Marina Olivares o la naturaleza de plástico

01 / 08 / 2022
POR Lucía Benito

Ecoarte, futuro y la importancia de una segunda vida. En #VEINDIGITAL hablamos con la artista y performance sobre su pieza ‘Proyecto Bosque’.

Una tierra ahistórica, que habla del pasado y del futuro; así es el mundo que crea Marina Olivares con ‘Proyecto Bosque’. Toda esta idea nace a partir de la contraposición entre lo humano y lo animal, de un mundo que trata de adaptarse para poder sobrevivir. La apreciación por los materiales, por el medio natural, ese es el mensaje más importante que se puede sacar de la pieza artística. No hay necesidad de odiar algo cuando se puede aprender a reutilizarlo, a buscarle una nueva vida en vez de condenarlo.

Cuéntanos, ¿cómo nace ‘Proyecto Bosque’?

Proyecto Bosque fue el resultado final de ganar el Premio de Sala d’Art Jove 2021-2022. Gané la convocatoria con el dosier de otra idea de proyecto, pero al ver que no fluía busqué otras ideas que me motivaran y al final salió este vídeo. Al fin y al cabo los dos proyectos (el que iba a hacer y el que finalmente hice) tienen los mismos fundamentos conceptuales, así que tanto a las Plié Collective (colectivo gestor de Sala d’Art Jove) como a los curadores Dani y Víctor les pareció bien el cambio.

¿Qué podrías decir sobre todo el proceso creativo?

Lo único que sé qué hago a la hora de crear es rescatar cosas que me llamaron la atención en el pasado, ya sean ideas, dibujos, objetos… Y veo qué hacer con ese material. En este caso, empecé juntando una serie de materiales que había estado coleccionando desde hacía un tiempo y sin saber qué haría con ellos. Al juntarlos, me di cuenta que todos eran materiales manufacturados pero que tenían cierto aspecto orgánico. Luego intervine algunos de ellos para que tomaran ciertas formas y movimientos. Finalmente, construí algo parecido a un guión narrativo entre las piezas y el lugar donde creía que encajaban. Después de todo eso, lo grabé e hice la postproducción. Todo mezclado con divagaciones y colaboración de gente de mi alrededor. Así es como salió. Por otro lado, creo que lo más curioso del proceso creativo fue cuando estaba pasando un mes de vacaciones en Berlín el verano pasado, porque una amiga me había dejado su habitación, y tuve una cita con un chico alemán de Tinder. En aquel entonces llevaba bastante tiempo pensando en todos estos temas de intersección entre naturaleza y construcción cultural. El chico con el que quedé resultó haber estudiado Ecología en la universidad, así que cuando me lo dijo flipé y me puse súper contenta. Lo que parecía que sería la típica cita de Tinder de la nada se transformó en una entrevista al chico. Le pregunté muchas cosas que hacía tiempo que quería hablar con alguien sobre lo común y lo distinto entre el mundo animal y el humano. Me iba apuntando lo que me decía para no olvidarlo. Fue muy interesante y muy estimulante para mí. Aunque ninguno de los dos nos dijimos de volver a vernos jajaja.

¿Cuál es el mensaje que quieres transmitir a través de tu proyecto?

Apreciación por los materiales. Y apreciación por todos los seres del planeta. No odiar los plásticos sino apreciar los que ya están fabricados. Eso no quiere decir consumir plásticos. Para mí es importante y espero que se reduzca al máximo el uso y producción de los mismos. Pero los que ya están hechos, los que ya tenemos, los que sí hemos comprado: démosles un valor. Dar múltiples vidas a estos materiales, varias funciones. Porque creo que el hecho de banalizar este material (actualmente es muy barato) hace que lo desperdiciemos. Es un material que a lo mejor -en el mejor de los casos- dentro de unas décadas se dejará de producir como tal (quizá substituido por bioplásticos). Quizás probar a aplicar cierta mirada a los plásticos como si fueran ya materia histórica también ayuda para este propósito.

Viendo los detalles del vídeo, ¿cómo definirías la relación entre el ser humano y la naturaleza que plasmas en el vídeo?

En Proyecto Bosque solamente sale una persona y en momentos contados porque no quería que fuera protagonista de este relato. Estoy contenta con que su rol sea ambiguo. Me gustaba que en su presencia y acciones hubiera algo de descubrimiento hacia el sitio donde está, y a la vez que tuviera el mismo peso que los otros seres del bosque (los que llevé yo y los que ya estaban ahí). Por eso también decidí que la persona estuviera desnuda. Además de que, de esta forma, sitúa el relato en un espacio ahistórico, me gustaba la idea de que con la aparición de esta persona se remitiera a lxs humanxs del pasado, nuestrxs ancestrxs, pero que también pudiera ser una persona del futuro, que de repente se encuentra en este singular bosque en el que han quedado trazos de una cultura anterior.

¿A través de qué elementos expresas el estado actual de los bosques y de la naturaleza?

Más que intentar reflejar el estado actual de los bosques, mi intención ha sido, sobre todo, construir un relato que no existe, pero que podría existir. El terreno en el que se mezcla la realidad con la ficción creo que nos sirve para imaginar y ampliar horizontes. Aunque es verdad que ha habido un componente importante de reivindicación sobre el malbaratamiento de los recursos del planeta y de defensa por la preservación del medioambiente en mi motor a la hora de crear esta pieza, he trabajado con lo imaginario. Me gusta que pese a que los elementos usados tengan una carga simbólica por sí mismos, el conjunto de la pieza esté abierto a diferentes lecturas.

Siguiendo alguno de tus anteriores paisajes como ‘landScape’, ¿encuentras la inspiración en la naturaleza?

Me fascinan los fenómenos que se sitúan a medio camino entre lo natural y lo artificial. Ya sea lo que hay entre medio o lo que aparece dentro de lo otro, o lo que parece una cosa pero no lo es…. En fin, toda hibridación entre estos conceptos, que ponen en relieve que actualmente no existe tal separación. Hay un vídeo que me encantó respecto a todo esto: “Natura” de Bruno Latour i Gerard Ortín Castellví.

¿Cómo fue poder grabar toda la pieza en un lugar como Montseny?

Tengo muy buen recuerdo de cómo fue el rodaje. Fue todo posible porque amigxs quisieron ayudarme a realizarlo. Marc me ayudó a localizar y a encontrar soluciones creativas, Lisa además de ser la performer, me dio ánimos para encontrar la manera de hacer el vídeo, y Nico, Alba, Lucas, Mariona y Ignasi son artistazxs que supieron ver lo que el proyecto necesitaba y fueron súper generosos a la hora de crear. O sea que muy agradecida del trabajo en equipo aka simbiosis con amigxs.

Créditos:

Concepto  y Dirección: Marina Olivares (@marinalvrs)

Piezas de arte: Marina Olivares

Director de Fotografía: Nicolás Colque (@nicolascolquevaldes)

Diseño de Sonido: Lucas Mathias (@pura.cadera)

Montaje: Marina Olivares

Foquista: Alba Postigo  (@albapostigobarahona)

Producción: Mariona Triadú Galí (@marionagali)

Performer: Lisa Reventós (@lisa.reventos)

Diseño Gráfico: Ignasi Ayats (@ignayats)

Ayudante de Producción: Lisa Reventós

Agradecimientos: Marc Molins, Familia Soriano Capell

Con el soporte de Sala d’Art Jove 2021-2022