Maquillaje años 60: ojos, ojos, ojos

17 / 08 / 2021
POR África Poveda

Doble delineado, estilo ‘doll’, sombras vibrantes y pestañas kilométricas. Los básicos que no pueden faltar en un makeup de la época inspirada por los grandes cambios sociales y estilísticos. 

La década prodigiosa. Así se le denominó a los años 60, unos años en los que se vivieron grandes cambios sociales y políticos. Los tiempos anteriores habían estado marcados por la postguerra, pero la llegada de la nueva década se vio impulsada por toda una explosión musical tanto en Estados Unidos como en Inglaterra, sirviendo de modelo a seguir para una juventud que quería cambiar las cosas y diseñar su propio estilo en el vestuario. Janis Joplin, The Beatles, The Who, entre otros, fueron parte de los que se encargaron de acabar con los fantasmas de una época oscura en la historia de Londres cambiando el color de las calles, su banda sonora, la moda y la vida en general. Llegaba una revolución cultural o ‘Swinging London’. 

Venían de una época en la que la mujer debía lograr la felicidad a través del matrimonio. Sin embargo, muchas de ellas cambiaron ese pensamiento: mujeres independientes, con metas diferentes al de su esposo, rodeadas de sueños profundos. En general, surgió una nueva sensibilidad sobre el amor, el sexo, la familia y los valores gracias a la revolución sexual, la liberación femenina y la lucha contra la discriminación racial. 

Los 60´s se caracterizaron por todas las nuevas ideas y pensamientos que surgieron, y por ser la era de la juventud. La expresión individual y la personalidad se reflejaba a través de la moda y el estilo. Desde una mujer que optaba por un maquillaje más natural, hasta aquellas que preferían lucir uno más llamativo con sombra de color oscura y cejas bien. Brigitte Bardot, Jacqueline Kennedy o Yoko Ono fueron algunos de los iconos que marcaron un antes y un después y que a día de hoy todavía inspiran. Gracias a mujeres como ellas, las nuevas generaciones reclamaban prendas menos encorsetadas que fueran ligadas a sus deseos de libertad y diversión. Por eso, el nuevo ideal estético para la ropa no consistía en marcar curvas, sino en mostrar una imagen aniñada como juego de seducción, las famosas ‘lolitas’, que derivó en vestidos rectos, faldas acampanadas muy cortas y tacones anchos.

Cher

Cuando pensamos en el estilismo de los años 60, pensamos en la icónica modelo Twiggy, en sus pestañas postizas, eyeliner y sus labios al natural.  Un maquillaje que se convirtió en una de las tendencias más populares en la historia de la moda. La explosión de moda londinense trajo consigo este estilo más conocido como ‘modernist look’ o ‘mod look’.  

Ahora todas esas tendencias de belleza resurgen de nuevo en el mundo de la moda y el celuloide, aunque con algunas reinterpretaciones. Los maquilladores y estilistas necesitan inspiración constante para crear looks de los que todo el mundo hable y, a veces, esta llega a través de la revisión del pasado. A continuación dejamos algunas claves para entender mejor el estilo de maquillaje que ha reinado en la estética de los años 60. 

 

Estilo “doll”

Lo que busca el maquillaje de los 60 es un rostro que luzca una expresión infantil, una mujer seductora pero con imagen de niña, de muñeca. Algo muy propio de la modelo Twiggy y que inspiró a muchos estilistas de la época. Para lograrlo, el gran aliado siempre fue el eyeliner que vuelve a estar de moda hoy en día. Se debe centrar la atención en los ojos, marcándolos mucho y haciéndolos lucir más grandes de lo que son.

Para lograr un mejor resultado lo ideal era acompañarlo con sombras de tonos vibrantes y a la vez fríos, como el turquesa, los azules blanquecinos y el rosa pastel. Las pestañas son las protagonistas de conseguir ese efecto “doll”, alargadas tanto por arriba como por abajo. El mejor truco era utilizar pestañas postizas, mucha máscara de pestañas o incluso dibujarlas con eyeliner.

Shelley Duvall

El ‘cut crease’ como gran favorito

Uno de los maquillajes más característicos de la época era sin duda aplicar una sombra muy clara en todo el párpado móvil y marcar la cuenca del ojo con un color muy oscuro para crear esa profundidad exagerada. Para conseguir la sensación de un ojo más redondeado se utiliza un trazado grueso y negro por encima de la cuenca sin buscar ningún tipo de naturalidad.

Audrey Hepburn

Labios nude

En la década setentera ‘Los Ángeles de Charlie’ impusieron su estilo de moda, sobre todo Farrah Fawcett y sus labios en nude. Aunque el estilismo se encontraba dividido entre los hippies y la onda disco, en el maquillaje se pretendía dar protagonismo a los ojos a través de colores más discretos para los labios con colores nudes de coral, rosados y duraznos.

Penelope Tree

Sensación ‘cat eye’

Las cejas comienzan a tener un diseño muy distinto al que acostumbramos a ver en los años 40 y 50. Lo normal era marcarlas con un arco demasiado pronunciado pero con un trazado más grueso, algo parecido a lo que ocurre hoy en día, aunque con un estilo mucho más definido. De este modo la ceja envuelve de alguna manera el ojo y aporta esa sensación de mirada más grande y alargada.

Ronnie Spector

_