempre que lo que esté haciendo me haga feliz a mí y no haga daño a nadie, por lo que en parte podría decir que sí hay alguna similitud.

Sin embargo, la colección está más enfocada a la empatía que siento por todos aquellos que realmente no pueden hacer lo que sienten. Todos aquellos que deben esconder sus sentimientos u orientación sexual porque su alrededor no los acepta. Incluso por todos aquellos que no se ven reflejados en el sistema que la sociedad admite como válido y no consiguen ser felices.

El blanco y el negro son los colores reinantes en esta nueva colección dando un aspecto dark, una apariencia ‘de luto’ a la esencia de tus prendas, ¿tiene algún significado esta selección cromática?

Son sin duda los colores con los que más cómoda me siento. Me encanta el contraste que crean, el juego de sombras y luces que consiguen y como combinan entre ambos. Los primeros looks tienen tejidos oscuros más rígidos, tupidos y duros, reflejando esas barreras en las que se encuentra el personaje del que hablo. A medida que avanza la colección, los tejidos se vuelven más transparentes, pero aún en tonos negros, haciendo una metáfora de que el personaje empieza a ver más allá de lo establecido. Estos tejidos acompañan formas más fruncidas y con patrones más complicados y deconstruidos. Al final, encontramos tules y organzas blancas, haciendo referencia a que la persona al fin ha encontrado ese camino que tanto ansiaba, fuera de las normas establecidas y siguiendo su instinto y sus sentimientos.

Las siluetas oversize, los volúmenes grandes y las líneas rectas están presentes siempre en todas tus creaciones ¿qué quieres transmitir con estas formas?

La silueta oversize es parte de mi ADN. Me encanta el protagonismo que adquiere la prenda y el impacto visual que provoca sobre el cuerpo. Así mismo, me gusta también combinarlas con prendas retorcidas, fruncidas y con volumen, para jugar siempre con las texturas y las formas. Al final lo que busco como diseñadora es transmitir sensaciones y que la prenda vibre, que te haga sentir, que no te deje indiferente y tú vibres, sientas y no dejes indiferente a nadie con ella viéndola o llevándola.

Paola Molet nace a penas hace un año y ya va a formar parte de 080 Fashion Barcelona, ¿qué supone para ti esta oportunidad?

Creo que todos debemos sentirnos agradecidos de haber sido escogidos para representar esta edición. Es todo un honor para mí, como diseñadora tan joven, poder mostrar mi trabajo en una plataforma tan importante como es la 080 Barcelona Fashion. Supone un empujón de salida para dar a conocer la firma que de otra manera no podría haber conseguido. Después de todos los nervios de la entrevista, el papeleo y demás, oír que estás dentro es la mayor satisfacción a nivel profesional que he vivido. Espero que la marca funcione y pueda seguir enseñando todas las ideas edición tras edición.

Si hay algo que caracteriza tu firma es el no gender, una forma de demostrar que la moda es universal, sin etiquetas. ¿Es algo que llega para quedarse?

‘Oh, l’amour’ propone una estética deconstruida y andrógina del cuerpo humano, valiendo así para todos aquellos que quieran vestirla. La masculinidad ortodoxa se pierde por ese concepto de un “todo, para todos”. Así pues, la línea femenina también es substituida por un look de líneas anchas, sin marcar la figura, y al que no le importa tu identidad sexual. Sin duda yo creo que este concepto será cada vez más presenta en las pasarelas, porque la moda evoluciona con la sociedad, siempre van de la mano, y todo lo que ocurra en un sitio lo veremos reflejado en el otro.

Este año, en gran parte debido al coronavirus, los desfiles están apostando más por formatos digitales en lugar de las front row tradicionales, ¿te has sentido cómoda?

Para mí ha sido igual de especial o más, en primer lugar, porque no tenía nada de experiencia a nivel pasarela ya que es mi primera colección, y en segundo lugar porque de esta manera amigos, familiares y conocidos que han querido ver la colección la han visto, cosa que, de haber sido presencial, no hubieran podido, por lo que ha llegado a muchísima más gente. Más que sentirme cómoda, me han hecho sentir cómoda. Toda la organización ha sido amable en todo momento, nadie me ha tratado como menos por ser mi primera vez y el resultado creo que refleja un trabajo muy bien hecho por parte de todos los que han intervenido (cámaras, modelos, organización…).Por lo tanto, estoy encantada con el resultado y lo volvería a hacer todas las veces más que tenga la oportunidad.

¿Cómo es el proceso de creación de las prendas de Paola Molet?

Siempre que ideo una colección, pienso en un concepto lineal, es decir, en el que transcurran acontecimientos para tener muchos frentes de inspiración. Intento crear historias propias y desarrollar personajes, puesto que la psicología de estos me permite tener muchos aspectos sobre los que idear conceptos que más tarde serán prendas. Me gusta dar vida a quienes serán el centro de la colección para así hacerlos partícipes y tener un hilo narrativo para captar el interés del espectador.

Respecto a las formas y patrones, se realizó todo en patrón con mi compañera Judith excepto una camisa que sí se hizo sobre maniquí para ver las larguras y los volúmenes. Muchas veces nosotras mismas e incluso familiares nos sirven de modelos y de maniquís cuando necesitamos ver una prenda puesta sobre cuerpo real. Al final, incluso hacer los patrones en plano siempre requieres del maniquí para comprobar la caída, los tamaños, las distancias, etc.

¿Confeccionas tú todo o cuentas con un equipo o la ayuda de terceros?

Algunas prendas las he confeccionado yo, como por ejemplo los corsés y algunos detalles de prendas. En general han sido cosidas por modistas y sastres profesionales, ya que apuesto siempre por el mejor resultado posible con la mayor calidad siempre.

Si tuvieses que destacar algo único y especial de tu nueva colección, ¿que sería?

Los detalles son lo que más destaca de mi colección. Hay una gran cantidad de puntadas, hilos, y demás cosidos uno por uno, y creo que ahí reside la gracia de hacer algo a conciencia a hacerlo en gran cantidad. Cada prenda ha sido mimada y se le ha prestado el tiempo que necesitaba. Algunos jerséis han costado semanas y otras camisetas en tres horas estaban acabadas. Planteo las prendas como las personas. Cada una es diferente y debe ser tratada concorde a sus necesidades.

Puedes ver más diseños en www.paolamolet.com

_